Chile da un giro a la derecha y Sebastián Piñera regresa a la presidencia con una amplia victoria

Michelle Bachelet entregará nuevamente la banda presidencial a Sebastián Piñera

Sebastián Piñera venció este domingo en el balotaje presidencial al candidato oficialista Alejandro Guillier, lo que supondrá el retorno de la derecha al gobierno por segunda vez en medio siglo en Chile.

Y es que según los último datos del Servel con el 99,80% escrutado, el abanderado derechista logró un irremontable 54,58% de las preferencias.

Recordemos que en la primera vuelta del 19 de noviembre, el más votado fue Piñera, de 68 años, que recibió 36,6% de los sufragios, mucho menos de lo que anunciaban las encuestas.

Guillier, de 64 años, que representaba a la Nueva Mayoría gobernante, obtuvo 22%, solo dos puntos más que Beatriz Sánchez, la candidata del Frente Amplio, que se convirtió en la tercera fuerza política del país.

No obstante, este domingo Piñera logró una ventaja en casi 10 puntos de su contendor, quien reconoció una “dura derrota” tras conocerse los primeros resultados.

“Podemos sentirnos orgullosos de nuestras propuestas, pero también hay que hacer autocrítico: hemos sufrido una derrota dura”, aseguró Guillier.

Poco más tarde, la presidenta Bachelet llamó telefónicamente a Piñera para felicitarlo por su triunfo, acordando además una reunión entre ambos para este lunes a eso de las 09:00 horas en el domicilio del mandatario electo.

De esta forma, en marzo próximo se registrará el tercer traspaso de banda presidencial entre ambos, luego que en 2010 Piñera recibiera el emblema por el entonces presidente del Senado, Jorge Pizarro, quien a su vez recibió la banda de manos de Bachelet en el Salón de Honor del Congreso, en medio de fuertes réplicas producto del terremoto registrado el 27 de febrero de ese año.

Este hecho, además, marcó un hito en la historia republicana de Chile, al ser la primera vez en que un gobierno de centroizquierda entregaba el mando del país a un presidente electo conservador desde el retorno de la democracia.

Pero además, la ceremonia estuvo marcada por el percance que sufrió Bachelet luego que se le cayera la piocha de O’Higgins, por lo cual el edecán del Senado, comandante Sergio Jamán, debió facilitar una de sus insignias para salvar el incómodo momento.

La imagen se repitió en marzo de 2014, aunque esa ver fue el propio Piñera quien “devolvió” la banda presidencial a la exjefa de ONU Mujer, por intermedio de la presidenta de la Cámara Alta de la época, Isabel Allende.

Pese al triunfo, Piñera deberá enfrentar un Congreso que quedó muy fragmentado y sin ningún grupo con mayoría absoluta, con lo cual el presidente electo tendrá que pactar con otras fuerzas para sacar adelante cualquier reforma.

El nuevo mandatario electo, que asumirá el próximo 11 de marzo, sacó unos 200.000 votos más que en 2009, en su primera elección, según datos preliminares.

Biobio Chile


Sebastián Piñera llama a la unidad en su primer discurso como presidente electo

Con un marcado llamado y compromiso “con la unidad de todos los chilenos”, el Presidente electo, Sebastián Piñera, dio su primer discurso tras conocer el resultado del balotaje, que le dio el triunfo con un 54,58% de los votos contra un 45,42% de Alejandro Guillier.

Durante su intervención, realizada donde se reunió su comando en plena Alameda frente al hotel Crowne Plaza, el nuevo mandatario estuvo acompañado en principio por su esposa Cecilia Morel, y luego por sus hijos y nietos, sumando más tarde a los ex candidatos presidenciales de Chile Vamos, Manuel José Ossandón y Felipe Kast además de otros emblemáticos personeros del bloque.

En medio de gritos de “Chile se salvó” por parte de sus adherentes, Piñera agregó que “esta noche les puedo asegurar que tanto Cecilia como yo vamos a entregar lo mejor de nosotros mismos para cumplir con nuestra misión, para que Chile recupere la senda del progreso y el desarrollo. Quiero ratificar el compromiso que nos acompañó durante toda la campaña, un compromiso con la unidad de todos los chilenos, un compromiso con el diálogo y los acuerdos y con renovada fe y esperanza en nuestro país”.

Además agradeció el saludo de Alejandro Guillier y de la Presidenta Michelle Bachelet, indicando que espera de los ex mandatarios “recibir su sabio consejo y compartir sus valiosas experiencias y voy a proponer a todas las fuerzas políticas, grandes acuerdos para enfrentar y resolver los grandes problemas que aquejan a tantos chilenos”.

En cuanto a las diferencias políticas que tendrá que enfrentar durante su gobierno, señaló que “viva la diferencia, viva el pluralismo de ideas, nunca esas ideas deben convertirnos en enemigos, cada vez que nos hemos enfrentado y nos hemos visto como enemigos hemos visto nuestras más grandes derrotas y nuestros más grandes errores”.

El Presidente electo terminó su discurso reiterando los compromisos que adquirió durante la campaña, y puntualizando que “somos todos chilenos y amamos con el mismo fervor a nuestra patria, y por eso gracias, muchas gracias por habernos dado la oportunidad de servir a Chile, de servir a los chilenos y por darnos la oportunidad de liderar a Chile hacia tiempos mejores. La voz de esos chilenos siempre va a ser escuchada y el aporte de todos los chilenos siempre va a ser bienvenido porque más allá de nuestras legítimas diferencias es mucho mayor lo que nos une”.

