Denuncian el sometimiento cultural de Puerto Rico como forma de colonización

La presidenta del Comité de Puerto Rico en ONU, Olga Sanabria, denunció hoy las diversas facetas de la agresión cultural que sufre esa isla caribeña debido a la dominación de Estados Unidos.

La nación boricua no tiene el control de muchas de sus instituciones ni tampoco de las comunicaciones y a duras penas maneja el sistema educativo, que básicamente resulta un instrumento para reproducir el sistema colonial, explicó en declaraciones exclusivas a Prensa Latina.

Recientemente, Sanabria intervino en la reunión de alto nivel por el décimo aniversario de la Declaración y Programa de Acción del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) sobre Derechos Humanos y Diversidad Cultural.

Allí ofreció detalles sobre cómo la condición de subordinación colonial afecta de manera negativa el desarrollo de patrones culturales propios.

En estos tiempos, en los cuales hay cierta estigmatización hacia las cuestiones culturales y religiosas, es necesario hablar sobre diversidad y crear conciencia al respecto, consideró.

La globalización de los medios ha colocado como punto de referencia a los poderes hegemónicos, por ello el Mnoal vuelve ahora sobre los puntos que abordaron hace 10 años en la Declaración de Teherán, agregó.

En el caso de Puerto Rico, el control político de Estados Unidos incide mucho en lo cultural y las agresiones en ese campo resultan también un intento de dominio, en especial, cuando van dirigidas a menoscabar la identidad nacional, explicó.

Poco tiempo después de la invasión de Estados Unidos a Puerto Rico -y hasta el año 1948-, en el país se impuso un sistema de instrucción pública en idioma inglés, recordó Sanabria.

La isla logró revertir esa imposición y mantuvo su vernáculo, sus raíces y su identidad nacional, latinoamericana y caribeña, apuntó la representante del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano de Puerto Rico.

Sanabria ahondó en ONU sobre la actual situación en Puerto Rico y algunas de las más recientes y arbitrarias decisiones del ‘gobierno colonial’, como la de nombrar una norteamericana como secretaria de Educación.

Frente a las imposiciones, Puerto Rico ha hecho una fuerte resistencia, sobre todo, a las agresiones culturales, mientras defiende sus valores, su idioma y sus tradiciones, indicó.

‘A pesar de que las dificultades que tenemos, esa resistencia nos ha salvado y ahora existe mucha lucha cultural en Puerto Rico.’

Pero hay un problema de falta de visibilidad, las colonias tienden a ser invisibles porque los medios de comunicación del imperio no cubren nada o casi nada, añadió.

‘En ese escenario resulta muy importante dar a conocer lo que hemos logrado y difundir más información sobre el país y sobre la causa de descolonización, de independencia y de soberanía.’

Sanabria habló, además, de las dificultades con la deuda y la imposición de una junta de control fiscal: parte de la austeridad y los recortes presupuestarios se aplican a organizaciones, entidades y proyectos culturales.

El Comité de Puerto Rico en ONU figura entre los miembros observadores de los no alineados desde los años de 1960 pues ese movimiento defiende el derecho inalienable del pueblo puertorriqueño a su libre determinación e independencia.

Publicado en PrensaLatina

Mensaje del MINH en el 10mo Aniversario de la Declaración y Programa de Acción de los No Alineados sobre Derechos Humanos y Diversidad Cultural (español e inglés)

Reunión de Alto Nivel por el 10mo Aniversario de la Declaración y Programa de Acción de los No Alineados sobre Derechos Humanos y Diversidad Cultural – 30 de noviembre de 2017 – Naciones Unidas – Nueva York – Intervención de Olga I. Sanabria Dávila en representación del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano de Puerto Rico

Sr. Presidente,
Ministros y Ministras,
Embajadoras yEmbajadores
Delegadas y delegados todos:

No hay duda de que el momento actual es uno de muchos retos en los ámbitos de los Derechos Humanos y la Diversidad Cultural. Es un momento en que se pretende que todos nuestros puntos de referencia desde la música, los estándares de belleza y nuestras creencias y valores emanen de los centros hegemónicos haciendo más patente las relaciones de poder en el ámbito cultural y convirtiendo la diversidad cultural en un campo más de la lucha de los pueblos por los derechos humanos y la supervivencia misma.

En el caso de Puerto Rico la condición de subordinación colonial añade a esos retos. Los países antes sometidos al colonialismo, muchos ahora miembros plenos del Movimiento de Países No Alineados, conocen como los imperios menoscaban la cultura y violan los derechos humanos de los pueblos para afianzar su dominio. Por eso el objetivo de la erradicación del colonialismo tiene que seguir presente y en todos los ámbitos del trabajo de los No Alineados que desde sus inicios apoya el derecho inalienable del pueblo de Puerto Rico a su libre determinación e independencia. Varias organizaciones independentistas han participado como observadoras en reuniones de los No Alineados desde sus inicios y siempre agradecemos la oportunidad.
La lucha del pueblo de Puerto Rico por su cultura viene desde mucho antes de la coyuntura actual. Al estar sometidos a la dominación colonial, nunca hemos tenido en nuestras manos el poder sobre las comunicaciones al igual que no tenemos poder cabal sobre nuestro sistema de educación cuya función principal es la reproducción del sistema colonial. El nombramiento de una norteamericana para Secretaria de Educación de Puerto Rico al presente es parte de la engañosa ofensiva del gobierno colonial a favor de la anexión de Puerto Rico a Estados Unidos.

