El Congreso ecuatoriano inicia el proceso de juicio político contra el vicepresidente Glas

Contexto NODAL
El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, fue detenido el 2 de octubre por orden del juez Miguel Jurado, quien lo acusó de asociación ilícita en el marco del caso Odebrecht. Previamente, el 3 de agosto, el presidente Lenín Moreno le había retirado sus funciones profundizando la crisis en el oficialismo. Un sector de Alianza PAIS denuncia que se trata de una persecución política contra uno de los principales aliados del expresidente Rafael Correa. El pasado 4 de octubre, Moreno designó como vicepresidenta encargada a María Alejandra Vicuña. El 13 de diciembre, la Justicia encontró culpable a Glas y lo condenó a 6 años de prisión.

Legislatura admite el trámite de inicio de juicio político contra el Vicepresidente de Ecuador

El Consejo de Administración Legislativa (CAL) admitió este domingo el inicio del trámite de juicio político en contra del vicepresidente Jorge Glas, quien el miércoles anterior fue sentenciado a seis años de prisión acusado por asociación ilícita dentro del proceso que se investiga por la trama de corrupción de Odebrecht.

El presidente de la Asamblea y titular del CAL, José Serrano, confirmó la decisión al asegurar que se ha cumplido “con el debido proceso y con los plazos que contempla la Constitución y la Ley Orgánica de la Función Legislativa”.

Informó que el CAL remitirá a la Corte Constitucional el expediente del pedido de juicio político al vicepresidente Glas, como primer paso, ante de iniciar el proceso en la Comisión de Fiscalización de la Asamblea.

“Hemos tomado la decisión de admitir a trámite e iniciar el proceso de enjuiciamiento político en contra del Vicepresidente Constitucional de la República, remitiendo el expediente a la Corte Constitucional quien deberá admitir el informe de admisibilidad o inadmisibilidad”, indicó Serrano.

Explicó que “el proceso de juicio político ha iniciado el día de hoy con la admisión a trámite” y descartó cualquier tipo de dilación. “Hemos sido muy respetuosos de que la Función Judicial no se vea presionada por alguna acción específica de la Función Legislativa, sin que ninguna de las dos ingieran algún tipo de presión para sus resoluciones”, remarcó.

El proceso fue admitido con cuatro votos a favor de los siete miembros del CAL. La legisladora Soledad Buendía, asistió a la sesión sin embargo se retiró antes de la votación.

“Me retiro de sesión del Cal manifestando mi oposición al juicio político, no se cumplen los requisitos del Art. 129 de la Constitución. No puedo legitimar con mi presencia una injusticia”, dijo por su parte Soledad Buendía, miembro del organismo parlamentario quien votó en contra.

Serrano indicó que en el pedido anterior no se cumplió el debido proceso; mientras que en este ocasión se ha presentado prueba específica sobre delitos como cohecho y peculado, que son requisito para admitir el proceso.

En la sesión del jueves pasado, el CAL resolvió otorgar un plazo de 48 horas para que se revise, amplíe y corrija la información entregada por el asambleísta de Movimiento CREO, quien presentó ese mismo día 25 fojas para análisis del organismo parlamentario.

“No tenemos más plazo, no tenemos más tiempo, el día domingo se debe resolver efectivamente sobre la petición de juicio político (…) Después de las 12 del día tendremos una respuesta, como lo requiere la ciudadanía en esta situación especialísima”, dijo la semana pasada el presidente de la legislatura y del CAL, José Serrano.

Patricio Donoso, asambleísta del Movimiento CREO y miembro del CAL, expresó previo a la sesión que “este sería un día histórico” y confío en que el organismo apruebe “lo que es el clamor nacional”.

“15 millones de ecuatorianos esperan que se lleve adelante el juicio político al vicepresidente Glas, que lo que pretende es que rinda cuentas sobre las responsabilidades que de origen político tiene”, añadió.

El asambleísta por el Partido Social Cristiano (PSC), Luis Fernando Torres, indicó que el texto del pedido ha tenido 28 precisiones, con lo cual “estará debidamente aclarada y completada la información”. Ahora, dijo, la Corte Constitucional debe sortear el proceso, luego de lo cual tiene cinco días (entre el informe y la decisión del pleno) para tomar una resolución.

“Yo espero que la Corte, no más a allá de ocho o 10 días, dictamine para que se pueda activar el juicio en la Comisión de Fiscalización y luego pueda pasar el pleno de la Asamblea, ojalá antes del 2 de enero de 2018”, anotó.

Al organismo le urge tramitar el tema ya que el 2 de enero se cumplen los 90 días desde que el vicepresidente dejó sus funciones para cumplir prisión preventiva en la cárcel número cuatro de Quito.

El artículo 146 de la Constitución señala que “se considerará ausencia temporal la enfermedad u otra circunstancia de fuerza mayor que le impida ejercer su función durante un período máximo de tres meses”.

