Entrevista a Máximo Quitral Rojas, politólogo chileno: “El Frente Amplio estaría abriendo un nuevo ciclo político en Chile”

Entrevista a Máximo Quitral Rojas, politólogo chileno

Por Nadia Luna – Nodal

Este domingo se realizaron las elecciones presidenciales en Chile y al expresidente Sebastián Piñera (2010-2014) no le alcanzó para triunfar en primera vuelta (36%). El empresario irá al balotaje el próximo 17 de diciembre contra el candidato del oficialismo Alejandro Guillier, que obtuvo un 22%. En tercer lugar quedó la periodista Beatriz Sánchez, del Frente Amplio, quien sorprendió a muchos al obtener un 20% de los votos (muy por encima del 8% que le pronosticaban los sondeos). Sin embargo, no le alcanzó para pasar al segundo round y ahora deberá definir por cuál candidato se pronunciará.

Para conocer los aspectos clave de estas elecciones, Nodal habló con el investigador chileno Máximo Quitral Rojas, doctor en Ciencia Política, historiador y docente. Es autor de los libros “América Latina: nuevas miradas desde el Sur” y “La estética del dolor social”, entre otros.

Si bien Piñera no obtuvo el porcentaje de votos que auguraban las encuestas, pasó holgadamente al balotaje. ¿Considera que su buen desempeño tiene que ver más con políticas de su gestión anterior o con las fallas que ha tenido el gobierno de Bachelet?

Hay una mezcla de factores que explican que la derecha haya obtenido la principal ventaja. Creo que en parte pasa por su gestión: hay un recuerdo en la ciudadanía con respecto a cifras económicas que respaldan su discurso. Además, ha logrado alinear a gran parte de representantes de la derecha en términos de motivarlos a participar del proceso electoral y votar. Pero también, creo que responde a fallas en la estrategia comunicacional y política desarrollada por el candidato de la Nueva Mayoría. Son elementos que en el comando de Guillier se están ajustando y que han significado, por ejemplo, la modificación de algunos personeros políticos dentro del propio comando, pensando en mejorar las estrategias para la segunda vuelta.

¿Cuáles son las principales fortalezas y debilidades del candidato oficialista Alejandro Guillier?

Creo que una de sus fortalezas es mostrarse distante de los partidos políticos tradicionales, entendiéndose que hay una evidente despolitización en Chile y una distancia entre las estructuras partidarias históricas con la ciudadanía. Segundo, tiene un manejo comunicacional importante, que le puede ayudar a capitalizar los votos para la segunda vuelta. En tercer lugar, no está vinculado con escándalos de corrupción y, por tanto, tiene cierta pureza política en ese sentido. Las debilidades, creo yo, son que se ha mostrado bastante ambiguo con respecto a algunas posiciones políticas y eso le ha significado una crítica abierta desde los medios de comunicación y la propia ciudadanía. Otra crítica que le podría hacer es que no ha sabido hacer una lectura correcta del escenario político que le permita bajar el contenido de los programas a la ciudadanía, cuestión contradictoria siendo que tiene una larga tradición en el periodismo y las comunicaciones.

La candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, ha sido la gran sorpresa de los comicios y el partido se consolida como tercera fuerza. ¿A qué sectores apuntan sus propuestas?

Beatriz Sánchez responde a las demandas históricas de los movimientos estudiantiles. Ella es el rostro de dirigentes estudiantiles que pasaron de la demanda gremial a constituirse en un actor político. Por lo tanto, recoge demandas históricas postergadas por los gobiernos de la concentración, como el de Sebastián Piñera. Las materializa en un programa de gobierno y le da viabilidad política a esas demandas. Creo que Beatriz viene a llenar un vacío de identificación política con ese sector que no estaba representado. Esto no quiere decir que haya salido más gente a votar producto de su candidatura. Por el contrario, bajó la participación electoral en la elección presidencial en comparación a la de 2013. Pero sí responde a las demandas postergadas; a la distancia entre los sectores más jóvenes y la política tradicional; y está pensando en un nuevo Chile, muy distinto que el de hace 5 ó 10 años atrás. Un Chile que ya no está tan convencido de que es positivo el neoliberalismo extremo en nuestro país ni que pagar por todo es el camino que hay que adoptar. El Frente Amplio estaría abriendo un nuevo ciclo político en Chile.

A poco de concluir su mandato, ¿cuáles han sido los principales logros de Bachelet y cuáles las principales políticas que han quedado en el camino?

El tema del aborto (despenalización en tres causales) es uno de sus principales legados. La transformación del sistema electoral, con sus zonas grises que hay que seguir modificando, y el voto de los chilenos en el extranjero también son elementos fundamentales. Ahora, ¿cuáles son los temas pendientes? Gratuidad universal total en la educación, terminar con la mercantilización de la educación en todos sus niveles. El tema de las AFP, qué tipo de pensiones queremos. Se ha creado una comisión y aparentemente los resultados han quedado guardados en el cajón del escritorio de la presidenta. Otro tema importante que quedó pendiente es el sueldo mínimo y mayores derechos para los trabajadores. Esos elementos no están del todo claros en la candidatura de Guillier. Son elementos estructurales de Chile de los que tienen que hacerse cargo un gobierno y a la presidenta le faltó tiempo para poder desarrollarlos en profundidad.

Más información:

Elecciones en Chile: Sebastián Piñera y Alejandro Guillier competirán por la presidencia en segunda vuelta el próximo 17 de diciembre

El Frente Amplio chileno mantiene en duda su postura ante al balotaje: “No tenemos ninguna ansiedad”


VOLVER