Nicolás Maduro nombró a Ernesto Villegas como nuevo Ministro de Cultura de Venezuela

Ernesto Villegas fue designado ministro de Cultura

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, designó hoy viernes a Ernesto Villegas ministro de Cultura.

Se desempeñaba como ministro de Comunicación e Información y sustituye a Alejandrina Reyes en el despacho.

Durante el acto de inauguración de la Academia Militar de Medicina en Caracas, el jefe de Estado resaltó la formación del nuevo ministro.

Meduro nombró a Jorge Rodríguez, quien era alcalde del Municipio Libertador de Caracas, para el cargo que ocupaba Villegas.
El Universal


El hijo de “El Negro Cruz” es el nuevo ministro para la Cultura

Creció entre libros y máquinas de escribir, al calor de una familia numerosa cuyos hermanos, al llegar a la edad de la adultez, se esforzarían por seguir el ejemplo del padre: Cruz Alejandro Villegas Sequeda, un dirigente obrero, sindical, miembro del Partido Comunista y fiel defensor de los derechos del pueblo, que se hizo popular por su apodo de “El negro Cruz” y representó una verdadera piedra de tranca a la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Se trata del periodista venezolano Ernesto Villegas, hombre caraqueño de 47 años de edad, que este viernes 3 de noviembre fue designado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, como el nuevo ministro de Cultura, en sustitución de la anterior ministra, Alejandrina Reyes.

Su vocación por la comunicación es, en efecto, herencia de su padre, quien a través de grandes relatos lo enamoró de la historia de Venezuela, al tiempo que su madre lo motivaba a leer y escribir correctamente, una tarea delegada a todos en la familia.

Por ello, Ernesto Villegas es, en esencia, periodista. Su trabajo se ha visto reflejado en las páginas del diario El Universal, y también en la señal de Venezolana de Televisión. Allí, durante los acontecimientos del golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez, en abril de 2002, le tocó narrar los acontecimientos al momento —la rebelión del pueblo en la calle y su angustia por desconocer el paradero del jefe de Estado— al tiempo que se imponía una decisión arbitraria sobre el canal y se ordenaba su salida del aire.

Todos estos acontecimientos fueron plasmados posteriormente en un libro, Abril golpe adentro, editado en el año 2012 por el fondo editorial de la Alcaldía de Caracas, y el mismo que fuera asumido por el cineasta José Antonio Valera para la creación de una película con el mismo nombre del título.

Villegas, quien hasta este viernes estuvo al frente del Ministerio de Comunicación e Información —un cargo que también ocupó en el bienio entre 2012-2013— ha sabido combinar su rol de padre con el de escritor: a la fecha ha publicado otros títulos como Golpe Bajo, Golpe Baixo, un seriado de entrevistas que muestran la verdad del golpe parlamentario que sacó de la presidencia de Brasil a la también dirigente popular, Dilma Rousseff; y recientemente publicó Buen día, Presidente, un libro de 10 entrevistas realizadas al comandante Hugo Chávez en el año 2011.

La creación de este último libro —diría Villegas en una entrevista concedida a un medio privado en 2016— “representa para mí una sensación muy particular porque siento como si estuviera conversando con él (Hugo Chávez)”, y aunque es un hombre con una relación muy cercana a la gestión ministerial y la actividad política, no se niega las oportunidades que le da la vida de regresar a la actividad reporteril, aunque sea por un instante.

“Todos los días uno hace algo que te genera satisfacciones y crecimiento personal: puede ser entrevistando a una señora en un barrio de Caracas, en un intercambio con un gran intelectual, o entrevistando a un jefe de Estado” decía el ministro, en 2016.

La batalla por superar el modelo económico rentista que desde el siglo XX ha mantenido Venezuela, y trasladar esta lucha hacia el sector cultural, a través de la estimulación de nuevas formas de producción, será una de las principales tareas que tendrá Villegas en su nueva agenda de trabajo, todo esto en medio de un calendario electoral que apenas comienza en el país y el llamado del presidente Nicolás Maduro de cerrar el 2017 como un año de victoria.
AVN