Uno de los triunfos logrados por el pueblo de Puerto Rico ha sido mantener su vernáculo español a pesar de que durante casi 50 años desde la invasión de Estados Unidos hasta 1948 en las escuelas públicas del país se impuso el inglés como idioma de enseñanza. Durante 50 años nuestros niños y niñas fueron sometidos a tal violencia. El pueblo de Puerto Rico ha logrado como otro de sus grandes triunfos mantener su identidad cultural latinoamericana alimentada por la rica diversidad cultural del Caribe en que ubicamos. Los más 400 años de forja histórica de nuestro pueblo en los ámbitos social, económico, político y cultural antes de la invasión y nuestra lucha han sostenido la supervivencia de nuestra identidad nacional y vernáculo español.

Los derechos humanos de toda jerarquía del pueblo de Puerto Rico son violados continuamente y más aún al presente. La devastación de los huracanes que azotaron el Caribe, y a Puerto Rico con particular furia, dejó al descubierto nuestra indefensión ante un imperio indiferente a nuestras necesidades y dejó al descubierto nuestra indefensión ante el cambio climático. Por ello el año 2017 ha sido aleccionador para nuestro pueblo. Mientras, en el año 2016 las tres ramas del gobierno de Estados Unidos por fin dijeron la verdad: el Congreso de ese país retiene los poderes plenarios sobre Puerto Rico. No hay gobierno propio de Puerto Rico. Valiéndose de ello, también en 2016 el Congreso de Estados Unidos impuso una Junta de Control Fiscal que gobierna por encima del gobierno electo de Puerto Rico para asegurar el pago de una deuda impagable a no ser a cambio de penurias para el pueblo de Puerto Rico. Es de notar que además de la reducción de los derechos de trabajadores, son parte del programa de austeridad de la Junta de Control Fiscal el cierre y privatización de escuelas públicas, la privatización de la Universidad de Puerto Rico, la institución de educación superior por excelencia de nuestro país, y el cese del financiamiento de entidades y proyectos culturales.

Debido a este recrudecimiento de la realidad colonial de Puerto Rico, ahora más que nunca hace falta una posición equívoca del Movimiento de Países No Alineados y la comunidad internacional a favor de la descolonización de Puerto Rico de conformidad con el Derecho Internacional.

Muchas gracias.

 


 

High level meeting of the Movement of Non-Aligned Countries on Human Rights and Cultural Diversity (Teheran+10) 30 November 2017 – United Nations – New York Statement by Olga I. Sanabria Dávila in representation of the National Hostos Movement for the Independence of Puerto Rico

Mr. President,
Ministers,
Ambassador and
Delegates:

Doubtlessly, it is a moment when the hegemonic centers would dictate all our points of reference from music, to beauty standards, to our beliefs and values, thus making clear the relationships of power in the cultural sphere and converting it into another arena of the struggles of the peoples for their human rights and their very survival.

In the case of Puerto Rico our subordinate colonial status adds to these challenges. The countries previously subject to colonialism, many now full members of the Movement of Non-Aligned Countries, are familiar with how imperial powers undermine culture and violate human rights, in order to ensure their domination. For this reason, the objective of eradicating colonialism must continue present in all spheres of the work of the No Aligned Movement which from its inception supports the inalienable right of the people of Puerto Rico to self-determination and independence.

Varias organizaciones independentistas han participado como observadoras en reuniones de los No Alineados desde sus inicios y siempre agradecemos la oportunidad.

The struggle of the people of Puerto Rico for our culture dates from long before the present moment. Because we are subject to colonial domination we do not have in our hands the power over communications, nor do we have full power over our education system whose role it is to reproduce the colonial system.The appointment of a North American for Secretary of the Department of Education of Puerto Rico at present is part of the deceitful offensive of the colonial government in favor of the annexation of Puerto Rico to the United States.

One of the triumphs of the people of Puerto Rico is that we have maintained our Spanish vernacular. For almost fifty years after the United States invasion, until 1948, the English language was imposed as the language of instruction in Puerto Rico’s public schools as part of the process of cultural aggression. Such was the violence that our children were subject to for fifty years. Another triumph of the people of Puerto Rico is that we have maintained our Latin American identity which is nourished by the rich cultural diversity of the Caribbean where we are located. Our more than four hundred years of social, economic, political and cultural development before the invasion and our struggle have sustained the survival of our national identity and Spanish vernacular.

The human rights of the Puerto Rican people are continually violated at all levels of the hierarchy of human rights. The year 2017 brought many lessons to the Puerto Rican people. The devastation wrought by the hurricanes that struck the Caribbean, and which struck Puerto Rico with worse fury, uncovered our defenselessness at the hands of an imperial power that is indifferent to our needs, it also uncovered our defenselessness in the face of climate change. Meanwhile, in the year 2016 the three branches of the United States government finally spoke the truth: The Congress of that country holds plenary powers over Puerto Rico. There is no self-government in Puerto Rico. Also that year, the Congress of that country exercised its power to impose a Fiscal Control Board which governs over the elected government of Puerto Rico to ensure payment of an unpayable debt unless payment is at the price of the hardships of the people of Puerto Rico. It should be noted that beside the reduction of workers benefits, the Junta´s austerity measures include the closing and privatization of public schools, the piece by piece privatization of the University of Puerto Rico, Puerto Rico´s higher education institution par excellence, and the elimination of financing for cultural entities and projects.

Due to this intensification of the colonial reality of Puerto Rico now more than ever that the Movement of Non-Aligned Countries and the international community must maintain an unequivocal position in favor of the decolonization of Puerto Rico in conformity with International Law.

Thank you.