Correa encabeza un acto en Quito y afirma: “Quedaremos menos pero seremos más”

Rafael Correa: Nosotros no somos los traidores, son ellos

Cientos de militantes recibieron este martes con vítores y emoción al expresidente Rafael Correa, quien por primera vez pisaba Quito desde que abandonó Ecuador en julio pasado, y con consignas como la de “Fuera Lenín fuera”, en alusión al actual presidente del país.

La concentración tuvo lugar en la popular avenida de los Shyris, frente a la sede central del movimiento Alianza País en la capital ecuatoriana, a la que Correa llegó a media tarde de este martes para reunirse con líderes locales del partido y asambleístas.

Una fuente de la seguridad de la sede dijo a Efe que unos 25 asambleístas participaban en la reunión, que se celebraba a puerta cerrada mientras afuera se iban concentrando los seguidores del exmandatario con decenas de banderas de color verde del movimiento Alianza País y algunas de Ecuador.

La cita con los dirigentes, entre los que estaban el excanciller Ricardo Patiño y la depuesta secretaria de AP Gabriela Rivadeneira, se vio interrumpida por una breve intervención de Correa a sus cientos de seguidores desde el tejado del edificio, en la que, casi afónico, volvió a repetir las consignas desde que llegó al país la madrugada del sábado.

Este viaje, dijo a los militantes, es “fruto de la traición, de la agresividad de los de siempre” y aseguró que “en cada rincón de la patria” ha sentido el calor de los suyos y aseguro que “somos muchísimos más”.

La presencia en lo alto del edificio por parte de Correa, vestido con camisa verde y con Rivadeneira a su derecha, propició una ola de excitación y gritos, mientras él señalaba con el dedo hacia el sur -con dirección al Palacio presidencial de Carondelet- para indicar dónde estaba, a su juicio, el foco de la “traición”.

“Nosotros no somos los traidores, son ellos”, repitió al referirse al Gobierno actual, al que acusó de abusar de la lucha contra la corrupción “para tratar de perjudicarnos”, lo que calificó de “imperdonable”.

“Saben que jamás hemos tolerado la corrupción. ¡A no dejarnos ganar la batalla moral!”, instó a los presentes, muchos de los cuales portaban carteles con la fotografía de Correa al estilo del artista Andy Warhol y la leyenda: “Se fue a volver”.

También había un corro de seguidores con camisetas en las que se podía leer: “Séptima Convención, Brigadas RC”, acrónimo de Rafael Correa.

La Séptima Convención se refiere a la disputada convención nacional de AP que convocó el ala correísta del movimiento para el próximo domingo, en Esmeraldas (noreste), para decidir sus próximos pasos frente a lo que consideran la “traición” del presidente Lenín Moreno a los principios de la Revolución Ciudadana.

Los correístas acusan al actual presidente ecuatoriano, formalmente de su misma formación política, de haberse apartado del proyecto social y económico que el exmandatario, residente en Bélgica desde julio, inició cuando asumió el poder por primera vez en 2007.

En la sede de AP, la habitual fotografía del presidente Moreno fue sustituida por un cartel de “#Bienvenido Rafael”, mientras a sus puertas de color verdes y en las rejas exteriores se agolpaban decenas de simpatizantes.

Los otros merodeaban por los alrededores de la gran avenida o esperaban con expectación la salida de su líder desde unas antiguas gradas allí construidas, pero que no estaban llenas.

Aunque no hay cifras oficiales de participación, ante el edificio habría concentradas entre 500 y 1.000 personas.

El acceso a la sede era esta tarde un ir y venir de diputados y líderes del movimiento, frente a un público que esperaba ver a Correa con la máxima ansiedad y expectación.

“Es un orgullo ecuatoriano estar hoy en Quito para estar con Correa”, decían algunos de los participantes, llegados desde distintas zonas del país.

Una mujer, llorando de la emoción, repetía ante Efe que “Somos la gente”, y recordaba que durante el Gobierno de Correa se dieron “20.000 becas”, cuando antes “no teníamos ni agua”.

Entre los manifestantes, los organizadores repartieron una carta abierta de Correa a la militancia con todos los males de los que acusa a su sucesor, y el llamamiento de que “la única batalla que un revolucionario no puede perder es la batalla moral”.

Al otro de la calle, del lado del popular parque de la Carolina, junto a la tribuna, un grupúsculo de opositores, apenas 15 o 20 personas gritaban: “¡Preso Correa, preso Correa!”, “¡Ladrón!”.

