Crisis en Honduras: la oposición presenta pruebas de fraude y continúan las protestas

Alianza: Dirigentes muestran informe con pruebas de fraude electoral

Las autoridades de la Alianza de Oposición realizaron en las últimas horas una conferencia de prensa donde dieron a conocer un informe en el que establecen las causas por las que habrían propiciado fraude electoral.

En ese sentido, el coordinador general de la Alianza de Oposición, Manuel Zelaya, explicó que en el segundo escrutinio especial realizado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), se le restó votos a la Alianza y se le sumó al Partido Liberal para que los números cuadraran.

Posteriormente, presentó un acta y la comparó con una del escrutinio especial y esta no concordaba con la del TSE.

Sin embargo, el candidato a la presidencia por la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla, especificó que el Partido Nacional contrató a una imprenta para que realizará actas su favor.

De esta manera, el ingeniero acusó a la compañía de falsificación de documentos, por lo que pidió cerrar dicha empresa. Cabe señalar que no detalló el nombre de la empresa que imprimió las actas.

Otro de los puntos que tocó la Alianza en esta conferencia es el artículo 173 de la Ley Electoral. Dicho artículo aconseja qué hay que hacer en el siguiente caso:

Si la cantidad de votos nulos es mayor a la diferencia de marcas entre los dos partidos de mayor electorado, entonces se debe hacer una revisión completa del proceso.

David Matamoros explicó que no encontraron ningún acto irregular en el escrutinio especial

En cuanto al desarrollo del segundo escrutinio especial, el presidente del TSE, David Matamoros, habló al respecto. Argumentó en declaraciones anteriores que no habían encontrado en ninguna mesa evidencias de fraude.

Las declaraciones de Matamoros se produjeron horas después que el TSE finalizase un segundo escrutinio especial, de 4.753 actas electorales.

En torno a esto, Nasralla dijo que el pasado domingo el TSE debía revisar las actas una por una. Añadió que el organismo electoral no lo hizo y solo manipuló el conteo de actas.

El Tiempo


Honduras vive un día más de protestas y represión en medio de la crisis política

De nuevo la calle volvió a ser el escenario de las protestas en Honduras en medio del repudio popular a los resultados electorales ofrecidos por el Tribunal Supremo Electoral, ente fuertemente cuestionado por la ciudadanía por la falta de transparencia en las elecciones celebradas el pasado 26 de noviembre.

El Tribunal anunció, de manera oficial, que terminó el escrutinio especial de las 4 mil 753 actas que solicitó la Organización de Estados Americanos, OEA, e informó que no encontraron mayores irregularidades en las mismas.

Los últimos resultados ofrecidos por las autoridades electorales no variaron y mantienen al candidato ilegal Juan Orlando Hernández en el primer lugar con el 42.95 %, Salvador Nasralla de la Alianza Oposición en el segundo lugar con el 41.42 % y Luis Zelaya del Partido Liberal con el 14.74 %.

El Magistrado Presidente del órgano electoral, David Matamoros Batson, señaló que ahora viene la etapa de impugnaciones y dejó claro que no van a dar los resultados oficiales hasta que termine este proceso.

El fraude y los organismos electorales

El candidato presidencial de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla, dijo, en las últimas horas, que los organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos, OEA, la Unión Europea y hasta el propio Estados Unidos, están mostrando una postura de colaboración con el oficialismo para validar el fraude.

“Los organismos nos han engañado. La OEA, la Embajada Americana y la Unión Europea nos han engañado, son cómplices del fraude. Están llegando al país muchos corresponsales de diferentes agencias del mundo entero, para poder verificar in situ el robo del cual estamos siendo objeto”, señaló Nasralla.

El coordinador de la Alianza, Manuel Zelaya, dijo que Washington está detrás del no reconocimiento del triunfo de Nasralla en las urnas. “Yo ya dije que no voy a aceptar un cargo en el gobierno de Nasralla, pero dejen que él gobierne a Honduras”, dijo Mel Zelaya.

