Ecuador: la mayoría de los legisladores oficialistas decide apoyar a Lenin Moreno y la consulta popular

La mayoría de los legisladores del bloque gubernamental Alianza País (AP) respaldó hoy al presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, una semana después de que un grupo leal a su antecesor Rafael Correa le destituyera al frente de la formación.

En total, 46 de los 74 asambleístas que conforman ese bloque parlamentario reafirmaron hoy en la Asamblea Nacional (Parlamento) su adhesión a un documento de respaldo a la gestión de Moreno como presidente, así como a la convocatoria de consulta popular anunciada por el Gobierno, informó el principal diario público El Telégrafo, miembro del Grupo de Medios Públicos, que ha tenido acceso al documento.

El grupo parlamentario de AP celebró este martes su primera reunión después del golpe de mesa dado por la facción correísta para destituir a Moreno como dirigente, arguyendo una cuestión técnica del reglamento como su falta de asistencia a las reuniones del grupo, aunque de trasfondo fue el enconamiento originado a raíz de profundas diferencias en torno a sus políticas.

A la cita de hoy asistieron 72 legisladores, entre ellos, el excanciller Ricardo Patiño, designado hace una semana como dirigente del movimiento en sustitución de Moreno, decisión anulada por un tribunal y que mantiene al actual presidente como líder de AP.

La inusual resolución adoptada por el ala contraria a las políticas de Moreno dentro del partido con el que ganó las elecciones en abril, supone uno de los desafíos más importantes que ha tenido que afrontar el actual mandatario a cinco meses de llegar al cargo y pone de manifiesto la fractura que parece inevitable de la formación.

La reunión del bloque se extendió durante cuatro horas y, aunque figuraba en el orden del día, en la reunión no se definió la postura oficial frente a la situación del vicepresidente sin funciones Jorge Glas, en prisión preventiva por un presunto delito de asociación ilícita en relación a la trama de corrupción Odebercht.

El presidente de la Asamblea Nacional, José Serrano, manifestó en una rueda de prensa posterior que la mayoría de los integrantes del grupo decidió respaldar al presidente para no torpedear el cumplimiento de las propuestas de campaña y la lucha contra la corrupción.

Los asambleístas también cerraron filas en torno a la consulta popular convocada por Moreno para principios de 2018 y solicitó a las miembros provinciales de Alianza PAIS que acaten las resoluciones de la mayoría del bloque y que no “hablen a título personal”.

Y anunció que la próxima semana se presentará una resolución a la Cámara legislativa para debatir sobre la pregunta propuesta en la consulta popular sobre la transitoriedad del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social -polémico organismo de control del correísmo- y en el caso de ser aprobada será enviada a la Corte Constitucional para verificar su legalidad.

La República


Con firmas de oposición y una de AP presentan juicio político a Jorge Glas

A pocas horas de conocer si el fiscal acusará o no al vicepresidente Jorge Glas por asociación ilícita en caso Odebrechet en Ecuador, la oposición y una militante de Alianza PAIS oficializaron el pedido de juicio político por cohecho y concusión en su contra.

La solicitud fue presentada por los representantes del PSC, CREO y SUMA, que llevaron 50 rúbricas. Una hora después, Encarnación Duchi (PK), a nombre de la Bancada de Integración Nacional (BIN), anunció su adhesión al juicio con 14 más. Con ello sumarían 64.

El documento, una vez en manos del presidente de la Asamblea, pasará a conocimiento del Consejo de Administración Legislativa (CAL).

En su argumento, los solicitantes del juicio fundamentan su acusación en hechos relacionados al cometimiento de delitos en la ejecución y gestión de varias obras dentro de los llamados sectores estratégicos que estuvieron bajo responsabilidad de Jorge Glas, como ministro y vicepresidente.

El pedido se sustenta en la vinculación y la formulación de cargos que realizó el fiscal general Carlos Baca al segundo mandatario dentro de la trama de corrupción de Odebrecht; por “ejercer directa influencia en el ámbito de las funciones encomendadas y facilitando así la consumación del ilícito”.

En la acusación se incluye, además, el informe de la Contraloría que determinó indicios de responsabilidad penal contra Glas en la concesión del pozo Singue; así como una acusación del caso Caminosca; y otras de cohecho, peculado y enriquecimiento ilícito en el caso Petroecuador, que llevó a sentencia al exministro Carlos Pareja Yannuzzelli.

Uno de los primeros obstáculos que debe enfrentar este juicio es el CAL. Semanas atrás archivó un primer intento de juicio a Glas, presentado por la misma oposición. Si admite el trámite, el proceso pasará a dictamen de admisibilidad de la Corte Constitucional; luego iría a la Comisión de Fiscalización que deberá elaborar un informe para conocimiento del pleno.

Roberto Gómez (CREO) dijo que el Ecuador no tolera más la corrupción, y que los bloques de oposición entregan la solicitud del juicio para destituir al vicepresidente.

Henry Cucalón (PSC) manifestó que la interpelación a Glas no tiene dueño, que su propietario es el pueblo, y que la Asamblea debe cumplir su misión histórica de procesarlo, enjuiciarlo y destituirlo.

En la lista de los 64 asambleístas firmantes consta la rúbrica de la legisladora oficialista Marcia Arregui y hasta ayer la oposición esperaba sumar las de otros de sus coidearios, en especial lo que apoyan al presidente Lenín Moreno.

El Universal