Defensoría del Pueblo de Colombia acusa al ELN de violar el cese al fuego luego de la muerte de 13 personas en Magüí Payán

223

Eln violó cese el fuego por masacre en Magüí Payán, según Defensoría

Pasada una semana de la masacre de 13 personas en la o del municipio de Magüi Payán (Nariño) –hecho corroborado tanto por la Alcaldía como la Personería local– este martes la Defensoría del Pueblo ratificó la gravedad de los hechos y le agregó un ingrediente más: responsabilizó al Eln de los homicidios y advirtió que se trata de una violación del cese al fuego acordado con el Gobierno Nacional, en el marco de los diálogos de paz.

El organismo, que dispuso de una comisión humanitaria para verificar lo sucedido, confirmó las versiones que circularon desde un primer momento: que, producto de un enfrentamiento armado entre disidentes de las Farc y guerrilleros del Eln, había 13 víctimas mortales. Se corroboró también el temor latente entre los pobladores ante nuevos hechos violentos y las restricciones a la movilidad que sufre la comunidad. Pero, ¿cómo y por qué hubo una masacre?

La Defensoría logró establecer que, sobre las 5:00 de la tarde del pasado 27 de noviembre, incursionaron a las veredas Juanchito y Pueblo Nuevo, al margen del Rio Patía, varios integrantes del Eln que buscaban someter a subversivos del grupo armado denominado “Resistencia Campesina”.

A esta acción se opusieron dos altos mandos del grupo armado –los hermanos Álvaro y Nilson Samuel Cuero, según la Defensoría– quienes fueron los primeros en abrir fuego. En respuesta, los integrantes del Eln “respondieron contra todas las personas, sin importar que había población civil”. El saldo fue de 13 personas muertas.

Precisamente, en la vereda Pueblo Nuevo fueron hallados cuatro cadáveres, entre ellos, los de los hermanos Cuero. “El tercer cuerpo corresponde presuntamente a alias ‘Uriel’, proveniente de una vereda del río Tapaje en el municipio del Charco. El último de estos cuerpos pertenecería a Héctor Segundo Borja Estupiñan, que, según la información de la comunidad, padecía una discapacidad mental”, explica la Defensoría.

Posteriormente, el miércoles 29 de noviembre, fueron sepultados en la vereda Ricaurte dos cuerpos que correspondían a miembros de la población civil: una mujer de 22 años, en estado de embarazo, identificada como Yensi Carolina Orobio Arboleda, y Dubán Maquines Ordoñez. Por otro lado, en la vereda Playón, también fueron sepultados otros dos civiles: Milton Mauricio Quiñones y Yenson Bernardo Quiñones Hurtado. “Sin embargo, algunos miembros de la comunidad aseguran que eran disidentes de las Farc”, agrega la Defensoría.

Dos cadáveres más fueron sepultados en la vereda Panga del municipio de Roberto Payan, identificados como Hugo Alfredo Preciado y Jorge Leonardo Pastrana. Otro cuerpo sin vida, que no pudo ser identificado, fue llevado a la vereda Punta de Barco. Finalmente, en la vereda las Cruces de la población de Barbacoas, fue sepultada otra persona –Jesús Orfilio Landazury Quiñones–, y un último cuerpo fue hallado el sábado 2 de diciembre. Se trataba de Édinson Ortiz Bolaños, quien se desempeñaba como representante legal del Consejo Comunitario Manos Amigas.

Las versiones recopiladas por la Defensoría advierten que el hermano del representante del Consejo Manos Amigas –identificado como Wilman Haney Ortiz Bolaños– fue retenido por el Eln y, al parecer, haría parte delas disidencias, respondiendo al alias de ‘Gavilán’. Por ello, el organismo “elevará ante las autoridades competentes las denuncias sobre la violación al cese del fuego y hostilidades que representa esta acción por parte de miembros de esa guerrilla”.
“Estado debe proteger a autoridades civiles y líderes sociales”

Al verificar el temor entre la comunidad ante posibles nuevos enfrentamientos, el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, elevó un llamado al Gobierno Nacional “para que se protejan las autoridades civiles y líderes sociales de la zona quienes han manifestado esta amenazados por tratar de proteger la población y denunciar hechos violentos”.