Metro Ecuador


Expresidente de Ecuador llama a “superar diferencias en paz”

“Somos gente de paz pero vamos a hacer respetar nuestros derechos, en paz pero con firmeza” dijo este martes el expresidente Rafael Correa, previo a la reunión con miembros de la Dirección Nacional del Movimiento Alianza PAIS (AP), en la sede de la organización política, en Quito.

Rechazó los actos violentos protagonizados por sectores de la oposición. “Basta de generar violencia, basta de agresividad, vamos a superar nuestras diferencias en paz, en democracia, en base el voto popular”, sostuvo Correa, quien también es el presidente vitalicio del movimiento.

Pidió portar la camiseta verde y colocar banderas en las casas. “Hoy más unidos que nunca”, dijo ante cientos de militantes y simpatizantes apostados, con carteles y retratos del expresidente, en los exteriores de la sede de AP a donde también llegaron los críticos del gobierno.

Más temprano, el exjefe de Estado, quien llegó al país el sábado anterior procedente de Bélgica, atendió una entrevista en radio Saracay de Santo Domingo, en donde indicó que regresó obligado por las circunstancias. “La gota que derramó el vaso es que quisieron apropiarse de Alianza PAIS”, dijo al indicar que esta crisis permitirá volver a las raíces. “Quedaremos menos pero seremos más”, agregó.

Explicó que el motivo concreto de su viaje es “ayudar a preparar la VII Convención de Alianza PAIS con todo un equipo de voluntarios”, ya que se están enfrentando a una disputa en desventaja. “Esto es como David contra Goliat”, advirtió.

Aunque no quería volver a la política, sostuvo que con todo lo que está pasando posiblemente volvería a candidatizarse.

Andes


Moreno: “Tengan cuidado ellos, porque somos un pueblo manso, pero que cualquier momento puede dar una cornada”

El presidente Lenín Moreno presentó este 28 de noviembre, en Riobamba, el Plan Nacional de Desarrollo 2017-2021
En el marco del encuentro, el Jefe de Estado se refirió al proceso político actual. Dijo que un mandatario cumple con su periodo “para servir, sacrificar la familia y tu vida”, pero que no piensa en volver al “poder”.

Señaló que los ecuatorianos le dieron la oportunidad de gobernar el país. “No sé como mismo fue, lo único que recuerdo es un presidente, en un estudio que tenía en Ginebra, que me pidió que sea su candidato y diciéndome que la Revolución y el proyecto debe continuar, y que no se puede hacerlo si no era yo el candidato”.

Por ello dijo que al llegar a la presidencia “empezó una tarea de reconciliar al país”. Agregó que ahora se cuenta con “un país reconciliado, que empieza a respirar libertad”.

Dijo que ahora los ecuatorianos sienten “que se puede denunciar a los corruptos y los tenemos identificados y ello lo saben”. Pero enfatizó que se encontró con un problema y es que “los responsables de justicia fueron designados por ellos mismos”.

Por ello lanzó una advertencia: “Tengan cuidado ellos, porque somos un pueblo manso, pero que cualquier momento puede dar una cornada, y en más de una ocasión, los dictadores, los que quieren imponer criterios, saben que éste pueblo no lo va a tolerar. Este pueblo quiere justicia y se alineó a la cirugía mayor a la justicia”.

Moreno dijo que con la consulta popular solamente se busca regresar a la Constitución de Montecristi, “y dicen que es inconstitucional”. Recordó que la consulta pretende consultar a los mandantes, “al pueblo”.

Reiteró: “Por favor que no nos tienten, hemos dejado que funcione libremente, pero por favor cuando se alcanza niveles de alcahuetería y quebrantamiento de derechos, de los elementos más sustanciales de la ética, ese momento ya tendrán que enfrentarse a un pueblo, que respetuosamente podrá decirles y mandar a más de uno a su casa”.

Dijo que recorrerá cada rincón de la Patria para escuchar a la gente y luchar contra las inequidades. “Hace rato no se planifica, con la Revolución la planificación retorna al gobierno”.

Recordó que el Plan Nacional de Desarrollo es obligatorio y mandatorio y principalmente obliga a ser responsable con los recursos públicos. Reiteró que el Estado tendrá que pagar $ 10 mil millones.

Aseguró que el gobierno está planificando “para las presentes y futuras generaciones, para Toda una vida”.

Finalmente se refirió al proyecto de ley económico urgente y dijo que el propósito es cuidar la dolarización, “porque con ella la gente se siente protegida”. Añadió que no quiere “dejar deudas millonarias y obras inconclusas a los gobiernos venideros”. También recordó que el gobierno anterior le dejó “más de 600 obras inconclusas, con problemas, a veces ni la propiedad, y la mayoría con sobreprecio y contratos complementarios”.

