Trump cancela programa de refugio que beneficiaba a niños migrantes de Centroamérica

El Gobierno de Estados Unidos recibió hasta la medianoche de este jueves las últimas solicitudes de refugio para inmigrantes menores de edad procedentes de Guatemala, El Salvador y Honduras.

De esa forma, concluirá una iniciativa puesta en marcha a finales de 2014 durante la administración de Barack Obama (2009-2017), la cual otorgaba un permiso condicional a los beneficiarios, incluso si le negaban la categoría de refugiados.

Según un comunicado oficial, el Departamento de Estado no aceptará nuevas solicitudes al Programa de Menores Centroamericanos después de las 23:59 hora local del Este (04:59 GMT del 10 de noviembre).

La administración del presidente norteamericano, Donald Trump, criticada a nivel nacional y foráneo por sus políticas para los inmigrantes, anunció este paso en agosto último, pero no había indicado la fecha exacta para el final.

Entonces, el Departamento de Seguridad Nacional expuso que la decisión forma parte de la orden ejecutiva emitida por Trump sobre materia migratoria poco tiempo después de llegar a la Casa Blanca el 20 de enero pasado.

Mediante ese decreto se pide a los funcionarios ejercer de manera mucho más selectiva su autoridad para admitir a los inmigrantes fuera de los canales legales de tipo normal.

Cifras oficiales apuntaron que hasta el 4 de agosto último más de mil 500 niños, adolescentes y familiares elegibles llegaron a Estados Unidos como refugiados bajo el Programa de Menores Centroamericanos.

Prensa Latina


El Salvador en suspenso hasta enero del 2018 con el programa TPS de protección temporal para inmigrantes

El Gobierno salvadoreño continúa gestionando una solución relativa al TPS y que esta no afecte a los miles de salvadoreños que residen en el país de Estados Unidos.

El TPS es un programa migratorio creado en 1990 con el que Estados Unidos concede permisos de forma extraordinaria a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales.

Luego de que los países de Honduras y Nicaragua conocieran la decisión anunciada por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) sobre la suspensión de permisos para vivir y trabajar en el país norteamericano, dentro de poco más de un año, el canciller Hugo Martínez sostuvo una reunión con la secretaria de Seguridad Nacional Elaine Duke, quien es la encargada de tomar las decisiones relativas al TPS.

La funcionaria estadounidense manifestó que la decisión será tomada en base a las condiciones de El Salvador y en la relación histórica de socios vigentes entre ambas naciones.

Por su parte el Ministerio de Relaciones Exteriores manifestó que evitara hacer comentarios sobre posibles comunicaciones internas entre agencias gubernamentales norteamericanas.

Las acciones impulsadas por el TPS se enmarcan en la estrategia integral en materia migratoria, ejecutada por Cancillería desde el mes de noviembre del año 2016.

Así mismo aseguró que se mantendrá a la espera de cualquier anuncio oficial, el cual podría darse por parte de DHS hasta el 7 de enero del próximo año.

Según el canciller “Las deportaciones han bajado 40%. Las llegadas a la frontera sur de Estados Unidos ha bajado a un 30%, aunque estos no solo son datos de El Salvador”.

Mientras tanto el Gobierno salvadoreño, trabaja en los esfuerzos a favor de nuestros compatriotas en los Estados Unidos, esperando que el anuncio oficial de la entidad correspondiente sea el más conveniente para quienes residen en Estados Unidos.

El País