El funcionario también instó al Estado a ofrecer una oferta institucional a todo el Andén Pacífico, en donde se ha evidenciado el confinamiento que sufren los campesinos, “que por acción de grupos violentos no pueden desplazarse, realizar sus actividades de campo o estudio. (…) Necesitamos al Gobierno dando asistencia a todas las veredas más recónditas”, precisó el defensor del Pueblo.

El Espectador


Fiscalía investiga si ELN sería responsable de masacre en Magüí Payán (Nariño)

La Fiscalía General de la Nación reveló que adelanta una investigación que apunta al ELN como el presunto responsable de la masacre de 13 personas en el municipio de Magüí Payán (Nariño).

Luis González, director de Seguridad Ciudadana de la Fiscalía General, señaló que se avanza en la indagación para esclarecer a los responsables de estos crímenes.

De acuerdo con González, las pruebas recolectadas hasta el momento han arrojado que dos de las personas que murieron tenían en su contra una orden de captura por su presunta participación en el secuestro de un integrante de las Farc.

El fiscal indicó que en esa región del país existe una confrontación armada entre integrantes del ELN y otras organizaciones criminales por el control del territorio.

“En ese lugar está la organización que se conoce como Guerrillas Unidas del Pacífico, el ELN, de alias ‘La Vaca’, en el que dos de sus integrantes, y que aparecen dentro de los muertos tenían órdenes de captura”, sostuvo.

La Fiscalía General de la Nación anunció que continúan las labores de policía judicial en el lugar de los hechos para seguir recopilando elementos materiales probatorios para ser anexados a la investigación.

Rcn Radio


Defensoría verificó muerte de 13 personas en Magüí Payán y le exige al Estado garantías de seguridad para pobladores del Andén Pacífico

Debido a la gravedad de los hechos y a las diferentes versiones que circularon en medios de comunicación, una comisión humanitaria de la Defensoría del Pueblo se trasladó hasta ese municipio con el fin de verificar los hechos y brindar acompañamiento a la población civil afectada.

Según información obtenida con personas que presenciaron directamente los hechos, el día 27 de noviembre en las Veredas Juanchito y Pueblo Nuevo, ubicadas al margen del Rio Patía, sobre las 5 de la tarde, integrantes del ELN llegaron a las dos poblaciones con el fin de someter al grupo armado denominado “Resistencia Campesina”.

Los hermanos Álvaro y Nilson Samuel Cuero, integrantes de la línea de mando de este grupo que estaban en Pueblo Nuevo, se negaron a someterse. Las versiones de la comunidad manifiestan que Álvaro empezó a disparar y que los integrantes del ELN respondieron contra todas las personas, sin importar que había población civil.

Según el reporte de los ciudadanos el enfrentamiento dejó 13 muertos. La comisión de la Defensoría verificó con la población que en la vereda Pueblo Nuevo fueron hallados cuatro cadáveres, dos de ellos oriundos de dicha vereda e integrantes de “Resistencia Campesina”, los hermanos Álvaro Cuero y Nilson Samuel Cuero. El tercer cuerpo corresponde presuntamente a alias Uriel, proveniente de una vereda del río Tapaje en el Municipio del Charco. El último de estos cuerpos pertenecería a Héctor Segundo Borja Estupiñan, que, según la información de la comunidad, padecía una discapacidad mental.

Así mismo, otros dos cuerpos fueron sepultados el día miércoles 29 de noviembre en horas de la tarde en la vereda Ricaurte y, según información de la comunidad, eran miembros de la población civil. Los restos corresponden a Yensi Carolina Orobio Arboleda, de 22 años de edad y en embarazo, y Dubán Maquines Ordoñez.

