Ecuador: Jorge Glas denuncia un pacto con Odebrecht en la recta final del juicio en su contra

El juicio contra el vicepresidente Jorge Glas, su tío Ricardo Rivera y otros siete procesados entró en la fase final. Este miércoles 6 de diciembre, el Tribunal Penal de la Corte cerró la etapa en la que se receptaron las pruebas y desde las 09:00 de hoy se exponen los alegatos finales del proceso.

Con todos los elementos recopilados, los jueces Édgar Flores, Sylvia Sánchez y Richard Villagómez emitirán un fallo. No hay fecha para ello.

En la mañana, el Segundo Mandatario adelantó que no hay nada en su contra. Al llegar al octavo piso de la Corte Nacional se paró frente a los micrófonos y aseguró que hasta ahora “nadie ha podido presentar ni media prueba partida por la mitad” en su contra. Y aseguró que a la Fiscalía basó su acusación solo en la declaración del delator José Santos.

“Aquí ha habido un pacto con Odebrecht, muy probablemente un pacto político, con mi cabeza de por medio”, señaló y entró a la sala de audiencia.

Cinco minutos después, el juez Flores arrancó la diligencia y allí se repitió la versión que el 20 de septiembre ya entregaron los procesados por Odebrecht Kepler Verduga, Gustavo Massuh y José Terán.

Sus abogados han dicho que son inocentes y el jurista Ramiro Román aseguró que la decisión del Tribunal de sacar a la Procuraduría de este juicio también los beneficia. “(Las personas enjuiciadas) ya no tienen una acusación por parte del abogado del Estado. Esa parte es la más delicada”.

Cerca de las 11:30, el fiscal Carlos Baca también se refirió a lo sucedido con la Procuraduría. “Independientemente de la existencia o no de acusadores particulares, la Fiscalía representa a la ciudadanía en este caso y va a solicitar la reparación integral como corresponde (…) Fiscalía actuó por más de siete días con pruebas documental, testimonial y pericial más allá de lo que se diga”.

Un informe de la Fiscalía General dice que en el juicio presentó la versión de 17 peritos, 13 testigos, siete servidores públicos, 40 pruebas documentales, e-mails, informes técnicos periciales, informes de riesgos tributarios, entre otros.

La Procuraduría emitió un segundo comunicado y rechazó la medida adoptada por el Tribunal Penal. “(Los jueces) no aplicaron en forma racional y proporcional la norma”.

Dijo que consideraron como abandono “un retraso de siete minutos, dejando afuera al acusador particular, cuando su actuación durante 11 días reflejaba su clara intención de actuar como acusadores, presentar alegatos y pruebas”.

Ayer se conoció que el abogado Carlos Jurado, uno de los juristas de la Procuraduría que se atrasó a la diligencia fue removido de su cargo, pues se trataba de un funcionario de libre nombramiento.

La Procuraduría aclaró que aún en el evento de que la acusación particular se declare abandonada, “la víctima (el Estados ecuatoriano) tiene el derecho a la reparación integral”.

Las versiones

En medio de esto, los jueces escucharon la grabación con los testimonios entregados por Terán, Verduga y Massuh.

Este último dijo haber recibido dinero de la constructora brasileña por haberle facilitado información privilegiada de obras en el país y por haber prestado sus empresas para el pago de los sobornos. Por ejemplo, señaló que el 17 de marzo del 2014 recibió 1 30 000 euros y el 23 de septiembre de ese año USD 179 000.
En cambio, Terán admitió que fue llamado por Odebrecht para que le facilite información de proyectos en los que la constructora podía participar.

Uno de estos fue el Poliducto Pascuales-Cuenca. “Yo debía estar pendiente de la información técnica y legal del concurso. Mi misión era informar a la constructora”, contó.

Finalmente, a Verduga se le escuchó hablar sobre “planificación fiscal”, una frase usada por Odebrecht para incluir sobreprecios en las obras. “Recibía instrucciones de los valores que debía incluir en la planilla y que después debía devolver en efectivo a Giraldo Souza, de la constructora”.

Los hechos relacionados con el juicio

24 de noviembre 2017

Comienza el juicio en la Corte Nacional de Justicia. El fiscal Carlos Baca dijo que el vicepresidente Jorge Glas integró una red con la constructora Odebrecht.

26 de noviembre

Los correos electrónicos que se cruzaron Jorge Glas y su tío Ricardo Rivera quedaron expuestos ante el Tribunal Penal de la Corte Nacional de Justicia.

27 de noviembre

Alexis Mera dijo que en el 2010, el Segundo Mandatario dirigió el regreso de Odebrecht y que el Pascuales-Cuenca era innecesario y absurdo para el país.

28 de noviembre

La Fiscalía General presentó testigos en el juicio por asociación ilícita y un peritaje confirmó el nexo entre Ricardo Rivera y Glory International Industry Co. Ltd.

El Comercio