Evo Morales asegura que si va a elecciones en 2019 ganará con más del 70%

El presidente Evo Morales aseguró este domingo que si va a las elecciones presidenciales en 2019 ganará con más del 70% de los votos.

“Ganamos con más del 50%, 60%. Si vamos a las elecciones (2019) y desafió a la derecha, la próxima vamos a ganar con más del 70% de votos, vamos a seguir acercándonos a la democracia popular, la verdadera democracia. No estamos muy lejos de eso”, afirmó el mandatario.

Morales remarcó que su gobierno se caracteriza por practicar la “verdadera democracia” para elegir a las autoridades de Estado y no la “dedocracia”.

“Nosotros practicamos la democracia, aquí el pueblo con su voto elige a presidente y no el Congreso. En los gobiernos neoliberales, los partidos políticos se juntaban, como no tenían mayoría hacían alianzas y levantaban los dedos y así elegían, eso es la dedocracia”, dijo.

Movilizaciones

El mandatario dijo estar sorprendido y agradecido con las movilizaciones que se registran para apoyar su reelección en 2019 y aseguró que esas movilizaciones son en defensa de la “verdadera democracia”, a diferencia de la concentración del 10 de octubre convocada por la oposición.

“Estoy sorprendido por las movilizaciones y marchas de los hermanos (…). Ahora el pueblo verdaderamente sale a defender la democracia. Están arrepentidos de convocar a la concentración del 10 de octubre, supuestamente para defender la democracia, para cuestionar la repostulación. Se aplazaron. Qué moral tienen para defender la democracia, si todos vienen de gobiernos neoliberales”, indicó.

El País


Evo: “El crecimiento económico no es un milagro, es una lucha”

El presidente Evo Morales dijo que el crecimiento económico de Bolivia no es producto de un “milagro”, como afirman algunos medios de prensa internacional, sino es el resultado de la lucha del pueblo, que materializó la nacionalización de los recursos naturales desde hace 11 años.

“No hay ningún milagro económico, aquí es una planificación inspirada en la lucha del pueblo boliviano, el pueblo es tan sabio y sabe exactamente qué tienen que hacer sus autoridades y gobernantes”, dijo en un acto en el que entregó una unidad educativa en el municipio de Entre Ríos, en Cochabamba.

El Jefe de Estado dijo que los bolivianos nunca deben olvidar que a partir de la nacionalización, instaurada en 2006, la situación económica del país cambió, situación que a la fecha es reconocida por organismos internacionales.

Actualmente, Bolivia, que en 2006 -con la llegada de Morales a Palacio Quemado, recuperó propiedad sobre sus recursos naturales- vive de sus exportaciones, principalmente de gas natural.

Según el Gobierno, gracias a la política de nacionalización, al menos dos millones de bolivianos, principalmente campesinos, han salido de la pobreza en los últimos 11 años en que el país dejó el “sótano de la depauperación de Sudamérica”.

En los últimos 10 años de la gestión de Morales, la economía de Bolivia creció en promedio 5% y el Producto Interno Bruto (PIB) nominal subió 196% hasta alcanzar 33.794 millones de dólares, según el informe presidencial de 2016.

Los índices de crecimiento económico alcanzados año tras año mostraron una economía boliviana estable y blindada en la región. “Después de casi 12 años de Presidente vamos bien, estos días en los periódicos pasaron informaciones desde Europa y desde el norte de que Bolivia sigue siendo el país con mayor inversión, pero con mayor crecimiento económico”, aseguró el mandatario.

Minutos antes, mediante su cuenta oficial de Twitter, el Jefe de Estado saludó el análisis positivo que realizan diversos medios de comunicación internacional sobre la economía de Bolivia y sus políticas aplicadas en ese campo durante los últimos años.

Economía “en pie”

Publicación.- La agencia de noticias española RT señaló que “en medio de los embates de la crisis mundial que se vive y de presiones externas contra el gobierno de Evo Morales, la economía boliviana ha sabido mantenerse en pie”. En un artículo, publicado el pasado sábado, ratifica a Bolivia como el país suramericano con mayor crecimiento en 2017.

Página Siete