El gobierno uruguayo firma acuerdo para construir la planta de celulosa más grande del mundo

UPM y el gobierno firman acuerdo para construir la planta de celulosa más grande del mundo

El gobierno y UPM firmaron un histórico contrato de inversión para la construcción de la planta de celulosa “más grande del mundo”, con una capacidad para producir 2 millones de toneladas anuales y una inversión total de 2000 millones de Euros.

Se trata de la más grande inversión de la historia “superior a los 1.000 millones de dólares anuales”, que significará el pago de tributos por “120 millones de dólares al año” y “permitiría un crecimiento permanente de más de 2% del PIB” en la economía uruguaya.

Este contrato pone fin a la primera etapa de negociación. Ahora se abre la segunda etapa, donde el gobierno y UPM se comprometen a realizar distintas obras que permitan, en un año y medio o dos, tomar la decisión final de construir o no la segunda planta de celulosa.

De concretarse la obra, se generarían “8.000 puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos” para el país y que se pagarían “200 millones de dólares anuales en salarios”.

Una vez iniciada la producción, UPM deberá además pagar al Estado un canon anual de 3,5 millones de dólares durante toda la vida útil de la fábrica, más un canon extra de igual monto durante los primeros 20 años de producción. Es decir que en total el canon sería de 7 millones de dólares en el caso de que la planta produjera más de 2 millones de toneladas.

UPM planea construir una fábrica capaz de producir entre 1,9 millones y 2,4 millones de toneladas.

Red ferroviaria

Por su parte, el gobierno uruguayo asume el compromiso de crear las condiciones de infraestructura necesarias para facilitar la logística de la empresa.

Entre las principales obras a desarrollar, se compromete a construir una nueva red ferroviaria y de carreteras para unir el punto de producción con el puerto de Montevideo.

La planta se ubicará en Durazno, entre Paso de los Toros y Centenario, sobre el río Negro, y UPM realizará una contribución de 3 millones de dólares para mejorar la calidad del agua del río.

También apoyará el financiamiento del tratamiento de efluentes de Paso de los Toros y pueblo Centenario con un aporte de 7,5 millones de dólares.

En materia energética, la empresa finlandesa contribuirá al financiamiento de la infraestructura eléctrica correspondiente a UTE por 2 millones de dólares anuales, durante 5 años.

Por último, UPM financiaría distintos proyectos de desarrollo para proveedores; I+D; Centros Tecnológicos, por 1,5 millones de dólares anuales, durante 23 años por un total de 34,5 millones.

Obras en el Puerto

Como parte de los compromisos asumidos, el gobierno promoverá la concesión de una terminal especializada en celulosa con acceso ferroviario en el puerto de Montevideo para garantizar una salida confiable y competitiva a los mercados de exportación.

La inversión total por parte del gobierno es de aproximadamente USD 1.000 millones, necesarios para permitir el establecimiento de una infraestructura logística eficiente en el interior del país.

Canon

En relación a la zona franca para operar, la capacidad de planta probable será entre 1.900.000 y 2.400.000 toneladas, implicará un canon de 3,5 millones dólares durante toda la vida de la planta, siempre que la producción supere los 2 millones de toneladas, con un canon adicional por el mismo monto durante los primeros 20 años de producción de la planta.

Este canon supera 10 veces los ingresos para el país por la operación de las otras dos zonas francas de las plantas de celulosa ya existentes. Como agregado, desde la autorización de la zona franca hasta el comienzo de las operaciones, se pagará un canon de 1 millón, 50.000 dólares, hasta el comienzo de las operaciones.

Álvaro García: “Impactará en el desarrollo del país”

El director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, subrayó en conferencia de prensa que la de UPM “sería la mayor inversión privada en la historia del Uruguay”, impactará de forma significativa en el desarrollo del país: un crecimiento permanente de más del 2% del Producto Bruto Interno, un incremento de las exportaciones del orden de los 1.000 millones de dólares anuales y una recaudación de unos 120 millones de dólares anuales en tributos.

Generará unos 8.000 puestos de empleos directos e indirectos, tanto por la planta como por toda la cadena de valor. Esto implicará unos 200 millones de dólares anuales en salarios. Asimismo, creará oportunidades para más de 600 pequeñas y medianas empresas locales. Se estima que el producto per capita en las zonas de influencia crecerá entre un 10% y un 15%. García sostuvo que el impacto en la zona centro y noreste del país fue un elemento fundamental del proceso de análisis de las negociaciones. Esa zona tiene un menor desarrollo relativo que el resto del territorio.

Por otra parte, con la instalación de la planta aumentaría 10% la producción de energía rrenovable del país. El complejo forestal nacional se vería consolidado y se abrirían las puertas a investigaciones científicas para diferentes usos de la celulosa, no exclusivamente de papel sino en otras innovaciones.

Además, el desarrollo de este proyecto implica el cumplimiento de altos entandares en protección, resguardo y recuperación del medio ambiente, desarrollo económico, descentralización e innovación en el sector productivo, mejoramiento en la infraestructura y creación de oportunidades de empleo.

