Chile: diputados buscan prohibir subsidios a empresas con intereses en paraísos fiscales – Por Igor Mora, especial para Nodal

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

El pasado martes 12 de diciembre, un grupo de diputados chilenos del Partido Comunista ingresó un proyecto de ley ante la Cámara de Diputados, que busca terminar con cualquier tipo de beneficio o relación con el Estado respecto de aquellas empresas que tengan intereses en paraísos fiscales. Esto, con la finalidad de avanzar en la transparencia y el buen uso de los recursos públicos.

Los parlamentarios de esta forma se sumaron a las acciones que en todo el mundo se están realizando para acabar con los denominados paraísos fiscales, que se concretó en Chile con una iniciativa legislativa que tiene por objeto impedir que aquellas empresas que utilicen sociedades offshore, reciban subsidios del Estado, contraten con éste u obtengan concesiones sobre bienes de carácter nacional.

Uno de los casos más renombrados en Chile se dio en el mes de noviembre recién pasado, cuando se reveló un reportaje del medio de investigación periodística Ciper, donde se evidenciaba que Alsacia -una de las mayores empresas operadoras del sistema de transporte metropolitano (Transantiago)- mantenía un complejo sistema de sociedades offshore en las Islas Bermudas, considerada como un paraíso fiscal.

El escándalo se dio porque dicha empresa de transporte urbano, mientras reportaba una crisis financiera en Chile y solicitaba un rescate por parte del Estado para su funcionamiento, en forma paralela realizaba transacciones a empresas relacionadas. Entre 2013 y 2016, dichos montos crecieron de US$12,6 millones a US$55,2 millones por año.

Para el diputado Hugo Gutiérrez, uno de los promotores de la iniciativa legislativa, los paraísos fiscales están siendo profundamente cuestionados en el mundo entero “por dar una serie de privilegios al capital foráneo y que sirven para ocultar recursos financieros de la tributación y que eventualmente provienen de la corrupción y de una serie de ilícitos internacionales”.

“Si hay empresas que tiene inversiones nacionales y que parte de sus recursos financieros se encuentran en paraísos fiscales, es de obviedad que el Estado no los puede financiar ni subsidiar en sus emprendimientos locales. De hacerlo, significa que les estamos contribuyendo a que se lleven esos recursos financieros aportados por el Estado a paraísos fiscales. Hay que tener la claridad de que hay combatir con dureza estos sitios de encubrimiento del capital que se ha conseguido a través de la corrupción”, detalló el diputado Gutiérrez.

Por su parte, para la diputada Karol Cariola la presentación del proyecto de ley va en esa misma línea que han planteado organizaciones internacionales y renombradas figuras mundiales, con tal de eliminar los paraísos fiscales.

“Hay una experiencia que está llevando adelante el ex Primer Ministro británico Gordon Brown, quien dirigió una carta al G20 instando a que se actúe de inmediato contra la existencia de los paraísos fiscales y garantizar que quienes lo mantienen y lo explotan, rindan cuentas”, manifestó la diputada.

El iniciativa parlamentaria presentada establece, entre otros puntos, que aquellas personas jurídicas chilenas o extranjeras que tengan intereses en personas jurídicas domiciliadas en países o jurisdicciones consideradas paraísos fiscales no podrán celebrar contratos con el Estado; como tampoco percibir subsidios de cualquier tipo; o ser titulares de concesiones sobre bienes nacionales, de licencias o permisos que habiliten el uso, explotación o exploración.

Se establece además que las empresas que puedan entrar en dicha categoría tendrán un plazo de un año para adecuarse a la norma.

“Hoy día se toman medidas anti evasión para que los ciudadanos paguen el precio del transporte, sin embargo, hay empresas que tienen grandes licitaciones que lo que han hecho en todos estos años es tener intereses en paraísos fiscales, y podrían estar eventualmente evadiendo impuestos y no dejando esos recursos para el mejoramiento de la calidad de vida de chilenos y chilenas”, concluyó Karol Cariola.

(*) Periodista chileno.