También se verificó con la población civil que en la vereda Playón fueron sepultados Milton Mauricio Quiñones y Yenson Bernardo Quiñones Hurtado, declarados como civiles. Sin embargo, algunos miembros de la comunidad aseguran que eran disidentes de las Farc.

Otros dos cadáveres fueron sepultados en la vereda Panga del municipio de Roberto Payan, pertenecientes a Hugo Alfredo Preciado y Jorge Leonardo Pastrana y un cuerpo sin vida, que no pudo ser identificado, fue llevado a la vereda Punta de Barco.

En la vereda las Cruces del Municipio de Barbacoas fue sepultado un cadáver identificado como Jesús Orfilio Landazury Quiñones, y un último cuerpo fue hallado el día sábado 2 de diciembre que pertenece a Édinson Ortiz Bolaños, quien era el Representante legal del Consejo Comunitario Manos Amigas.

La comunidad también reportó a la Comisión de la Defensoría que Wilman Haney Ortiz Bolaños fue retenido por el ELN. Según la información de la población, hacía parte de las disidencias y es conocido con el Alias de Gavilán, hermano del fallecido Édison Ortiz Bolaños. Por lo anterior, el Defensor Negret Mosquera anunció que elevará ante las autoridades competentes las denuncias sobre la violación al cese del fuego y hostilidades que representa esta acción por parte de miembros de esa guerrilla.

Toda la población a la que obtuvo acceso la Defensoría manifestó sentir temor ante posibles nuevos enfrentamientos. La población se expresó preocupada por las restricciones a la movilidad, lo que se constituye en confinamiento. “La Entidad hace un llamado para que se protejan las autoridades civiles y líderes sociales de la zona quienes han manifestado esta amenazados por tratar de proteger la población y denunciar hechos violentos.”, señaló Negret Mosquera.

Así mismo insistió en la necesidad que el Estado llegue con oferta institucional a todo el Andén Pacífico en donde la Defensoría ha evidenciado el confinamiento que sufren los campesinos, que por acción de grupos violentos no pueden desplazarse, realizar sus actividades de campo o estudio. “Necesitamos al gobierno dando asistencia a todas la veredas más recónditas”, puntualizó Negret Mosquera.

Defensoría del Pueblo


ELN mantendrá agenda de diálogo con Gobierno a pesar de salida de Restrepo

A través del Twitter de la delegación de los diálogos de paz del ELN esa guerrilla se mostró dispuesta a continuar con el diálogo establecido con el Gobierno Nacional tendiente a un acuerdo de paz.

El anunció se dio horas después de conocerse la renuncia del jefe del equipo negociador del Gobierno con el ELN, Juan Camilo Restrepo.

“Esperamos que la renovación del Equipo del Gobierno llegue con nuevos impulsos y dinámicas que permitan el avance de la agenda pactada el 30 de marzo de 2016. Nuestra voluntad como ELN sigue intacta”, mencionan en su cuenta de twitter.

Agregan en un comunicado un balance del cuarto ciclo de conversaciones en Quito, aunque subrayan que ha habido casos que han afectado el desarrollo del cese al fuego como lo ocurrido en Tumaco el 5 de octubre con la muerte de 5 campesinos, la muerte de la comunicadora indígena Efigenia Vásquez, y dos supuestos ataques de las Fuerzas Militares a campamentos del ELN.

Recuerda el comunicado que para resolver las dificultades del cese al fuego se creó una Mesa Transitoria de Conversaciones, que funcionará entre el 1º de diciembre y el 9 de enero, y que sesionará en Bogotá.

El comunicado ratifica que el quinto ciclo de conversaciones comenzará el 9 de enero en Quito, el cual debe evaluar el cese al fuego, así como el diseño del Gran Diálogo Nacional, así como retomar temas humanitarios como el “Acuerdo Humanitario Ya” para el Chocó, el desminado en Nariño y la pedagogía sobre la paz.

Concluye el comunicado que la delegación del ELN tiene disposición para bajar la intensidad del conflicto durante la quinta ronda de negociaciones.

Blu Radio

Más notas sobre el tema