Colombia: Santos anuncia un plan de protección tras el asesinato de otro líder social

Asesinan a líder campesino en Patía, Cauca

Alfonso Pérez Mellizo, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) del corregimiento Pan de Azúcar en Patía (Cauca) y miembro de la Asociación Agroambiental de Trabajadores del Patía -Agropatía-, fue asesinado. Su cuerpo fue encontrado por conocidos pasada la una de la mañana cerca del casco urbano del corregimiento, donde residía. Según testimonios, su cuerpo tenía cuatro impactos de bala: uno en la espalda y los tres restantes en la cabeza.

Pérez era reconocido en el corregimiento por coordinar a la comunidad y trabajar en diferentes temas, así como por ayudar a convocar movilizaciones para la exigencia de derechos, como le contó a El Espectador uno de sus conocidos, miembro de la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes.

Otro conocido de Pérez, Édgar Mora, quien también hace parte de Agropatía, afirmó sobre este último que “él pertenecía a ese grupo de campesinos organizados que reclaman energía, carreteras, educación, salud. Participaba mucho haciendo las solicitudes a nivel local, departamental y lo nacional. Él se había interesado mucho por mejorar la situación de vida y reclamar los derechos de los campesinos, empezando ahí desde la vereda”.

Sobre el asesinato de Pérez hay muy poca claridad. Se sabe que su familia esperaba que llegara a su casa pasadas las siete de la noche, después de salir de una reunión en el casco urbano. Al pasar las horas y no aparecer, sus familiares salieron a buscarlo, en la madrugada de este martes fue encontrado sin vida. Según testigos, su cuerpo estaba a unos 400 metros del casco urbano de Pan de Azúcar. Este martes, Pérez iba a ir a una reunión para tratar las problemáticas en cuanto energía que hay en su corregimiento.

“Hoy teníamos una reunión para tratar un problema que tenemos con la compañía energética. Luego lo de vías, la problemática interna, de sustitución de cultivos, las protestas por la erradicación forzada. En todos eso participábamos con él. Hoy tenemos la grave noticia de que él ya nos acompaña. Hay gran preocupación y no sabemos nada, no tenía problemas con vecinos ni con nadie más. No sabemos qué está pasando”, dijo Mora a este diario. También precisó que, aunque en la zona hay problemas de seguridad (como robos), con el asesinato de Pérez “estamos en una situación muy complicada”.

La muerte de Pérez se presentó apenas horas después de que el gobernador del Cauca, Óscar Rodrigo Campo Hurtado, asegurara que tras la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y la exguerrilla de las Farc, los asesinatos en su departamento se redujeron en un 99 %. “Es absurdo sugerir que estamos peor que antes; habrá violencia residual en un periodo de restablecimiento, como en cualquier región del mundo que haya adoptado un proceso de paz”, dijo en una carta abierta.

Además, se da en medio del debate causado por las declaraciones del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, quien en entrevista con Noticias Uno el pasado fin de semana, aseguró que los asesinatos de líderes y defensores de derechos humanos en el país son “fruto de un tema de linderos, de un tema de faldas, de un tema de pelea por rentas ilícitas”, lo que causó el rechazo de distintos sectores sociales.

El Espectador


Santos anuncia que el Ejército implementará un nuevo esquema de protección a líderes sociales

El presidente de la República, Juan Manuel Santos anunció que el Ejército ha venido preparando desde la semana pasada un nuevo esquema de protección a los líderes sociales en las regiones donde se están presentando los asesinatos.

“Que quiere decir, con eso 63.000 hombres de la Fuerza Pública se van a repartir en 67 municipios que los hemos identificado como los de más alto riesgo y en 595 veredas”, afirmó el jefe de Estado.

Según el mandatario, por presión propia y de todos los entes de control, el Ejército colombiano diseñó un nuevo plan para evitar las muertes de líderes sociales, “se denominó el Plan Orus que viene a fortalecer un Plan que antes estaba funcionando que se llamaba plan Victoria pero en este plan hicieron algo que me parece mucho más efectivo es una microfocalización”

Santos aclaró que la microfocalización traduce que en cada vereda contará con un comandante que se responsabilizará de esa localidad.

Este nuevo plan de choque se anunció durante la instalación del nuevo Comité del Consejo Nacional de Paz.

Santos respalda a magistrados electos de la JEP

Durante la instalación del nuevo comité del Consejo Nacional de Paz el Presidente Juan Manuel Santos respaldó la elección de los magistrados electos para la Justicia Especial para la Paz que han trabajado en organizaciones defensoras de Derechos Humanos.

El primer mandatario argumentó que esta Justicia está diseñada para garantizarles los derechos a las víctimas y por lo tanto los magistrados deben ser conocedores del Derecho Internacional Humanitario.

Santos criticó a quienes cuestionaron a los magistrados expertos en DDHH aduciendo que esos son señalamientos de tinte político.

“Se escogieron persona que la mayoría tiene experiencia en Derechos Humanos porque está Justicia se basa en garantizarle los derechos a las Victimas, por eso resulta tan contradictorio que hayan personas que cuestionen a los magistrados porque son expertos o han trabajado en organizaciones que defienden los Derechos Humanos”, afirmó Juan Manuel Santos.

RCN Radio


Fiscal admite “algún grado de sistematicidad” en crímenes a líderes sociales

El fiscal Néstor Humberto Martínez se pronunció sobre la difícil situación que viven los líderes sociales y defensores de derechos humanos del país. El jefe del ente investigativo aseguró que la tasa de esclarecimiento ha aumentado hasta el 55% en lo que se refiere a homicidios en este sector de la población. “Esto es algo inédito en la lucha contra la criminalidad y en la defensa de los líderes sociales y de los defensores de derechos humanos. La tasa, por supuesto, tiene que seguir creciendo”.

Sobre los responsables de los homicidios, el fiscal Martínez Neira aseguró que hay un origen multicausal. “Estamos identificando unos fenómenos que son preocupantes desde el punto de eventual presencia de reductos de autodefensas, que estarían actuando con algún grado de sistematicidad en algunas regiones del país”.

De esta manera, el fiscal Martínez dio un viraje sobre la posición que había sentado desde que llegó a ese cargo. Ante el Congreso y en otros espacios públicos, había señalado siempre que no se veían patrones comunes entre los asesinatos y amenazas a líderes sociales, por lo cual no se podía hablar de sistematicidad. La suya era una posición compartida por el Gobierno, al punto que el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, señaló hace unos días que los homicidios de líderes sociales era, “en su inmensa mayoría, fruto de un tema de linderos, de un tema de faldas, de reivindicación, de pelea por rentas ilícitas”. Su declaración, por supuesto, generó controversia y produjo una queja disciplinaria, presentada por Alirio Uribe, ante el procurador Fernando Carrillo.

Los informes y las cifras publicadas indican que es un tema difícil de cuantificar en el país. Según cifras de Acnur, la oficina de la ONU para los refugiados, en lo que va del año en Colombia han sido asesinados más de 80 líderes sociales y defensores de derechos humanos. Por su parte, el conteo que realizó recientemente Indepaz, Cinep y el Iepri de la Universidad Nacional dejó un saldo de 101 asesinados entre 2016 y el primer semestre de 2017. La Defensoría del Pueblo se suma con un informe que señaló el asesinato de 156 personas entre 2016 y marzo de este año.

El Espectador