Jorge Glas, acusado – El Comercio, Ecuador

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Nunca antes en la historia un vicepresidente había guardado prisión -aunque sea preventiva-, imputado por un caso grave y que haya dado tanto que hablar.

Jorge Glas entró en la causa acusado por asociación ilícita. Luego de la exposición del juez Miguel Jurado ,el expediente pasará a una sala de la Corte Nacional de Justicia.

Los jueces deberán fijar fecha para la audiencia y sus tiempos se determinarán conforme marche el juicio hasta su sentencia. Si el fallo es de culpabilidad contra Glas o alguno de los 12 implicados más -entre los que se hallan su tío, el ex contralor Carlos Pólit, dos ex altos funcionarios, abogados y empresarios extranjeros-, ellos tendrán el derecho a agotar las instancias que da la ley.

Si Jorge Glas no vuelve a gozar de libertad y su ausencia de la Vicepresidencia sobrepasa los 90 días, se interpretará como abandono del cargo de modo definitivo. El Presidente de la República deberá enviar una terna a la Asamblea Nacional para que lo reemplace. El ente legislativo tendrá 30 días para decidir. En caso contrario, quien encabece la terna ocupará el cargo por ministerio de la ley.

La Asamblea, empero, podría sustanciar el juicio político pendiente cuya acción está en manos del Consejo Administrativo de la Legislatura (CAL).

En la práctica Jorge Glas, despojado de funciones, afronta un momento difícil. La Vicepresidencia está encargada temporalmente a Alejandra Vicuña. El país observa la acción de la justicia.

El Comercio