Según la Ley, luego de estos 90 días, se abre el plazo para el trámite constitucional de cesación de funciones por abandono del cargo, lo que debe ser corroborado por la Corte Constitucional y declarado por la Asamblea Nacional (Parlamento) con una mayoría de dos tercios de sus integrantes, 92 votos.

Tras este proceso, el Presidente de la República tiene la potestad de proponer una terna de tres candidatos a vicepresidente para que la Asamblea elija al más idóneo.

A pesar de que el vicepresidente cese en funciones, Torres dijo que la Asamblea “no puede cruzarse de brazos y debe iniciar el juicio político”.

Entre las prueba para el juicio en contra del vicepresidente se incluyó la sentencia emitida por el Tribunal Penal de la Corte Nacional de Justicia, cuya pena impuesta fue de 6 años de prisión por asociación ilícita. A su criterio, el CAL debería iniciar de inmediato el proceso del juicio político.

El 13 de diciembre fueron sentenciados el vicepresidente Jorge Glas y otros procesados por el delito de asociación ilícita, incluyendo a su tío Ricardo Rivera, en el marco del caso Odebrecht.

Andes


El abogado de Glas se pronunció tras la decisión del CAL

Eduardo Franco Loor, abogado de Jorge Glas, se pronunció este domingo en sus redes sociales tras la decisión del Consejo de Administración Legislativa (CAL) sobre admitir a trámite el pedido de juicio político contra el vicepresidente sin funciones sentenciado a seis años de prisión por presunta asociación ilícita.

En su Twitter, Franco Loor señaló: “Sucesos que reflejan el protervo entramado político: el delito de asociación ilícita no es causal de juicio político Art.129. CAL obra inconstitucionalmente”.

El jurista señaló que la decisión del CAL “es un atentado a la Constitución”.

“En el Ecuador está imperando las necesidades políticas por encima de la verdad, de la razón y de la juridicidad”, agregó.

Metroecuador


El presidente Lenín Moreno dice que Correa ‘es un opositor más’

El presidente Lenín Moreno abordó varios temas de la actual coyuntura política ecuatoriana, durante una entrevista con diario El País de España. La publicación del encuentro se realizó este domingo 17 de diciembre del 2017, en el portal digital del medio español.

La entrevista se realizó en días previos al viaje oficial que el Primer Mandatario hizo a Europa. El encuentro se dio en el Palacio de Carondelet.

La publicación inicia con un recuento de las diferencias entre Moreno y el expresidente Rafael Correa. Además, el Jefe de Estado habla de su proyecto, las diferencias con la gestión anterior, la interferencia de Julián Assange en la crisis en Cataluña y su lucha contra la corrupción, entre otros temas.

Lenín Moreno al ser preguntado sobre posición opositora de Rafael Correa respondió: “El principal opositor es la falta de reactivación económica, la inmensa deuda que nos dejaron, la cantidad de obras inconclusas. El más grande opositor es la pobreza, el desempleo, es la desmotivación y la confrontación. El ciudadano Rafael Correa es un opositor más. Nada más”, minimizó el Jefe de Estado ecuatoriano.

Al abordar el tema de la consulta popular, que impulsa el Ejecutivo y que se realizará el próximo 4 de febrero del 2018, mencionó que no está de acuerdo con las reelecciones. “Una reelección indefinida ya se convierte en una dictadura disfrazada de democracia”.

La pregunta ha sido cuestionada por una de las facciones del movimiento oficialista, Alianza País, que se ha autodenominado ‘correísta’. El tema incluso fue parte de una denuncia que hizo el exconsejero de Moreno, Ricardo Patiño, y el expresidente ante la OEA.

En ese tema, el Primer Mandatario volvió a referirse a su antecesor y dijo que conoció a “otro Rafael Correa que estaba muy deseoso de transformar el Ecuador. Pero luego ese deseo de perpetrarse en el poder hace que se piense más en las próximas elecciones que en el futuro del país…”, opinó.

En el diálogo con El País, Moreno aseguró que no conocía las actividades que estaba realizando el vicepresidente Jorge Glas cuando lo eligió como su compañero de fórmula y candidato a la Vicepresidencia del Ecuador. Actualmente el Segundo Mandatario fue sentenciado a 6 años de cárcel por el delito de asociación ilícita dentro del caso Odebrecht.

“Yo lo escogí como candidato, no conocía estas actividades que se estaban realizando. Ha habido corrupción, mucha corrupción, se ha dicho indebidamente que ese fue el Gobierno más honesto del Ecuador. No lo fue. Eso no significa que los pasados fueran mejores, la corrupción ha sido una tónica permanente en la historia del Ecuador”, afirmó.