T13


Guillier reconoce “derrota dura” y “macizo triunfo” de su contendor

Faltaban pocos minutos para las 20 horas de anoche cuando un sereno Alejandro Guillier subió al escenario montado en el Hotel San Francisco para reconocer la “derrota dura” que sufrió ante Sebastián Piñera.

“Guillier, amigo, el pueblo está contigo”, gritaban los adherentes, mientras él, acompañado de su mujer y dos de sus hijos, se aprestaba a reconocer el resultado en un sentido discurso, el cual había comenzado a delinear alrededor de las 18.30 horas.

En su alocución, que casi no leyó, felicitó a Piñera por su “impecable y macizo triunfo” y señaló que la suya fue “una derrota electoral, pero no va a ser una derrota política si somos capaces de levantar una oposición republicana”. El senador obtuvo 3,1 millones de votos, el peor resultado de un candidato de centroizquierda en el balotaje.

Flanqueado también por miembros de su comando y algunas figuras de la Nueva Mayoría, como la electa senadora DC Yasna Provoste, Guillier advirtió que la de ayer fue una “jornada dolorosa”, pero invitó a “aprender de la elección, a estudiar los resultados del voto ciudadano y a reconstruir una opción democrática, una opción solidaria, una opción para Chile basada en los principios de la solidaridad, de los principios de libertad y de igualdad de oportunidades (…). Pero también hay que ser autocríticos: hemos sufrido una derrota dura y de las derrotas es de donde más se aprende. Tenemos que levantar nuestro ánimo y salir a defender las reformas en las que creemos”.

Al término de su discurso, Guillier y su mujer se dirigieron al Hotel Crowne Plaza para felicitar al nuevo presidente electo, a quien había llamado media hora antes de reconocer su derrota en público. Allí, estuvieron reunidos alrededor de 20 minutos antes de salir a enfrentar a la prensa, en una conferencia que tuvo la bandera de Chile cómo telón de fondo. Guillier fue el primero en tomar la palabra.

“Hemos venido a saludar en el espíritu republicano que representa una elección tan impecable como la que hemos tenido hoy en Chile, con incluso una mejora en la participación y con un ganador neto, claro, categórico”, dijo el senador, y añadió que “en esa condición vengo a decirle que estaré en la oposición como corresponde a nuestro rol, pero será una oposición constructiva. Creo que Chile tiene una agenda de transformaciones y reformas pendientes donde tenemos muchos acuerdos a nivel nacional y, por lo tanto, va a haber una colaboración eficaz para que tengamos un muy buen gobierno”.

“Cuando al presidente de Chile le va bien, a todos los chilenos les va bien”, remató el parlamentario por Antofagasta.

Luego, cuando Piñera le agradeció su presencia e incluso se abrió a recoger sus propuestas durante su mandato, al senador se le vio con una sonrisa forzada y asintiendo a ratos las palabras de su otrora contendor.

La previa

Hasta la tarde de ayer nada en el comando de Guillier hacía prever el desenlace de la jornada. Por el contrario, el ambiente era de optimismo y el mismo candidato así lo dijo en la mañana: “Yo creo que vamos a ganar por una diferencia clara. No tan así milimétrica. Estrecha pero clara”. Y hasta alcanzó a bromear con su eventual triunfo cuando señaló que a Piñera “lo recibiremos, en todo caso con un traguito para ayudar”.

Más tarde, eso de las 17 horas, Guillier llegó al Hotel San Francisco. Descansó en una habitación, para luego reunirse con sus más cercanos a esperar los resultados. Mientras, el comando proyectaba distintos escenarios de participación y, muy lejos de lo que finalmente ocurrió, decían que si pasaban los 6,1 millones de votantes tenían altas probabilidades de ganar.

En la última proyección previo al cierre de las mesas, auguraban que a las 17.30 horas había votado el 95% de quienes lo hicieron en la primera vuelta, con 145 votos promedio por mesa.

Poco raro después -a medida que se conocían las cifras oficiales- los ánimos decayeron. Los del comando se recluyeron en otros salones del hotel.

La historia cambió de final.

La Tercera


Líderes latinoamericanos saludan triunfo de Sebastián Piñera

El presidente de Bolivia, Evo Morales, la actual mandataria Michelle Bachellet, el jefe de Estado de Colombia, Juan Manuel Santos y el excandidato Alejandro Gullier felicitaron a Sebastián Piñera tras el obtener el triunfo en la segunda vuelta electoral de las presidenciales celebradas este domingo en Chile.

Bachelet felicitó al nuevo mandatario a través de una llamada telefónica transmitida en televisión, siguiendo una tradición republicana chilena. Asimismo, informó que deberán reunirse el lunes en un tradicional desayuno para coordinar la entrega de su mandato.

El presidente boliviano Evo Morales felicitó a Piñera y señaló que aunque sus ideas políticas son distintas, los une la búsqueda del desarrollo de su país y espera que se mantengan las relaciones cordiales entre ambas naciones.

El mandatario colombiano Juan Manuel Santos también extendió su saludo al presidente electo de Chile.

El mandatario de México, Enrique Peña Nieta, expresó: “Le reiteramos nuestro deseo de fortalecer la excelente relación de amistad y cooperación entre nuestros países”.

El candidato presidencial del partido Nueva Mayoría (NM), Alejandro Guillier, se pronunció ante el triunfo de su contrincante y aceptó su derrota.

“Sera una oposición constructiva y además las diferencias los llevaran a construir un mejor futuro”, apuntó Guillier.

Telesur