Crisis en Honduras: el candidato opositor Nasralla entrega pruebas de fraude electoral a la OEA y la UE

21

Nasralla entrega informe sobre presuntas irregularidades a la OEA y UE

El candidato de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla, presentó este martes las actas que estaban en su poder y un informe sobre presuntas irregularidades electorales a los representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA) y Unión Europea (UE).

“Entiendo que llegó un perito argentino, espero que este revise todo. Porque tiene que revisar todo el proceso”, sostuvo.

Nasralla, en rueda de prensa, informó que entregó estos documentos en una reunión sostenida con los observadores internacionales.

“Es un fraude sistémico que no se había experimentado en ninguna parte del mundo (…) no importa si declaran a Juan Orlando como presidente, vamos a luchar hasta que se den cuenta que el pueblo hondureño quiere un cambio”, indicó el candidato presidencial de la Alianza.

Por su parte, Manuel Zelaya Rosales, coordinador de la Alianza de Oposición, sostuvo que “el pueblo no aceptará un candidato impuesto”.

Hasta el momento el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ha hecho dos recuentos de votos, pero todavía no hace una declaración oficial del nuevo presidente de la República alegando que está a la espera de resolver las impugnaciones.

De acuerdo con el último informe global divulgado por el TSE, el presidente Juan Orlando Hernández obtuvo el 42,95 % (1.410.877 votos), mientras que Nasralla, que reiteró que no aceptará los resultados oficiales, sumó el 41,42 % (1.360.439 votos).

Los hondureños votaron el 26 de noviembre por un presidente, tres vicepresidentes, 128 diputados al Parlamento y 298 corporaciones municipales, pero aún desconocen quién gobernará el país por los próximos cuatro años.

El TSE tiene plazo hasta el 26 de diciembre para proclamar al nuevo presidente electo de Honduras, así como a los diputados y alcaldes.

La Prensa


Conferencia de Salvador Nasralla

 

#EnVivo Conferencia de Prensa

Posted by Salvador Nasralla on martes, 12 de diciembre de 2017

Salvador Nasralla


Secretario de la ONU pide responsabilidad y diálogo a los líderes hondureños

El secretario general de la ONU, António Guterres, pidió hoy a los líderes hondureños actuar con “responsabilidad” y tratar de resolver la actual crisis política a través del “diálogo”.

A través de un portavoz, Guterres dijo que está siguiendo de cerca los acontecimientos en Honduras y está “preocupado” por los incidentes violentos registrados tras las elecciones del pasado 26 de noviembre.

El jefe de la ONU subrayó que “confía en que las autoridades protegerán el Estado de derecho y el respeto por los derechos humanos”.

“El secretario general llama a los líderes políticos del país, y particularmente a los candidatos presidenciales, a ejercer su liderazgo con responsabilidad en este momento crucial para el futuro de Honduras“, indicó el portavoz Farhan Haq en un comunicado.

Guterres les animó a “resolver sus diferencias a través del diálogo dentro de los mecanismos establecidos por la ley electoral” hondureña.

“El secretario general también llama a todos los hondureños a ejercer la moderación y mantener el admirable espíritu cívico demostrado con su participación en las elecciones”, añadió Haq.

El pasado 4 de diciembre, la ONU había hecho ya un llamamiento a la calma y había pedido resolver la disputa electoral por los canales legales.

Dos semanas después de los comicios, Honduras sigue sin conocer a su presidente electo y está sumida en una importante crisis, después de que el principal candidato opositor, Salvador Nasralla, denunciase un “fraude” en los comicios.

Según el último recuento del Tribunal Supremo Electoral (TSE), el candidato a la reelección por el Partido Nacional (derecha), Juan Orlando Hernández, obtuvo el 42,95 % (1.410.877 votos), mientras que Nasralla, de la izquierdista Alianza de Oposición contra la Dictadura, sumó el 41,42 % (1.360.439 votos).

La Tribuna


Human Rights Watch denuncia “indicios contundentes de fraude electoral” en Honduras

El director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, denunció este lunes “indicios contundentes de fraude electoral” en los recientes comicios presidenciales en Honduras del 26 de noviembre y pidió a las autoridades de este país que se respete la voluntad de los votantes.

A continuación el pronunciamiento de HRW
Washington D.C., 11 de diciembre de 2017) —Las autoridades hondureñas deberían adoptar medidas inmediatas para garantizar la credibilidad de las elecciones generales que se celebraron en el país el 26 de noviembre de 2017, y respetar el derecho a la protesta pacífica, señaló hoy Human Rights Watch.

Diversos observadores internacionales informaron irregularidades en el proceso electoral, lo cual concitó serias dudas sobre la legitimidad de las elecciones. Luego de que trascendieran señalamientos de manipulación de los resultados electorales, empezaron las protestas y las autoridades decretaron el estado de emergencia. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas en Honduras indicaron haber recibido información de que 11 personas habrían muerto durante las protestas.

“El respeto de los derechos humanos es clave para la democracia”, destacó José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch. “Eso no sólo implica que todos los votos deberían contarse correctamente, sino además que las autoridades hondureñas deben garantizar el derecho de protesta pacífica”.

La participación del actual Presidente Juan Orlando Hernández en las elecciones fue controvertida, dado que la Constitución hondureña no permite un segundo mandato. Sin embargo, legisladores del Partido Nacional de Hernández cuestionaron esta prohibición ante la Corte Suprema de Justicia, alegando, entre otros argumentos, que la limitación al mandato era violatoria de normas internacionales de derechos humanos.