Nasralla hizo un llamado a las bases de la Alianza para que sigan presionando en las calles y para que se organicen para en defensa de su voto, el que, desde su perspectiva, fue robado por el Tribunal Supremo Electoral.

De nuevo a las calles

La Alianza de Oposición convocó a la población a manifestarse en las calles en contra de los resultados oficializados por el Tribunal Supremo Electora. De nuevo con el grito de: ‘fuera JOH, fuera JOH, fuera JOH…’ los manifestantes demandaron el respeto a su derecho de elegir y a su voluntad expresada en el voto electoral del 26 de noviembre.

Las manifestaciones de la ciudadanía se presentaron en varias ciudades y comunidades del territorio nacional. Hubo acciones de protesta con toma de carretera en los departamentos de Colón, Atlántida y Cortés en el norte de Honduras. También en Santa Bárbara y Ocotepeque en occidente, más Francisco Morazán en el centro y Choluteca en el sur del país.

Las acciones iniciaron desde muy temprano. Las carreteras fueron bloqueadas con quema de llantas, piedras, árboles y mucha presencia de manifestantes que impidieron el paso de todo tipo de vehículos.

Represión

Las protestas de nuevo recibieron como respuestas la represión de la Policía Militar que, en el caso de El Progreso, Yoro, lanzaron gas lacrimógeno contra los manifestantes, logrando dispersarlos, pero no hubo ni detenidos ni golpeados.

Pero la manifestación del sur del país si tuvo detenidos. La policía militar no sólo lanzó gas lacrimógeno para acabar con la protesta, sino que hasta dispararon contra la población e incluso contra un vehículo de un medio de comunicación en el que transportaba una comunicadora y su camarógrafo. Se reportan algunas personas heridas.

Los manifestantes en el sur de Honduras terminaron incendiando un pequeño aeropuerto que funciona en la zona.

En el resto de las acciones de protesta se contó con el acecho de los cuerpos represores que con una actitud amenazante amedrentaban a la población que pacíficamente demanda en las calles trasparencia en los resultados electorales.

“Vamos a seguir protestando porque el fraude sigue y este gobierno se quiere imponer por la fuerza, estamos en contra de la dictadura”, dijo en Radio Progreso una pobladora de El Progreso, Yoro mientras se manifestaba en uno de los puentes tomados en el norte de Honduras.

Tras varios días de la declaratoria de “estado de sitio” con un toque de queda a nivel nacional, restringiendo el derecho ciudadano a la movilización, el mismo se fue levantando poco a poco. El portavoz de las Fuerzas Armadas de Honduras, coronel Jorge Cerrato, informó que ya se terminó el toque de queda en todo el país.

Radio Progreso


TSE: Declaratoria de nuevo presidente podría darse a más tardar el sábado 23 de diciembre

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) entregó la tarde de este lunes un informe técnico a la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre el proceso electoral.

El magistrado presidente del ente electoral, David Matamoros Batson, aseguró que el TSE trabaja para atender la petición de la OEA.

“La OEA nos pidió el nombre de los miembros de las Mesas Electorales Receptoras (MER) y en estos momentos se están digitalizando, luego se les hará llegar”, aseguró Matamoros Batson.

Sobre la declaratoria que debe realizar el TSE del nuevo presidente de Honduras, el magistrado dijo que no hay aún una fecha definitiva.

El TSE revisa actualmente las impugnaciones que los candidatos han realizado a nivel tanto presidencial como de alcaldías y diputados.

“No tenemos una fecha para dar una declaratoria oficial de resultados”, recalcó, pero “la ley nos da 30 días”, agregó Matamoros Baston refiriéndose que el TSE tiene hasta el próximo 26 de diciembre para oficializar los resultados.

El magistrado, sin embargo, insinuó que la proclamación del nuevo mandatario podría darse a más tardar el sábado 23 de diciembre, es decir previo a la Navidad.