Anteriormente Moreno abordó el mismo tema con el diario ABC de España. El pasado 14 de diciembre, manifestó que “lastimosamente, parecería que el presidente (Rafael Correa), más de una ocasión, hacía la vista gorda (sobre la corrupción), porque estaba pensando no en el país, sino en la próxima elección”.

El Comercio


Lenín Moreno, presidente ecuatoriano: “El ciudadano Rafael Correa es un opositor más”

Por Francesco Manetto.

Lenín Boltaire Moreno (Quito, 1953) acaba de cumplir seis meses de mandato como presidente de Ecuador. Sucesor de Rafael Correa y dirigente del mismo partido, Movimiento Alianza País, ha marcado distancias del exmandatario, quien emprendió una operación de desgaste desde Bruselas, donde reside, y amenazó con regresar a la primera línea de la política. Moreno, que comenzó ayer un viaje oficial a España, recibió la semana pasada a EL PAÍS en el Palacio de Carondelet en Quito. En esta entrevista, habla de su proyecto, de las diferencias con la anterior gestión, de las interferencias de Julian Assange en Cataluña y de lucha contra la corrupción. Esta semana, el vicepresidente Jorge Glas, cercano a Correa, fue condenado a seis años por el caso Odebrecht.

Pregunta. Acaba de hacer balance de seis meses de gobierno. En este tiempo, ¿se ha convertido Correa en su mayor opositor?

Respuesta. Quienes valoren realmente la gestión que hemos hecho no podemos ser nosotros, es el pueblo ecuatoriano, que mayoritariamente, casi un 80% [según dos encuestadoras], está a favor. Hemos tomado un nuevo punto de vista con respecto a nuestra relación con los gremios profesionales, con los gremios de la producción, con los gremios de trabajadores, con los políticos, con la ciudadanía en general, con los medios de comunicación, nuevos puntos de vista orientados a dialogar, no a imponer. A concertar. A llegar a acuerdos mínimos. El principal opositor es la falta de reactivación económica, la inmensa deuda que nos dejaron, la cantidad de obras inconclusas. El más grande opositor es la pobreza, el desempleo, es la desmotivación y la confrontación. El ciudadano Rafael Correa es un opositor más. Nada más.

P. Ecuador debe hacer frente a una abultada deuda pública y su plan económico ha recibido críticas por no diferenciarse del anterior.

R. Ese es el proyecto que ganó las elecciones. Debemos ser consecuentes con aquello. Sin embargo, en el último periodo del economista Rafael Correa creo que faltó autocrítica, renovar, innovar. La crítica nos permite obtener criterios sinceros acerca de lo que hemos hecho mal o lo que podemos hacer hacia el futuro. Y la autocrítica, más aún todavía. Tenemos un plan de reactivación económica. La Asamblea nos lo ha enviado con algunos cambios. El presidente del Ecuador tiene derecho a vetar esos cambios y a devolverlos a la Asamblea. Sin duda alguna, se van a vetar algunos elementos, se va a devolver a la Asamblea, en ese momento esperamos que vaya a volver totalmente aprobado y con ese marco podemos ya desarrollar nuestro trabajo de manera plena. A pesar de eso hemos hecho muchísimas tareas vinculadas a lo que sería la oferta de campaña que es el plan toda una vida, que implica la atención del ser humano desde el momento de la concepción hasta que Dios decida cerrarle los ojos.

P. ¿La tensión en la que se encuentra su partido le va a permitir legislar en la Asamblea?

R. Yo tengo fe en la Asamblea, y además no gobierno con la Asamblea, gobierno con el pueblo ecuatoriano. Hay una división, está casi marcada ya. Sin embargo, en puntos trascendentales podrá ver que se vota en conjunto. Se ha votado en conjunto y creo que se va a continuar haciendo.

P. En febrero habrá una consulta que plantea, entre otras cuestiones, eliminar la reelección indefinida.

R. He manifestado siempre que no estoy de acuerdo con las reelecciones. A veces ni siquiera una sola. Una reelección indefinida ya se convierte en una dictadura disfrazada de democracia. El círculo del mandatario le crea un halo de que él está predestinado, que es casi un enviado de Dios. Por ejemplo, se me dejó una cámara encendida acá en mi despacho. Ni siquiera la cortesía de avisarme de que aquí estaba para poder saludarnos cotidianamente. Fue una cosa muy especial y digna de un tropicalismo pasado. Porque apenas se me avisó al día siguiente de que una de las personas de seguridad se había arrimado a una pared y notó que estaba caliente. Esta cámara que de acuerdo con lo que yo conversé con una de las personas técnicas me dijo que era una cámara que la controlaba y monitoreaba directamente el expresidente de la República, Rafael Correa.

Lenín Moreno reflexiona y recuerda la célebre tetralogía de Richard Wagner, El anillo del nibelungo, y la obra de J. R. R. Tolkien.

