Colombia: la fiesta de la salsa en Cali cumple 60 años

¡El Salsódromo de la Feria de Cali fue todo un ‘diluvio’ de alegría!

Inolvidable. No hay una mejor manera de resumir lo que ocurrió este lunes durante la apertura de la Feria de Cali, cuando miles de caleños celebraron una gigantesca rumba bajo la lluvia en la décima edición del Salsódromo.

Ni la campaña de desinformación que durante ocho días se realizó contra el evento, ni el vandalismo que a última hora se ejerció contra la infraestructura técnica del desfile, ni el ‘diluvio’ que cayó en las horas de la noche, lograron empañar la fiesta máxima de la cultura de la Salsa en Cali.

Durante más de tres horas bailarines, bailadores y público se fusionaron en una celebración llena de jolgorio, al mejor estilo caleño, que no hubiera parado de no ser porque la lluvia obligó a las autoridades a cancelar la parte final del desfile para no exponer a los artistas a una situación de riesgo.

La fiesta comenzó mucho antes de que el cielo se tiñera de azul oscuro. Sobre las 3:00 p.m. los alrededores de la Autopista Sur – entre Carreras 63 y 39 – ya estaban atiborrados de público: unos esperaban que a las 4 p.m. se abrieran las puertas de las graderías, otros buscaban un buen lugar en las zonas gratuitas del desfile.

Los bailarines, por su parte, ensayaban en la zona de camerinos hasta el último detalle para realizar una presentación impecable.

Las emociones se exteriorizaban en fotos, abrazos y muchas sonrisas que adornaban los trajes de lentejuelas. Los bailarines estaban en su salsa.

“Esta es una alegría enorme, todo el año nos preparamos para esto y saber que hay tantas personas que vienen exclusivamente a vernos, nos llena de mucha emoción”, dijo Yinesa Ortega, bailarina caleña y reciente campeona en la modalidad baile deportivo en los Word Games 2017.

Al otro lado, las filas crecían más y más: los caleños y extranjeros llegaron temprano. Nadie se quería perder ni el más mínimo detalle de este evento que agrupó a más de 2900 artistas, quienes realizaron puestas en escenas fantásticas sobre 1.5 kilómetros.

En las horas previas el lunar, como ya es casi tradicional, fue la reventa de boletas. En los alrededores de la Autopista los revendedores las ofrecían hasta en $180.000, valor que superaba inclusive el estipulado para todo el abono que permite el acceso a los tres desfiles sobre la Autopista ($176.800 por Salsódromo, Cali Viejo y Autos Antiguos).

De otro lado, sobre las zonas para observar el Salsódromo gratis, una decena de personas ofrecían a $10.000 sillas en alquiler.

Las puertas de las graderías se abrieron a las 4:00 p.m. y las filas avanzaron sin contratiempos. “Vinimos desde España a presenciar este evento, porque nos contaron que es algo maravilloso”, contó Xavier González, un extranjero recién llegado a la capital del Valle, mientras sobrepasaba los controles de seguridad y se dirigía a la gradería 9.

En poco tiempo, las graderías se llenaron, las zonas gratis se coparon y sobre la zona dispuesta para el desfile comenzó a retumbar el sonido que le daba paso a la primera avanzada del Salsódromo.

Tanto en las afueras, como en las graderías, la ciudadanía le restó importancia a la polémica por las vallas, que en días antes fueron retiradas de algunas zonas y ajustadas en otras.

“Desde hace 21 años me gozo la Feria de Cali, porque me recuerda a mi tierra natal: Barranquilla. Este año todo está muy organizado y aquí no hay polémica que valga, aquí vinimos a gozar todos unimos y a apreciar el arte de estos muchachos”, relató Javier Gómez, quien se ubicó desde temprano en la zona gratuita del Salsódromo.

El ambiente en todos los diferentes puntos de la Autopista era eufórico. Tanto en las graderías como en las zonas gratuitas, la gente disfrutaba con la música y las presentaciones artísticas.

En su décima edición el Salsódromo logró superar plenamente los problemas de movilidad de ediciones anteriores. Los 15 bloques del desfile avanzaron de forma compacta, sin baches de ninguna naturaleza, y con diversidad de coreografias que por momentos se fusionaban.