El Jefe de Estado recordó que en el Plan Nacional de Desarrollo se entregaron más de 4 mil propuestas y 12 mil proyectos que fortalecerán los objetivos del Plan de Desarrollo.

El Tiempo


Contexto NODAL
El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, fue detenido el lunes 2 de octubre por orden del juez Miguel Jurado, quien lo acusa de asociación ilícita en el marco del caso Odebrecht. Previamente, el 3 de agosto, el presidente Lenín Moreno le había retirado sus funciones profundizando la crisis en el oficialismo. Un sector de Alianza PAIS denuncia que se trata de una persecución política contra uno de los principales aliados del expresidente Rafael Correa. El pasado 4 de octubre, Moreno designó como vicepresidenta encargada a María Alejandra Vicuña. El juicio a Jorge Glas inició el 24 de noviembre.

Glas afirma que no hay pruebas en quinto día de juicio

Por quinto día consecutivo, el Tribunal Penal de la Corte Nacional de Justicia, en Quito, continuó este martes la audiencia de juzgamiento en contra de once imputados, entre ellos el vicepresidente Jorge Glas, dentro del proceso que investiga un presunto delito de asociación ilícita en el caso Odebrecht.

En un primer receso, Glas volvió a reiterar a la prensa que no ha sido nombrado por ninguno de los informes “de las empresas instrumentales que se utilizaron para supuestos actos de corrupción”.

Durante estos días, el Ministerio Público ha presentado testigos y pruebas documentales que, según reafirmó el vicepresidente, ratifican su inocencia. “En ninguna de las audiencia se ha presentado una sola prueba porque no he cometido ningún ilícito, todos los testimonios son a mi favor, ningún testimonio se ha presentado en mi contra”, anotó.

Sin embargo, denunció que “al final la Fiscalía se está quedando con el testimonio del corrupto confeso de José Santos, que no es parte del proceso porque la Fiscalía lo exculpó y se abstuvo de acusarlo”.

De su lado, César Montúfar, acusador particular de Glas en el caso Odebrecht, dijo este martes que las audiencias se desarrollan con las pruebas periciales y testimoniales que “abonan la tesis de que la asociación ilícita existió, para afectar gravemente al Estado ecuatorino (…) donde el Vicepresidente de la República tuvo un rol fundamental”.

La víspera la defensa del vicepresidente de la República anunció que pedirá que se llame a declarar como testigo al exmandatario Rafael Correa. “Lo fundamentaremos debidamente toda vez que el vicepresidente Jorge Glas es víctima de una vil patraña y no ha cometido delito”, indicó.

El jurista dijo que fundamentará el pedido luego de que en el cuarto día de audiencia el exsecretario jurídico de la presidencia, Alexis Mera, mencionó en reiteradas ocasiones a Correa en temas relacionados con el proceso.

Mera señaló que en una ocasión se reunió con Correa y Glas, quien les informó que había la posibilidad de llegar a un acuerdo con Odebrecht, con la condición de que esta empresa repare íntegramente los daños en la central San Francisco y pague una indemnización por los meses que estuvo paralizada. Previamente Glas había liderado el proceso de expulsión del país de esta constructora por irregularidades en la construcción de la referida central hidroeléctrica.

No obstante, el fiscal del Estado, Carlos Baca Mancheno, adelantó que no se puede considerar el llamado a declarar al exmandatario Correa, debido a que esa solicitud ya fue excluida por el juez encargado de la etapa preparatoria de juicio.

Montúfar agregó que el exmandatario Rafael Correa debería estar vinculado al proceso de otras audiencias. “Correa debe ser vinculado a los otros procesos judiciales que se han abierto, especialmente aquella de cohecho (…) él tiene que ser investigado” dijo.

Baca indicó que esta etapa continuará por varios días más, toda vez que falta presentarse más testigos, así como la entrega de otras pruebas y la fundamentación de los elementos de descargo de los procesados.

Se presentaron las audiencias de tres testigos por parte de la Fiscalía este martes, entre quienes estuvieron Erickson G., Julio T. y Alfredo A. Las audiencias de juzgamientos continuarán la tarde de este martes a las 14H30.

Son 46.000 fojas del expediente y se atenderán más de 50 testigos, peritos civiles y policías y documentos, explicó el fiscal. El proceso se sustancia contra nueve personas, entre ellas el segundo mandatario, mientras otros cuatro presuntos implicados están prófugos.

Cuatro directivos de la constructora brasileña, entre ellos un autor confeso de la trama de entrega de sobornos, fueron absueltos por el fiscal Baca. La constructora enfrenta procesos legales en doce países.

Andes