Argentina: el ministro de Defensa afirma que los tripulantes del submarino desaparecido fallecieron

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, confirmó que los tripulantes del “ARA San Juan” están muertos, pero advirtió que el Gobierno cumplirá la “promesa” realizada a los familiares de buscar al submarino “hasta agotar todos los recursos”.

“¿Están todos muertos?”, lo consultó a Aguad el canal de cable Todo Noticias, a lo que el funcionario respondió: “Exactamente”.

“Pero seguimos con la búsqueda del submarino, nuestra promesa es buscar hasta agotar todos los recursos. Está llegando un equipamiento de Estados Unidos, es un robot que baja hasta 6 mil metros y pude dar imágenes con certeza y recoger piezas. También llegará un robot parecido, de Rusia, que se incorpora a la búsqueda”, señaló el ministro durante una entrevista.

Aguad explicó que se dio por terminado el SAR (la búsqueda de personas con vida), al señalar que “el tiempo que había sucedido (desde la desaparición del submarino) era incompatible con la existencia de vida humana”, y remarcó que “no se puede estar buscando vida indefinidamente, cuando ya no es posible que haya vida”.

No obstante, aclaró: “Nos comprometimos a seguir buscando (el ARA San Juan), no vamos a abandonar este compromiso que el Presidente adoptó frente a las familias” de los tripulantes.

Sobre qué fue lo pasó exactamente con el submarino, señaló que “la explosión es el dato que tenemos, es una evidencia”, ya que -indicó- “la agencia nuclear que mide explosiones que no tuvieron autorización de organismos internacionales detectó eso el mismo día que desapareció el submarino”.

Por otro lado, dijo que “un informe del capitán” del ARA San Juan y un “chequeo de la nave de los primeros días de septiembre dicen que estaba en perfectas condiciones de navegar”

Sobre ese informe del capitán, señaló que se indicó que hubo “ingreso de agua por el snorkel pero sin llegar a las baterías y anotó eso, y otras averías menores, como algo que había que arreglar en el primer semestre de 2018 cuando ingresara nuevamente en reparación”.

Por último consideró “increíble” la ayuda internacional que recibió el país para la búsqueda del ARA San Juan: “Nos propusimos buscar el submarino, hicimos una convocatoria extraordinaria, vinieron las potencias del mundo a ayudarnos y vino Inglaterra, con todo lo que eso significa”.

Ámbito Financiero


Submarino ARA San Juan: la Armada admite que tal vez nunca se sepa qué pasó

La Armada admitió ayer por primera vez que existe la posibilidad de que nunca se sepa qué pasó con el submarino ARA San Juan, cuyo rastro se perdió hace veinte días en el Atlántico Sur con 44 tripulantes. En el único parte oficial del día, Enrique Balbi, vocero de la fuerza naval, aseguró: “Es importante el contacto visual de este equipamiento, poder localizarlo en el lecho del mar. Va a dar un indicio si visualmente se percibe algo que genere una evidencia de lo ocurrido. Puede que sí, puede que no”. Fue luego de que le preguntaran si podrá saberse fehacientemente qué ocurrió con la embarcación.

En diálogo con Clarín, la jueza federal de Caleta Olivia Marta Yáñez, quien investiga la desaparición del submarino, sostuvo: “Están haciendo una búsqueda exhaustiva de un aparato complejo en un lugar sumamente complejo como es el fondo marítimo en la plataforma continental o más allá del lecho, por lo que me tengo que hacer a la idea de que posiblemente no vamos a encontrarlo. En ese caso, para la investigación podría ayudar el gemelo del ARA San Juan, que es el ARA Santa Cruz”.

La magistrada explicó que la Armada ha formado una comisión que se ocupa de acercar documentación a su juzgado y que, tras el análisis de ese material y la decodificación de los mensajes internos enviados desde el ARA San Juan, “se harán las pruebas que pidió la querella, las que proponga el fiscal y otras que proponga este tribunal de oficio”. El operativo de búsqueda y rescate del submarino se desplegó 48 horas después de la última comunicación desde el ARA San Juan, tal como sugiere el protocolo internacional SAR (Search and Rescue, según sus siglas en inglés). Consultada sobre si evaluará si dicho operativo debió desplegarse con anterioridad dada la comunicación de averías desde la embarcación, Yáñez respondió: “No está descartada ninguna hipótesis”.

Ayer al mediodía, Balbi volvió a referirse a la avería comunicada por el comandante del ARA San Juan el martes 14 de noviembre a la noche, unas ocho horas antes de que se perdiera la comunicación con el submarino. “El comandante informa primero telefónicamente y después por escrito que había tenido una falla en el circuito de baterías de proa, concretamente un cortocircuito, que para nosotros es humo sin llama. No fue considerado como una emergencia porque el comandante no lo consideró una emergencia”, aseveró el portavoz de la Armada cuando le consultaron por qué la fuerza no había contemplado que esa falla implicara una situación grave.

La jueza Marta Yáñez explicó a este diario que su tarea es “determinar si alguien obró con negligencia y determinó la muerte de los tripulantes” y que, por el momento, no hay imputados. Sostuvo también que aún no recibió respuesta a las preguntas que formuló al ministro de Defensa, Oscar Aguad, formuladas en carácter de declaración testimonial. “Lo solicité con urgencia, pero entiendo que habrá recurrido a las dependencias que correspondan: no hay un plazo estipulado para que lleguen esas respuestas”, dijo. La semana pasada, algunas fuentes oficiales indicaron a Clarín que las respuestas de Aguad ya habían sido enviadas al juzgado de Caleta Olivia.

En su comunicación oficial, la Armada afirmó ayer que la búsqueda del submarino continuará “hasta agotar los medios disponibles”. Como la magistrada, Balbi también se refirió a la posibilidad de que el ARA Santa Cruz sea usado durante las pericias. “Es como una maqueta viva para apreciar qué pudo haber pasado”, afirmó. El submarino, idéntico al San Juan, se encuentra en Buenos Aires, en proceso de reparación.

“Ni mañana ni pasado va a haber definiciones judiciales. La propia Armada se puso un límite temporal de seis meses para establecer si hubo alguna falta administrativa, por lo que esta investigación será larga”, reflexionó Yáñez, y agregó: “No habrá un procesado o un condenado la semana que viene. Es un proceso muy complejo porque no podemos establecer dónde está el submarino. Vamos a ir lo más cerca de la verdad a través de la documentación y de los testimonios”. Además de la documentación presentada por la Armada, la jueza recibirá los manuales y la ficha técnica del submarino de parte de ThyssenKrupp Marine Systems, la empresa que fabricó el submarino. Al momento, la carátula de la causa es “averiguación de ilícito”.

Clarín