Con parte del desfile en avanzada, aparecieron las primeras gotas de lluvia. A las 7:30 p.m., el agua no era obstáculo para el disfrute: la llovizna no impedía los movimientos y acrobacias de los bailarines, ni el goce del público en las graderías.

A las 8:30 p.m., el agua tomó fuerza y se convirtió en una intensa lluvia. Para esa hora, aproximadamente el 95 % de las caravanas ya habían desfilado, e incluso el sonero puertorriqueño Andy Montañez avanzaba sobre su carroza. Tan solo el Grupo Niche y Guayacán, que clausuraban el Salsódromo, no pudieron deleitar a los asistentes con grandes éxitos musicales.

“Era imposible que la orquesta tocara en esta situación, pues en la carroza viajan consolas y otros grandes equipos eléctricos, que bajo la lluvia podían representar un enorme riesgo para los artistas. Esperamos que los caleños comprendan esta situación que ni los organizadores ni nosotros podíamos prever”, explico Roomel Caycedo, jefe de Comunicaciones del Grupo Niche.

Rodrigo Zamorano, secretario de Gestión del Riesgo de Cali, dijo que  “casi 2.000 bailarines hicieron un esfuerzo sobrehumano para continuar bailando en la medida en la que el piso perdía tracción y había probabilidades de algún accidente, lo mismo que en las graderías; por eso, desde el Puesto de Mando Unificado – concertado con el Alcalde de Cali – se decidió dar por terminado el evento para privilegiar la seguridad humana”.

Además, complementó que “este es un evento masivo categorizado como complejo, donde teníamos en un radio de 3 kilómetros más de 250 mil personas, y tuvimos una precipitación importante de unos 25 milímetros en promedio”.

Por su parte, Luz Adriana Latorre, gerente de Corfecali,  señaló que “los 15 bloques de este evento salieron a escena, con excepción de las carrozas de Guayacán y Grupo Niche”.

“Desafortunadamente ocurrió este fenómeno natural, que no estaba bajo nuestro alcance controlar. La lluvia no permitió que algunos bailarines llegaran hasta el final, y hay una cosa que está por encima de las demás y  es la vida. Por esa razón, para preservar la seguridad de los artistas, fue necesario terminar antes de lo previsto”, agregó.

Latorre dejó la puerta abierta a una posible reprogramación del show de las orquestas que no pudieron desfilar por el Salsódromo.

Destacó que “los bailarines dejaron el alma de una manera que no habíamos visto en los ensayos previos, y la lluvia antes que amedrentarlos, los motivó aún más, porque estaban dispuestos a demostrar que una fiesta tan linda como el Salsódromo debe ser un motivo de unión de los caleños”

El balance, a pesar de la lluvia, fue muy positivo en términos de la condición física de los artistas. “Por lamentar solo tenemos una niña que se resbaló y resultó lastimada, y una bailarina adulta que sufrió un golpe al resbalar sobre una plataforma. Las dos recibieron atención médica oportuna y están fuera de peligro y ya en proceso de recuperación. Para evitar mayores contratiempos, cuando la lluvia se hizo intensa pedimos a los bailarines que no hicieran más acrobacias”.

No obstante, Latorre denunció que “de manera muy extraña, se presentaron algunos cortes de sonido antes de la lluvia”. “No podemos afirmar que esto se debió a actos vandálicos, pero sí hay evidencias de cables trozados en audio, video y luces, lo que nos hace pensar que hubo otro tipos de situaciones, que sin embargo pudimos solucionar a tiempo para que el show no se detuviera”.

En materia de seguridad, el balance también fue positivo. Antes, durante y después del Salsódromo no hubo alteraciones del orden por parte de los asistentes.

“Tenemos un balance positivo, pudimos garantizar la seguridad tanto de asistentes como de bailarines. Esta era una de nuestras preocupaciones por las amenazas recibidas en días anteriores”, indicó María Ximena Román, secretaria de Seguridad.Por su parte, el brigadier general Hugo Casas, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, señaló que el “comportamiento de los asistentes fue extraordinario” y que hubo “completa tranquilidad”.