– Allí [en El hobbit y El Señor de los Anillos] Gollum, un joven bueno, encuentra ese anillo, que [para Wagner] fuera fabricado por un nibelungo, y que supuestamente daba poderes extraordinarios. Pero tenía un requisito el poseer el anillo: el perder la capacidad de amar. Y esto yo creo que les ocurre a todos los que quieren perpetrarse en el poder. Simón Bolívar decía que no hay peor desgracia de un pueblo que aquella en la cual un mandatario se acostumbra a mandar y a obedecer, generalmente esto deriva en dictaduras y en corrupción. Yo conocí a otro Rafael Correa, que estaba muy deseoso de transformar el Ecuador. Así lo hicimos en la primera etapa, pero luego ese deseo de perpetrarse en el poder hace que se piense más en las próximas elecciones que en el futuro del país. Empezaron a hacerse obras faraónicas, a diferencia de las obras de beneficio popular que se habían hecho. Hacer obras, endeudándose desmedidamente tomando recursos de cualquier otra institución del Estado. El asunto era hacer obras. Y por eso en este momento tenemos más de 600 obras que tienen problemas de tipo jurídicos, económicos y de corrupción.

P. Jorge Glas [que ya fue juzgado] está inmerso en el caso Odebrecht. ¿Por qué seguía siendo vicepresidente?

R. Cuando propusimos nuestro plan hablamos de una lucha frontal contra la corrupción. Eso tiene algunas facetas. La primera es la autonomía de las funciones. Que contraloría, fiscalía y el poder jurisdiccional sean totalmente independientes. Aquí no se dan órdenes desde el Ejecutivo. Porque existe un peligro, que se convierta como el Gobierno anterior, cuando la opinión del Ejecutivo era una especie de orden para las demás funciones del Estado. Yo lo escogí como candidato, no conocía estas actividades que se estaban realizando. Ha habido corrupción, mucha corrupción, se ha dicho indebidamente que ese fue el Gobierno más honesto del Ecuador. No lo fue. Eso no significa que los pasados fueran mejores, la corrupción ha sido una tónica permanente en la historia del Ecuador.

P. Correa tuvo relaciones muy tensas con los medios. ¿Cambiará la ley de comunicación?

R. Tenemos previsto revisarla. No retirarla, porque tiene muchos aspectos positivos. Pero hay otros, como el hecho de tener una organización rectora de la comunicación, que lejos de ser promotora, de tener actividades pedagógicas en cuanto a periodismo, orientadora, se ha dedicado a sancionar. La relación con los medios, al igual que con la ciudadanía, los gremios y partidos políticos, es una relación de tolerancia, de respeto, de saber que quien está en la actividad pública debe asumir que va a ser criticado. Y que así sea.

“ASSANGE NO TIENE DERECHO A INTERVENIR EN CATALUÑA”

P. Julian Assange interfiere en la crisis catalana desde su Embajada en Londres. ¿Se lo permite su estatus?

R. Somos muy respetuosos con la soberanía de cada pueblo. No queremos intervenir bajo ninguna circunstancia respecto a la situación de Cataluña. Que se resuelva el problema más pronto posible en beneficio de todos los españoles. Le hemos recordado al señor Assange que no tiene por qué intervenir en la política ecuatoriana porque su estatus no se lo permite. Intervenir en la política ecuatoriana ni en la política de nuestros países amigos. No tiene derecho a hacerlo y se ha comprometido a eso. Al señor Assange el Ecuador le proporcionó el asilo porque pensamos que realmente corría peligro su vida. Pero hay que recordarle que esta circunstancia, esa generosidad del pueblo ecuatoriano y su Gobierno bajo ninguna circunstancia le da derecho a intervenir en la política de países hermanos.

P. ¿Hay una salida a la gravísima crisis de Venezuela?

R. Vuelvo a recalcar el respeto a la soberanía y a la autodeterminación. Creo que ahí no cabe ningún tipo de intervención. Lo único que lograría es polarizar fuerzas. Cada pueblo encuentra su vía democrática. Veo que hay un afán de conciliar de conversar con los sectores de la oposición y lo celebro. Ahora sí, no he dejado de manifestar mi preocupación por los muchos muertos que hay, por que se ejerza de manera libre y amplia la democracia, pero eso lo hemos hecho en los foros internacionales como la OEA, Unasur y Naciones Unidas.

VISITA A ESPAÑA

Lenín Moreno comienzó ayer una visita oficial a España procedente de Italia, donde tuvo una audiencia con el papa Francisco, con quien conversó de pobreza, de la Amazonía y de corrupción. En Madrid será recibido con Felipe VI, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y tendrá encuentros con otros dirigentes políticos. “También vamos a tener un diálogo con inversionistas, que se han visto muy alentados a invertir en el Ecuador, en aspectos agrícolas, pesqueros y en turismo”, señala.

El País