Se apoyaron en una disposición de la Convención Americana sobre Derechos Humanos que establece que los derechos políticos podrán limitarse “exclusivamente” en circunstancias muy específicas. Fue una interpretación disparatada, pues la cláusula se diseñó en 1969 para evitar que gobiernos abusivos excluyeran arbitrariamente a candidatos opositores, y no para impedir que se impusieran límites constitucionales a las reelecciones que precisamente buscan evitar el surgimiento de líderes autócratas, explicó Human Rights Watch. Sin embargo, la Corte Suprema les dio la razón y permitió a Hernández postularse nuevamente.

La jornada posterior a la elección, el Tribunal Supremo Electoral anunció que, luego de haber contado más de la mitad de los votos, el candidato opositor Salvador Nasralla llevaba una ventaja de cinco puntos respecto de Hernández. Pero los resultados finales se postergaron y, dos días más tarde, luego de una baja de varias horas del sistema informático del tribunal, la tendencia se revirtió. El 4 de diciembre, más de una semana luego de las elecciones, el tribunal anunció que Hernández había obtenido 1,6 por ciento más de votos que Nasralla.

Criterio


Colegio de Periodistas condena ataques a medios y obstrucción a la libre expresión

El Colegio de Periodistas de Honduras (CPH) condenó las violaciones a la libertad de expresión mediante múltiples denuncias durante la actual crisis electoral, en un comunicado donde también repudia las “obstrucciones al libre ejercicio de la libertad de prensa por parte de miembros de l seguridad del estado y de algunos manifestantes”.

COMUNICADO

El Colegio de Periodistas de Honduras (CPH) a la opinión pública nacional e internacional hace saber que ha seguido con mucho detenimiento y preocupación la crisis política que actualmente atraviesa nuestro país y sus consiguientes repercusiones en el libre ejercicio del periodismo.

Como órgano gremial responsable de velar por la libertad de expresión y de prensa en Honduras nos pronunciamos en los siguientes términos.

Que durante la actual crisis política hemos recogido múltiples denuncias de violaciones a la libertad de expresión, así como de agresiones a periodistas y comunicadores sociales.

Lamentamos y condenamos enérgicamente los ataques de que han sido objeto las instalaciones de diferentes medios comunicación televisivos, escritos y radiales, así como la campaña de odio contra periodistas y empresas de comunicación montada a través de las redes sociales.

Repudiamos las obstrucciones al libre ejercicio de la libertad de prensa por parte miembros de la seguridad del Estado y de algunos manifestantes, tal como lo ha denunciado recientemente el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos de Honduras (Conadeh).

Deploramos el uso excesivo de la fuerza policial y militar en las manifestaciones y concretamente contra la población civil y periodistas que daban cobertura a las protestas públicas.

Expresamos nuestra más profunda preocupación por las denuncias formuladas por algunos medios de comunicación social de intentos de cierre o imposición de controles por parte del órgano operador del Estado, lo cual es contrario a lo consignado en los artículos 72 y 73 de la Constitución de la República y los artículos 1, 2 y 3 de la Ley de Emisión del Pensamiento.

Exigimos a todos los actores el cumplimiento de las garantías consignadas en la Carta Magna y en los convenios internacionales en materia de libertad de expresión y el respeto y protección a la labor de todos los periodistas, comunicadores sociales y medios de comunicación del país, sin distinción alguna.

Exhortamos a los diferentes actores políticos agotar el diálogo y buscar las avenidas pacíficas para solventar esta situación de intranquilidad y desasosiego que prima en la sociedad hondureña.

Aprovechamos este espacio para solicitar por enésima vez al Congreso Nacional y a la Corte Suprema de Justicia la derogación del artículo 335-B que criminaliza la labor de los periodistas bajo la figura de apología del terrorismo.

Tegucigalpa, Municipio del Distrito Central, 11 de diciembre de 2017

JUNTA DIRECTIVA NACIONAL

La Prensa


Tensión en Honduras puede aumentar por indefinición electoral

La tensión que vive Honduras actualmente podría aumentar tras la indefinición de los resultados en las elecciones generales del pasado 26 de noviembre, ante un presunto fraude a favor del presidente Juan Orlando Hernández, afirmaron analistas.

Si el Tribunal Supremo Electoral (TSE) declara a Hernández como ganador, “va a haber un rechazo, más protestas en las calles y, como consecuencia, mayor represión, mayor violencia”, expresó el profesor de sociología de la Universidad Nacional, Marco Tinoco.

En el primer informe presentado por el TSE, hace más de dos semanas, el candidato por la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, obtuvo la ventaja por cinco puntos con un 57 por ciento de las actas escrutadas.

Sin embargo, el sistema para la transmisión de resultados sufrió fallas intermitentes y poco a poco se redujo la diferencia entre ambos candidatos hasta que Hernández, del Partido Nacional, fue dado como presunto vencedor, del Partido Nacional.

Ante la demora por parte del TSE, los hondureños salieron a las calles para defender sus votos y denunciar un supuesto fraude, pero fueron reprimidos por algunos grupos de seguridad durante las manifestaciones y dejaron más de diez fallecidos.

Por su parte, el candidato por el Partido Liberal, Luis Zelaya, informó que el 82 por cientos de las actas que tienen en su poder “el ganador es Salvador Nasralla”.

En un encuentro con representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Europea (UE), Nasralla entregó las actas en su poder y un informe sobre presuntas irregularidades en la jornada electoral. “Es un fraude sistémico que no se había experimentado en ninguna parte del mundo”, aseveró.

Telesur

Más notas sobre el tema