“Nuestros 2.500 policías se movieron donde había posibles problemas y hemos logrado afrontar algunas situaciones y controlar a tiempo. Se trata de situaciones propias de una congregación de más de 200.000 personas”, concluyó el oficial.

En materia de movilidad, las autoridades de tránsito informaron al cierre del desfile que no se presentaron accidentes o congestiones mayores en las vías aledañas a la Autopista Suroriental. Para controlar el flujo vehicular estuvieron dispuestos 155 agentes de tránsito.

Así, bajo un cielo cargado de agua, el Salsódromo una vez más impresionó a miles de asistentes. Y Cali fue un solo corazón bailando bajo la lluvia.

El País


Siete datos para no perderte el Salsódromo

1. Es Cali la que marca el ritmo en este Salsódromo. Más de 1.500 artistas rendirán homenaje a la arquitectura de la capital vallecaucana, a la gastronomía exótica rica en sabores y fusiones; a los personajes de ayer y de hoy que siempre tuvieron una personalidad singular y a los  deportistas que se destacan día a día en las grandes competencias.  También se rendirá tributo a los juegos y pasatiempos tradicionales con los que crecieron los caleños que han hecho parte de esta historia, y todas esas pasiones que mueven a esta ciudad  y que se quiere seguir conservando y nutriendo.

2. 100 integrantes de Aainjaa, batucada reconocida como la más importante de Colombia, llegarán desde Bogotá para rendir tributo al desfile, en su décimo aniversario. El sonido de los tambores retumbará en tu corazón.

3. Andy Montañez, artista internacional invitado al Salsódromo, celebrará su aniversario número 50 en el que él considera es el “desfile de salsa más importante del mundo”.

4. Los abanderados de este desfile serán: Camilo Zamora, imagen oficial de la 60 Feria de Cali, y los bailarines ganadores de la medalla de Plata en los Juegos Mundiales Wroclaw de Polonia, Adriana Ávila y Yeferson Benjumea.

5. Más de 100 parejas de bailadores sociales, entre los que se encuentran varios extranjeros demostrarán su pasión por la salsa. En esta Ala se rendirá homenaje al fotógrafo Aymer Álvarez, reconocido en las pistas de las salsótecas y espacios de esparcimiento de la ciudad.

6. El futuro de Cali hará el recorrido en tren. Ocho de los mejores grupos infantiles de la ciudad se movilizarán en trenes mecánicos para garantizar la comodidad y protección de los pequeños bailarines.

7.  La música que te pondrá a bailar en el Salsódromo contiene además de ritmos del género salsa, algunas canciones que se han quedado marcadas en la historia de la ciudad y las celebraciones en casa.

FeriaDeCali


Los 60 años de una fiesta que está prendida en el alma caleña

A más de mil pares de zapatos les están sacando su brillo, mientras que los trajes de fantasía están recibiendo sus retoques para tenerlos deslumbrantes cuando el mismo número de bailarines que los luzcan empiecen a moverse de manera electrizante por la autopista Suroriental de Cali.

En esa especie de ritual, también está Camilo Zamora, el imponente bailarín y diseñador de modas que no se ha perdido de participar ni una sola vez en el Salsódromo de la Feria de Cali.

Camilo prepara cada uno de los cristales que pega a su cuerpo, utilizando el elemento secreto para que no se caigan cuando sus pies, sus caderas y todo su porte de 1,93 metros de estatura salgan a bailar y dejen a más de uno boquiabierto para que oficialmente se abra el primer desfile que prenderá la versión 60 de la Feria.

Con este arranque se enciende más diciembre a la ‘Sucursal del cielo’ y se despejaría ese ambiente de diferencias y tutelas por los encerramientos en la zona de los desfiles en la Suroriental.

El sonido de los tambores de más de 100 ‘guerreros’ de la compañía artística multidisciplinaria Aainjaa marcará el paso. La percusión afrobrasileña se mezclará con patrones rítmicos afrocolombianos. Ellos son los invitados especiales del Salsódromo, con los más de mil bailarines de distintas escuelas de la ciudad. La hora de arranque será a las 6:00 de la tarde.

Homero Cortés, fundador y director artístico de Ainjaaa -que en wayú significa fabricar- dice que le rendirán tributo a los 60 años de la Feria.

