La Farc disputará las elecciones con Rodrigo “Timochenko” Londoño como candidato a presidente de Colombia

Con Timochenko como candidato presidencial las Farc se lanzan al ruedo electoral

La cita estaba para las 10:30 a.m. y como es poco común en una rueda de prensa de política, esta comenzó puntual. La noticia no dejaba de ser histórica y no era para menos, las Farc darían a conocer los nombres con los que empezarán a jugar en la contienda electoral que ya comenzó y que promete ser más polémica y coyuntural que las anteriores. El lugar para hablarle a más de 30 medios de comunicación presentes, entre nacionales e internacionales, fue el hotel Plaza Miranda, en el occidente de Bogotá.

Y como se especuló desde la firma del primer acuerdo de paz, el 26 de septiembre del 2016 en Cartagena, Iván Márquez confirmó que el candidato presidencial de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común será Rodrigo Londoño (1959), conocido en las filas de la exguerrilla con el alias de Timochenko.

Aunque se dijo que no aspiraría a la Casa de Nariño, sino que sería el presidente de la colectividad, y luego de que el Consejo Nacional Electoral le otorgara la personería jurídica al partido, su postulación no sorprendió, pues es el líder natural de las Farc. En donde sí hubo sorpresa en términos presidenciales fue en la fórmula con la que este partido espera llegar al poder: Imelda Daza (1958), líder de izquierda, exmiliante de la Unión Patriótica y exiliada durante 26 años en Suecia. Ella será la candidata vicepresidencial.

Y precisamente ella aseguró que las banderas electorales del partido serán la dignificación de la mujer y la lucha contra la pobreza y miseria sin cambiar modelos económicos. Confirmó que solo buscan más inclusión para todos los colombianos y sobre todo para los jóvenes.

“Trabajaremos por una Colombia muy diferente, capaz de aceptar la participación ciudadana y convivir en democracia”, dijo.

Frente a quiénes representarán las ideas del partido en el Congreso no hubo mayores sorpresas. Decantada la participación de miembros de las Farc en política, la lista para el Senado en sus primeros renglones estará integrada por Iván Márquez, Pablo Catatumbo, Carlos Antonio Lozada, Victoria Sandino, Sandra Ramírez y Benkos Biojó. Para Cámara de Representantes estarán los siguientes nombres: en Bogotá la encabezará Byron Yepes; en Antioquia, Olmedo Ruíz; Valle del Cauca, Marco León Calarcá; Atlántico, Jesús Santrichn, quien además encabezará la lista general; y Santander Jairo Quintero.

“La gente de bien espera acabar con la corrupción que empobrece al país. También exige la reorientación del modelo económico que permita la recuperación de la capacidad productiva, la dignificación del trabajo y la atención a las necesidades más urgentes de la población”, explicó Márquez.

Lozada le dijo a SEMANA que los primeros cinco en cada cámara serán los que entrarán directo por las 10 curules (cinco en Senado y cinco en Cámara) que el acuerdo les otorga. Los demás tendrán un puesto en el Congreso solo por voto popular.

De acuerdo con Iván Márquez, en los demás departamentos apoyarán candidatos “de convergencia social y demócrata, comprometidos programáticamente con la implementación de los acuerdos y la necesidades sociales y populares de los respectivos territorios”.

En la declaración no faltaron arengas de tinte social y críticas frente al gobierno. Iván Márquez, quien estuvo acompañado a su derecha por Pablo Catatumbo y a por izquierda de Imelda Daza, fue quien se tomó la vocería para afirmar que este paso es importante para la lucha política legal en la que las grandes mayorías esperan pasar la página de la guerra con la implementación de los acuerdos de La Habana.

“La gente de bien espera acabar con la corrupción que empobrece al país; también exige la reorientación del modelo económico que permita la recuperación de la capacidad productiva, de dignificación del trabajo y la atención de las necesidades más urgentes de la población en materia de educación”, dijo.

También hubo espacio para invitar a todas las fuerzas y movimientos sociales para la conformación de unas listas unitarias. Vocería que se tomó Rodrigo Granada, quien aseguró que la puerta está abierta inclusive para los sectores que más han sido radicales con ellos, como el Centro Democrático.

El exguerillero precisó que están buscando “hacer gobierno y poder” y agregó que el país va a un gobierno de transición, por eso invitan a las universidades, barrios y regiones para hacer política.

“Nosotros podemos controvertir con el doctor Álvaro Uribe. Vamos por las ideas, pero sí ellos nos ganan aceptamos la derrota. Lo importante es que tengan presente nuestros postulados”, le dijo Granda a SEMANA.

En el mismo salón del hotel, el Comité Político Central del Partido le exigió al gobierno cumplir con lo pactado en La Habana, especialmente haciendo referencia a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz, que está cursando segundo debate en el Congreso de la República y que ayer no pudo ser debatida por falta de quórum.

Frente a este tema, Márquez dijo que espera que el texto acordado frente a la justicia especial no sea modificado, tendiendo en cuenta que la ley duró casi un mes en primer debate en comisiones primeras conjuntas de Senado y Cámara, en el que fueron aprobadas las dudas que presentó el fiscal general de la nación, especialmente al tratamiento de los terceros civiles que participaron en el conflicto, la búsqueda de desaparecidos, el cierre de la lista de los reinsertados y el tratamiento judicial que tendrán los exguerilleros que reincidan en delitos.

“En estos momentos difíciles de la implementación de los acuerdos, esperamos que el Congreso tenga la estatura histórica para diseñar los requerimientos mínimos que respondan a un trámite normativo fiel al espíritu de los acuerdos para sacar adelante la reforma política, las circunscripciones especiales, la JEP, la habilitación de nuestra participación política y la definición del plan marco de implementación”, agregó Márquez.