“Creo que nadie quiere estar aquí el 24, 25 (de diciembre)”, dijo refiriéndose a las instalaciones del Infop donde se efectúan los últimos procesos de estas elecciones.

La entrega de este informe a la OEA se realizó en medio de la situación política que vive el país, cuando la Alianza de Oposición ha pedido que se desarrolle el escrutinio de las más de 18 mil actas electorales y los cuadernillos.

El Heraldo


Al menos 20 hondureños asesinados durante la crisis electoral

La resistencia civil del pueblo hondureño en las calles es constitucional, porque está defendiendo el principio de “alternabilidad en el poder” que consagra como inamovible la Carta Magna, y ordena a Fuerzas Armadas velar por el cumplimiento de ese mandato, sin embargo, perdió el ser de su existencia al unirse y defender con balas el delito de reelección presidencial.

Para conocimiento nacional e internacional, se publica los nombres de 14 hondureños asesinados en resistencia civil, según el COFADEH; aunque según otros organismos de derechos humanos, la cifra es mayor en homicidios, en cientos detenidos y en cientos de reprimidos salvajemente, a quienes, los militares han violado sus derechos civiles.

La fuerte violencia de los militares contra la población hondureña en protesta permanente contra el fraude electoral, ha ido creciendo después que la noche del 26 de noviembre anterior, cuando en Honduras la tendencia ya irreversible, con el 57 por ciento del total de actas escrutadas, daba como ganador al candidato presidencial por la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla, por más de 100 mil votos.

Y quince días después, de manera inexplicable para expertos en estadística nacionales e internacionales, hoy lunes 11 de diciembre, gana por más de 50 mil votos, el candidato de la reelección presidencial del gobernante Partido Nacional, Juan Hernández.

Hasta este día cuando han seguido las protestas sociales y la represión en puntos estratégicos de todo el país, según el Comité de Familiares de Detenidos y Desaparecidos en Honduras (COFADEH) y otras organizaciones defensoras de derechos civiles, al menos 20 hondureños han sido asesinados, más de un centenar ha sido ha sido detenidos por los cuerpos de seguridad, sobre todo, por la Policía Militar y Ejército, se reportan más de 500 violaciones graves de derechos humanos.

El levantamiento social en defensa de la Constitución y del resultado electoral a favor de Nasralla, ha seguido en barrios y colonias de ciudades hondureñas, la mañana de este día fueron reprimidas fuertemente las tomas en la capital hondureño, incluso, ha videos de cuando militares dispararon a ciudadanos mientras ejercían el derecho a protesta en el sur del país; información preliminar indica que hubo heridos en la ciudad de Choluteca.

Estas violaciones de derechos humanos no trascienden a través de la prensa tradicional que mantienen la habitual programación de telenovelas, “muñequitos” y programas distractores de la realidad cruenta de cientos de miles de ciudadanos que hablan indignados a los medios alternativos o denuncian a través de redes sociales que están pensando en armarse, en defenderse, dado que son presa fácil de los militares que les disparan cuando se les ocurre para aplacar las movilizaciones y tomas de carreteras en el territorio nacional.

Todos los análisis hondureños y extranjeros que ven con imparcialidad las elecciones, no dan crédito de cómo el Tribunal Supremo Electoral (TSE), revirtió los resultados y, en los últimas dos semanas de manera gradual ha ido ubicando como ganador al candidato de la reelección presidencial.- Las incongruencias y falta de transparencia en el conteo ha sacado al pueblo a las calles y desde el 27 de noviembre pasado hasta hoy se mantienen en protesta en las calles exigiendo se respete la voluntad popular en las urnas y la Constitución de la República.

La ventaja de Nasralla a las 2:00 de la madrugada del lunes 27 de noviembre era de 5 por ciento, casi 100 mil votos por encima Juan Hernández, candidato del gobernante Partido Nacional, que busca la reelección presidencial aun cuando la Constitución la República lo prohíbe y lo considera delito de traición a la Patria, en función que es un mandato establecido por una Asamblea Nacional Constituyente, que no ha sido reformado ni alterado por otra instancia similar.