Así, los fiesteros comenzarán a ‘calentar motores’ para disfrutar cinco días de programación para todos los gustos y todas las edades, como lo recalca Luz Adriana Latorre, gerente de la Corporación de Eventos, Ferias y Espectáculos (Corfecali). La funcionaria destaca, además, que esta será una semana con un impacto cultural y económico, como regalos para la capital vallecaucana. Ese impacto puede representar más de 267 mil millones de pesos y la generación de 8.558 empleos. Toda la Feria y otros eventos que ofrecen recintos culturales en la ciudad espera emocionar a más de 700 mil asistentes, entre propios y turistas.

De acuerdo con la gerente Latorre, en el Salsódromo en su décimo aniversario participarán el Grupo Niche y Guayacán Orquesta con el cantautor puertorriqueño Andy Montañez como la cuota internacional de esta nómina rumbera.
El mismo 25 de diciembre, el concierto inaugural en el polideportivo Mariano Ramos, en el suroriente caleño, tendrá el sabor y el ritmo de Cali Salsa Big Band, Cheo Andujar, Calibre y otros 17 artistas salseros que saldrán al escenario con el concepto de ‘Cali salsa viva’.

El Día de Pascua también será el del arranque del Encuentro de Melómanos y Coleccionistas, que incluye un ‘viaje’ por el recuerdo con aquellos discos de vinilo, en la canchas de baloncesto de la Unidad Deportiva ‘Jaime Aparicio’, hasta el 30, mientras la Feria Comunera en las comunas 10,15,16, 18 y 21 se agitará con alegría al igual que Pance, en el área rural.

Al día siguiente, en esa variedad de ofertas de actividades, los amantes de la adrenalina vibrarán con la Feria Deportiva y el Gran Prix, en la autopista Suroriental.

El olor, el sonido y el sabor del Pacífico ya se alistan para el 26 con el Día del Pacífico en la plazoleta de San Francisco. Desde ese día hasta el 30, la Plazoleta y Museo ‘Jairo Varela’ ofrecerá conversatorios y una programación musical con la salsa como su protagonista. Así mismo, habrá exposiciones hasta el último día de diciembre en La Tertulia, en las bibliotecas Departamental y Mario Carvajal, la Universidad del Valle, el Museo de la Salsa y el Museo del Cine.

El26 también será para los amantes de la Fiesta Brava en la plaza Cañaveralejo hasta el 31 de de diciembre.

Mientras tanto, la Feria Comunera y Rural sigue de largo hasta el 30 de este mes. De hecho, el 27 de diciembre las comunas 2, 3, 13 y 19, y en Felidia y Pichindé. En la tarde rodarán por la autopista los tradicionales autos clásicos y antiguos, a partir de las 2 p. m. La fiesta se seguirá poniendo a tono para seguir celebrando con el Superconcierto en el estadio Pascual Guerrero, desde las 7 p. m.

El 28 llega el Festival Juvenil en el teatro al aire libre Los Cristales, a las 3 p. m. Una horas después saldrá, otra vez, Camilo Zamora como el abanderado del Carnaval del Cali Viejo con sus cabezones.

El 29, la Feria Rural y Comunera contagiará de emoción a las comunas 4 y 8, así como a los corregimientos Golondrinas, La Leonera, La Castilla, Saladito y Los Andes, a partir de las 11 a. m. El Festival Juvenil se despedirá en este día, cuando también se disfrutará la Calle de la Feria, a partir de las 7 p. m., en la autopista Suroriental. Y el 30, esta misma Calle de la Feria dirá adiós a las actividades por los 60 años de esta gran fiesta, como también se despedirán la Feria Rural y Comunera y el Encuentro de Melómanos.

Las tascas figuran como otro de los planes o recorrer la zona del alumbrado navideño.

La Loma de la Cruz tendrá muestras y el Parche de la Feria irá también hasta el 30.

Así, Cali se convierte en la ciudad apetecida en estos cinco días para recibir al Niño Dios y augurar un mejor año venidero, cuando todos estén pendientes de las últimas campanadas del 2017, con la satisfacción de que la Feria tuvo una celebración variada y a lo grande en sus 60 años.

El Tiempo