También le exigió al Congreso y al Estado ceñirse a lo que determinó la Corte Constitucional “y no variar ni una coma en el acuerdo final”.

Santrich fue más allá y dijo qué la implementación se convirtió en una “asquerosa negociación” que va a un despeñadero.

“Acá no puede seguir el Fiscal ni los congresistas ni el ministro del Interior ni el Alto Comisionado para la paz cambiando el espíritu del acuerdo”, expresó.

Frente a la polémica que ha generado las 16 circunscripciones especiales de paz, que la oposición y las víctimas han insistido que serán tomadas por la exguerrilla, Jairo Estrada, del movimiento Voces de Paz, aseguró que las Farc no participarán ni tendrán injerencia en ellas en ningún momento electoral, “pues fueron definidas estrictamente para las víctimas”.

Asimismo, hicieron un llamado frente a la situación de Tumaco y denunciaron que el martes algunos de sus compañeros estaban haciendo pedagogía de paz y, según el Comité Político, al finalizar la reunión fueron emboscados. Uno de ellos murió. Según Márquez, desde la dejación de armas han sido asesinados 33 exguerrilleros.

“El Estado no está siendo capaz de garantizar la seguridad de los excombatientes ni de los ciudadanos. Es una de nuestras mayores preocupaciones”.

De esta manera la Farc hacen su entrada oficial a la contienda electoral del 2018 cuando faltan sólo 10 días para que se abran las inscripciones al Congreso, cuatro meses y medio para las elecciones legislativas y seis meses largos para que los colombianos elijan presidente. Meses en los que con seguridad la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común dará de qué hablar.

Semana


Comunicado: Anuncio de candidaturas 2018

A partir de hoy, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, FARC, entra de lleno en la contienda política de 2018 con candidatos propios para la Presidencia y el Congreso de la República. Lo hace en un contexto en el que las grandes mayorías esperan pasar definitivamente la página de la guerra con la implementación de los acuerdos de La Habana y la concreción de un acuerdo de paz con el ELN.

Con el reconocimiento por parte del Consejo Nacional Electoral de la personería de pleno derecho al partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, FARC, se ha producido un hecho del mayor significado para el proceso de paz: habilitar las condiciones formales para la participación política de quienes estuvimos alzados en armas.

A partir de hoy, entramos de lleno en la contienda política de 2018 con candidatos propios para la Presidencia y el Congreso de la República. La gente del común y todos los que sueñan patria nueva, tendrán su propia representación y contarán con una alternativa política para disputar la presidencia.

Damos el paso a la lucha política legal en un contexto en el que las grandes mayorías esperan pasar definitivamente la página de la guerra con la implementación de los acuerdos de La Habana y la concreción de un acuerdo de paz con el ELN. La gente de bien espera acabar con la corrupción que empobrece al país; también exige la reorientación del modelo económico que permita la recuperación de la capacidad productiva, la dignificación del trabajo y la atención de las necesidades más urgentes de la población en materia de educación, salud, vivienda, seguridad social, cultura e infraestructura, y la erradicación definitiva del hambre y la pobreza en nuestro país.

Escuchemos la voz de los que habitan los territorios de la Colombia profunda, a nuestros campesinos, pueblos étnicos y comunidades rurales en general, que hoy se manifiestan con razón a lo largo y ancho de la geografía nacional por las justas causas del bienestar y el buen vivir. Que ellos, con los hombres y mujeres humildes de los centros urbanos tengan reconocimiento y atención a sus problemas.

Todos estos propósitos tendrán mayores posibilidades si se logran traducir y materializar en el más amplio esfuerzo de unidad por una gran convergencia nacional por un gobierno de transición, con una representación mayoritaria en el Congreso. Para esto, ofrecemos desde ya toda nuestra disposición para el dialogo político. Tenemos la convicción de que se están gestando los tiempos para hacer realidad las esperanzas de las gentes del común.

En este momento difícil de la implementación de los acuerdos, esperamos que el Congreso de la República tenga la estatura histórica para diseñar los requerimientos mínimos que respondan a un tramite normativo fiel al espíritu de los acuerdos para sacar adelante la reforma política, la definición del plan marco de implementación, y la reforma rural integral que viene siendo amenazada por un proyecto de ley de tierras gubernamental que desbarata lo convenido en La Habana. Exigimos al Congreso y a toda la institucionalidad del estado ceñirse estrictamente a lo determinado por la Corte Constitucional y no variar más, ni en una coma, el Acuerdo Final de Paz. En este propósito no debe darse ningún espacio para que prospere la perfidia y la traición a lo acordado.

Anunciamos que nuestro candidato a la presidencia de la República será Rodrigo Londoño Echeverry, Timochenko, quien estará acompañado por Imelda Daza Cote como candidata a la Vicepresidencia.

Presentamos lista al Senado de la República. Sus primeros renglones estarán integrados por Iván Márquez, Pablo Catatumbo, Carlos Antonio Lozada, Victoria Sandino, Sandra Ramírez y Benkos Biojó.

Presentamos lista propia para Cámara de Representantes con los siguientes nombres: Bogotá D.C., Byron Yepes; Antioquia, Olmedo Ruíz; Valle del Cauca, Marco León Calarcá; Atlántico, Jesús Santrich; Santander, Jairo Quintero. En los demás departamentos apoyaremos candidatos y candidatas de convergencia social y democrática, comprometidos programáticamente con la implementación de los acuerdos y las necesidades sociales y populares de los respectivos territorios.

En todo caso, manifestamos nuestra disposición de diálogo con todas las fuerzas y movimientos políticos sociales por la conformación de listas unitarias, siempre considerando la definición de propósitos programáticos comunes.
Consejo Patriótico Nacional

Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común

Farc