Bolivia: indígenas denuncian al Estado por vulnerar los derechos de la madre tierra

Una de las dirigencias del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) marcharon por el Clima, este sábado en Alemania. Denunciarán ante el Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza la vulneración de los derechos de la madre tierra en su territorio.

El presidente del TIPNIS, Fabián Gil y la presidenta de las mujeres, Marqueza Teco participaron de la movilización y serán los responsables de presentar ante el Tribunal Internacional su denuncia en contra del Estado boliviano y del gobierno del presidente Evo Morales.

Sesión del Tribunal

El tribunal sesionará el 7 y 8 de este mes, en su cuarta sesión en la que escuchará los casos de violación de los derechos de la naturaleza en todo el mundo, serán las voces indígenas en particular que afectadas por los daños a sus territorios los que expresarán sus preocupaciones.

Esta instancia estará conformada por los jueces: Tom Goldtooth, Cormac Cullinan, Osprey Orielle Lake, Alberto Acosta, Shannon Biggs, Simona Fraudatario, Fernando Solanas, asimismo prevé un grupo de fiscales. Su resolución tiene un peso moral para los Estados.

El evento se realiza en paralelo a la Cumbre de las Naciones Unidas por el Cambio Climático (COP23) en Bonn, Alemania, donde los gobiernos pretenden alcanzar acuerdos en torno a esta temática.

Aunque la sociedad civil tiene poca esperanza en esta instancia por los resultados poco efectivos que ha demostrado en las diversas cumbres.

En el caso bolivianos, Gil y Teco sostienen que el TIPNIS que tiene una doble condición de territorio indígena y reserva natural corre el riesgo de que su relación entre el hombre y la naturaleza sea afectada por las obras que el Gobierno pretende construir.

Desde el 2011, el Gobierno central ha postergado la construcción de la carretera por medio del TIPNIS, para las autoridades este vinculación carretera de los departamentos de Beni y Pando son estratégico para la integración del país.

Sin embargo, una fracción de indígenas que cuestionan este proyecto cree que atenta contra su la armonía del medio ambiente y la biodiversidad.

Otra fracción de indígenas ha manifestado su respaldo a que se quite la intangibilidad del TIPNIS para impulsar las políticas gubernamentales.

El País Online