El Senado chileno comienza la discusión sobre el proyecto de ley de matrimonio igualitario

Comienza discusión de proyecto de ley de matrimonio igualitario

Este lunes comenzó la discusión del proyecto de ley que regula el matrimonio igualitario en la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento del Senado.

El proyecto de ley, que se encuentra en primer trámite constitucional, busca modificar diversos cuerpos legales con el objetivo de regular el matrimonio en parejas del mismo sexo.

En esta sesión participan los ministros de Hacienda, Secretaría General de Gobierno, Desarrollo Social, Justicia, Trabajo y Mujer, junto a diversos representantes de instituciones, como el Movilh y Fundación Iguales, los que entregarán su opinión respecto de este tema.

La vocera de gobierno Paula Narváez fue la primera en exponer y planteó que el proyecto responde al programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

La iniciativa además cumple con el compromiso en materia de no discriminación en razón de la orientación sexual e identidad de género en el marco del Acuerdo Solución Amistosa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

“En este histórico día para nuestro país, vengo a presentar a ustedes el Proyecto de Ley que regula en igualdad de condiciones el matrimonio de las parejas del mismo sexo”, dijo la ministra durante su intervención.

La Tercera


Con la presencia de tres ministros el Senado inicia la discusión sobre el matrimonio igualitario

La Comisión de Constitución Legislación y Justicia del Senado inició el debate sobre el proyecto de ley de matrimonio igualitario que redactó el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet en el marco del cumplimiento de la solución amistosa que el Estado de Chile selló con el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) ante la Comisión Interamericana de Derechos (CIDH).

La audiencia fue encabezada por el presidente de la Comisión, el senador Felipe Harboe (PPD) y contó con la asistencia de los/as ministros/as de la Secretaría General de Gobierno, Paula Narváez, de la Secretaría General de la Presidencia, Gabriel de la Fuente, y de la Mujer y la Equidad de Género, Claudia Pascual, en clara señal de la importancia dada por Bachelet a la iniciativa.

Mientras Paula Narváez presentó el contenido y la historia del proyecto de ley, Harboe señaló que “este proyecto motiva una discusión que amplía las fronteras de la democracia (…)”El proyecto que estamos discutiendo no impone a nadie el contraer matrimonio con alguien del mismo sexo”.

En la ocasión también expusieron el senador Juan Pablo Letelier (PS) y Alfonso De Urresti, así como Hernán Larraín (UDI), quien se manifestó en contra alegando que el Acuerdo de Unión Civil ya resuelve, a su juicio, los problemas de las parejas del mismo sexo. También se contó con la presencia de los senadores Alberto Espina y Patricio Walker.

Desde el sociedad civil se manifestaron en contra del proyecto de ley el director de Idea País, Antonio Correa, el representante de Comunidad y Justicia, Cristóbal Aguilera, y el Investigador Asociado Instituto Res Pública, Gonzalo Candia, quien se lanzó en picada contra la solución amistosa que Chile firmó ante la CIDH.

A favor se pronunciaron Humanas, Iguales, Acción Gay y el Movilh, organismo que felicitó la labor del Gobierno para el avance del matrimonio igualitario.

A la par el Movilh propuso indicaciones al proyecto de ley para:

1.– Permitir que las parejas heterosexuales puedan decidir el orden de apellidos de sus hijos/as, toda vez que el proyecto lo posibilita sólo uniones de igual sexo.

2.– Terminar con todo tipo de desigualdad que afecta a las personas heterosexuales que contraen matrimonio, pues hombres y mujeres no tienen en actualidad los mismos deberes y derechos.

3.– Regular la situación de filiación de las parejas de distinto sexo que no quieren formalizar su unión ni por matrimonio, ni por AUC.

4.– Incorporar la realidad de los hombres en la regulación de los procesos de reproducción asistida.

5.– Aprobar en omisión y en la sala del Senado la idea de legislar a más tardar enero del 2018.

Por último el Movilh pidió que el Senado:

1.– Invite sólo uno o dos exponentes de una misma tendencia religiosa, ideológica o política, cuando tengan similares o iguales argumentos, de manera de garantizar una discusión ágil.

2.– Invite al debate a todo/as los/s expertos/as y técnicos que sean necesarios en materia de salud, trabajo, previsión, educación, beneficios sociales, y de otros aspectos que cubre el proyecto, de manera de evitar y prevenir cualquier tipo de vacío.

“Las excesivas y periódicas invitaciones a grupos u Ongs ultra-religiosas que tenían iguales argumentos para oponerse al Acuerdo de Unión Civil y la casi nula consideración de expertos que aportaran al perfeccionamiento técnico de la norma, provocó, por ejemplo, que el AUC finalmente aprobado presente diversos vacíos o problemas. Bien puede tomarse esta experiencia previa como un aprendizaje para la tramitación del proyecto de ley de matrimonio igualitario”, sostuvo el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez.

Movilh


Gobierno y matrimonio igualitario: “No es justo hacer una discriminación a personas del mismo sexo”

Como un “día histórico” calificó la vocera de Gobierno, Paula Narváez, el inicio de la discusión del proyecto de matrimonio igualitario en el Congreso.

La iniciativa inició su tramitación en la Comisión de Constitución del Senado, que este lunes recibió a los primeros invitados para un debate que se prevé extenso. El texto legal, que contempla filiación, forma parte de los compromisos adquiridos por el Estado chileno para destrabar una demanda presentada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por un grupo de parejas homosexuales a las que se les negó la posibilidad de contraer matrimonio.

Durante la sesión, la ministra comparó el texto con el Acuerdo de Unión Civil, aprobado durante el gobierno de Piñera. Esta iniciativa -dijo Narváez- “no otorga los derechos filiativos -por lo que impide la adopción como pareja- y los convivientes civiles no pueden ser causantes de asignación familiar, salvo en los aspectos referidos a salud, lo que sin dudas es una insuficiencia”.

“Pero más allá de estos efectos concretos, seguimos insistiendo en este principio de igualdad que estamos queriendo resguardar, y es por qué no resulta justo hacer una discriminación arbitraria a las personas del mismo sexo para acceder al matrimonio”,manifestó la ministra, quien es la encargada de su tramitación.

Tras el cierre de la sesión, la portavoz del Ejecutivo remarcó que “este es un largo anhelo de las organizaciones de la diversidad sexual, que han luchado porque vayamos reconociendo derechos a todos y todas sin distinciones”.

“En ese sentido, es un día histórico porque estamos dando un paso fundamental para que en un espacio fundamental de la República, democrático, como es el Congreso, se debata el tipo de sociedad que queremos construir”, agregó.

Narváez hizo hincapié en que “creemos profundamente en el principio de la igualdad y la no discriminación” y que “acá no estamos construyendo un matrimonio de segunda categoría o un distinto tipo de matrimonio, sino que lo que estamos haciendo es que las personas del mismo sexo puedan acceder a la institución del matrimonio, tal como las personas heterosexuales”.

“Es un día histórico, porque estamos avanzando en un cambio cultural que le hace bien a Chile”, concluyó.

TL13


Proyecto de ley de matrimonio igualitario

Matrimonio Igualitario