La conferencia contó, con la participación del secretario de Presidencia, Miguel Ángel Toma; el prosecretario Juan Andrés Roballo, y los ministros que acompañaron el proceso de negociación: Carolina Cosse, Danilo Astori, Eneida de León, Ernesto Murro, Víctor Rossi, Aguerre. En representación de la empresa UPM estuvieron presentes el vicepresidente senior de desarrollo de negocios en Uruguay, Jaakko Sarantola, Javier Solari y Gonzalo Giambruno.

Si se concreta la inversión representará:

1 – Más de 2% de incremento en el PBI.

2 – Incremento de las exportaciones en más de 1.000 millones de dólares anuales.

3 – 120 millones de dólares anuales de tributos.

4 – 8.000 empleos directos, indirectos e inducidos permanentes…. no zafarles.

5 – Esto representa en 200 millones de dólares para salarios de trabajadores.

6 – Más de 600 empresas pequeñas y medianas de la zona beneficiadas.

7 – Incremento estimado del producto bruto per cápita en las zonas de influencia de donde se ubicará la planta de entre un 10 a un 15%.

8 – Incremento en la producción de energía renovable del país de un 10%.

9 – Apertura en investigación científica.

7 Contribuciones que realizará UPM

Estas son las 7 cosas que el gobierno obtuvo en un año y medio de intensas negociaciones y que se traducen en contribuciones que hará UMP en el país:

1 – $ 1.500.000 de dólares anuales durante de 23 años a partir del año 2020 para financiar un fondo de innovación sectorial.

2 – $ 3.000.000 de dólares para para mejorar la calidad del agua del Río Negro.

3 – $ 1.500.000 de dólares para capacitación para los recursos humanos que trabajarán en la planta.

4 – $ 6.000.000 de dólares por año durante 10 años para la mejora de la infraestructura vial en el litoral del país.

5 – $ 2.000.000 de dólares anuales durante 5 años la infraestructura eléctrica correspondiente aparte de integrar la energía que genera la planta al sistema nacional.

6 – $ 7.500.000 para el financiamiento en el tratamiento de efluentes de Paso de los Toros y Centenario.

7 – $ 3.500.000 de dólares anuales durante toda la vida y un canon adicional de la misma cifra de $ 3.500.000 de dólares durante los primeros 20 años de producción de la planta.

República


Nueva planta de UPM sería la mayor inversión privada en la historia de Uruguay, según el gobierno

Este martes el gobierno uruguayo firmó un acuerdo de inversión con UPM para la instalación de una segunda planta de celulosa en el país. De concretarse la inversión, la nueva pastera se localizaría en el departamento de Durazno.

Tras la firma del acuerdo, que sella la primera etapa de negociación entre Uruguay y la empresa finlandesa, el director de la OPP, Álvaro García, señaló los impactos generales del emprendimiento y algunas contribuciones directas de la multinacional fijadas por contrato.

Entre los impactos directos, el jerarca señaló un aumento en las exportaciones anuales del orden de los 1.000 millones de dólares, una recaudación anual para el Estado de 120 millones y la creación de 8.000 puestos de trabajo, entre directos, indirectos e inducidos por la nueva cadena productiva.

También destacó un incremento estimado del PBI de entre un 10 y 15% en las zonas de influencia de la planta, un aumento de 10% en la producción de energía renovable, la consolidación del complejo forestal maderero y el impulso a la investigación en usos innovadores de la celulosa.

García sostuvo que uno de los centros de interés de la negociación para el gobierno uruguayo ha sido el impacto de la inversión en la zona centro y noreste del país, donde hay “menor desarrollo relativo”. Asimismo, señaló que las obras de infraestructura, requeridas por el proyecto, implicarán un salto cualitativo y serán aprovechadas por otros sectores productivos.

Entre las contribuciones directas de UPM, si se concreta la inversión, García enumeró: el aporte de un millón y medio de dólares anuales durante 23 años para la creación de un fondo de innovación sectorial, tres millones para la mejora de la calidad del agua del Río Negro, un millón y medio para la capacitación del personal durante la fase de construcción y seis millones anuales durante diez años para el desarrollo de infraestructura vial.

Se estima que la planta tendrá una capacidad de producción superior a los dos millones de toneladas. En base a este volumen, se fijó un canon por la autorización de la zona franca que tendrá la empresa para operar, detalló el jerarca.

Por su parte, el vicepresidente de UPM, Jaacko Sarantola, subrayó los beneficios que proporcionará la fábrica en caso de decidirse su instalación.

Radio Uruguay


Texto completo del contrato de inversión firmado con UPM

Este martes 7 se firmó en la Torre Ejecutiva el contrato de inversión entre el Gobierno y la empresa UPM que cierra la primera etapa de negociaciones, cuyo objetivo final es la instalación de una segunda planta de celulosa de esta firma finlandesa en el país.

La firma del documento contó con la presencia, en representación del Gobierno, del director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García; el secretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma, y el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo. Por la empresa finlandesa, suscribieron el contrato Javier Solari y Gonzalo Giambruno. Además, estuvo presente el vicepresidente senior de Desarrollo de Negocios de UPM, Jaakko Sarantola.

Acompañaron a los firmantes el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori; el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi; el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro; la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse; el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, y la ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida de León.

Contrato de inversión entre el gobierno uruguayo y UPM

Uy Press