Nombres de algunos hondureños en resistencia civil, asesinados, en los últimos quince días.

1.- José Abilio Soto.

2.- José Fernando Melgar.

3.- Kimberly Dayana Fonseca Santamaria.

4.- Mauricio Oseguera.

5.- José David Ramos Lambert.

6.- Roger Alberto Vázquez Reyes

7.- Victor Evelio Martínez Alvarez.

9.- Raúl Antonio Triminio.

8.- Persona no identificada

10.- Eric Javier Montoya Crúz.

11.- Israel Valera.

12.- Misael Veláquez.

13.- Virgilio Yareth Avila Gonzales.

14.- Raúl Antonio Triminio Cisnado

El Libertador


OEA comenzó auditoría al sistema informático del TSE

El Tribunal Supremo Electoral de Honduras (TSE) entregó a la Misión de Observación Electoral de la OEA un informe sobre la auditoría técnica practicada al sistema informático de transmisión de resultados de los comicios del 26 de noviembre.

El documento fue entregado por el magistrado presidente del TSE, David Matamoros Batson, al representante de la Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), Gerardo Sánchez.

“Queremos de manera formal manifestarle a la OEA, al pueblo hondureño, a la Unión Europea (UE) y los candidatos que estamos en la mejor disposición de seguir ampliando información, lógicamente dentro del marco de las recomendaciones que se hicieron”, dijo Matamoros al entregar el documento, del que no ofreció detalles.

Miembros de mesas

La OEA pidió que se le diera el nombre de los miembros MER de cinco departamentos del escrutinio especial.

El escrutinio especial de actas, verificación de la participación electoral en Lempira, Intibucá al igual que La Paz, ampliación del plazo de las impugnaciones y la identificación de los miembros de las mesas electorales receptoras (MER) en cinco departamentos son los aspectos de este informe. Matamoros indicó además que el TSE comenzará hoy a resolver más de 150 impugnaciones a los resultados de los comicios, que han sido denunciados por la oposición como fraudulentas y dan la victoria al candidato oficialista y presidente del país, Juan Orlando Hernández. Agregó que el pleno de magistrados del organismo hondureño ha instruido a la Secretaría General para que convoque a los observadores nacionales, internacionales y a los candidatos que han presentado impugnaciones para que lleven a cabo el escrutinio especial.

Declaratoria

El TSE tiene 14 días para hacer la declaratoria de las elecciones, de los cuales tendría que emplear 10 para resolver las 126 acciones de nulidad.

Auditan sistemas

La OEA empezó ayer con la revisión del sistema del Tribunal Supremo Electoral (TSE) mediante personal del departamento de Informática y un técnico de nacionalidad argentina del organismo regional. “Empezaron con toda la auditoría del sistema, ellos han solicitado una información adicional al servidor como tal y se le está dando toda la cooperación”, manifestó Matamoros Batson.

Detalló que “la misión de la OEA pidió que se le diera el nombre de los miembros MER de cinco departamentos, que eso es lo que se está digitando acta por acta, quienes son las personas que estuvieron en esas mesas”. Hasta ayer se tenían 30,000 firmas de estos representantes partidarios, cuyas rúbricas no se validaron, sino su número de identidad, cargo, así como la afiliación a la organización política, precisó.

El funcionario agregó que el TSE ha certificado 25,000 firmas de esos miembros MER; mientras que cinco mil se validaron doblemente. “Una vez que tengamos el archivo completo se les va a hacer llegar a ellos (la OEA) para que se pueda constatar quiénes eran los miembros de las mesas y qué representación había en esos cinco departamentos”, afirmó.

La autoridad del Tribunal Supremo Electoral resaltaron que el plazo para hacer la declaratoria oficial de resultados vence el próximo 26 de diciembre; pero se debe garantizar el debido proceso en cuanto a las impugnaciones a las votaciones presentadas por candidatos en los tres niveles electivos.

La Prensa