Ecuador: sentencian a seis años de prisión al vicepresidente Jorge Glas por el Caso Odebrecht

Tribunal: Jorge Glas condenado a 6 años por asociación ilícita con Odebrecht

El Tribunal Penal de la Corte Nacional de Justicia encontró culpable al vicepresidente de la República, Jorge Glas, dentro del juicio de asociación ilícita con Odebrecht.

El juez Édgar Flores Mier lo condenó a 6 años de cárcel. La resolución es leída la tarde de este miércoles 13 de diciembre del 2017, en la Corte Nacional de Justicia, en Quito. El juez Édgar Flores Mier leyó hace minutos que “Glas articuló con José Conceição Santos la concesión de contratos públicos a cambio de pagos”.

En ese contexto, el magistrado puntualizó que el Vicepresidente actuó como principal” del delito. También actuó como principal Ricardo Rivera, quien en condición de tío de Jorge Glas facilitó la gestión de Santos, dijo el juez, quien halló elementos además para otros seis procesados por el delito de asociación ilícita en el caso Odebrecht (uno fue liberado).

El Juez precisó que para la resolución se tomaron en cuenta la asistencia internacional del Departamento de Justicia de Estados Unidos, las declaraciones del exejecutivo de Odebrecht José Conceição Santos, los mensajes cruzados entre los procesados, etc.

Édgar Flores Mier señaló que la investigación permite concluir la configuración de otros delitos como peculado, concusión, cohecho, enriquecimiento ilícito, delincuencia organizada, testaferrismo, lavado de activos y tráfico de influencias. Por lo que dispuso que se remitan copias certificadas del proceso a la Fiscalía.

El Juez recordó que Glas fue titular del Fondo de Solidaridad, ministro coordinador de Sectores Estratégicos y Vicepresidente de la República, cargos desde los cuales estuvo al frente de contratos con proyectos emblemáticos que fueron adjudicados a Odebrecht. Durante la audiencia de juicio, el fiscal Carlos Baca Mancheno había pedido seis años de cárcel contra Glas y Rivera por ser parte de la red delictiva que Odebrecht montó en Ecuador.

“Ha quedado comprobado que tuvo poder e injerencia en estos proyectos”, dijo Baca , al referirse a las cinco obras donde aparentemente hubo pago de sobornos. Estas son el Poliducto Pascuales-Cuenca, Hidroeléctrica Manduriacu, Acueducto La Esperanza, Trasvase Daule-Vinces y la Refinería del Pacífico.

El proyecto más costoso es el relacionado con el Poliducto Pascuales-Cuenca, que fue adjudicado a Odebrecht, el 3 de octubre del 2013, por USD 370 millones (sin incluir IVA), tras un concurso público.
El Comercio


Audiciencia del Tribunal de la Corte de Justicia

El Comercio


Jorge Glas no podría renunciar porque estaría impedido de desempeñar su cargo

Ante el anuncio del vicepresidente -sin funciones- Jorge Glas de no renunciar, aunque exista una condena por el delito de asociación ilícita en el caso Odebrecht, el presidente de la Federación de Servidores Públicos, Miguel García, descartó que el funcionario esté en posibilidades de decidir si dimite o no.

“Él (Glas) estaría impedido físicamente de desempeñar su cargo porque está preso y además, tiene tres meses de ausencia y en consecuencia, él ha perdido su calidad de vicepresidente”, explica.

García también señala que el artículo 10 de la Ley Orgánica del Servicio Público establece prohibiciones especiales para el desempeño de un puesto en dicho sector.

Las personas contra quienes se hubiere dictado sentencia condenatoria ejecutoriada por delitos de: peculado, cohecho, concusión o enriquecimiento ilícito; y, en general, quienes hayan sido sentenciados por defraudaciones a las instituciones del Estado están prohibidos para el desempeño, bajo cualquier modalidad, de un puesto, cargo, función o dignidad pública, reseña el artículo.

El titular de la federación admite que en el articulado no existe el delito de asociación ilícita por el cual está siendo procesado Glas, pero enfatiza que por abandono del cargo ya no está en calidad de ser vicepresidente.

“Ya no es vicepresidente de manera tácita, ya no lo es, debería el presidente de la República (Lenín Moreno) hacer una declaración pública en ese sentido y decidir a quien propone (…) el señor Glas está fuera de la dignidad”, resalta.

En el caso de que Glas sea procesado por otros delitos que sí incluyen en el artículo esto acentúa más el abandono definitivo, así resume García el otro posible escenario.

García considera que el Ejecutivo podría esperar a una sentencia en firme para designar un nuevo vicepresidente/a o vicepresidenta, proponer los candidatos y ponerlos en consideración en la Asamblea, aunque afirma: “la suerte está echada para el señor Glas, no hay mucho que hacer”.

Vacaciones

Las vacaciones que se autorizó el segundo mandatario Jorge Glas, mientras duraba la prisión preventiva, dispuesta el 2 de octubre, para investigaciones por el delito de asociación ilícita, no son legales.

Miguel García indica que el cargo de Glas es de nombramiento de periodo fijo y debió pedir vacaciones después de al menos 11 meses de su nuevo periodo.

Aclara que el vicepresidente también debió ser liquidado en vacaciones y décimos en su periodo anterior. Por lo tanto, “no tiene derecho a vacaciones”, dijo. (I)

El Universo


Luiz Mameri: Yo autoricé los pagos de José Conceição Santos en Ecuador

En diciembre de 2016, el exejecutivo de Odebrecht, Luiz Antonio Mameri, dio más de veinte testimonios como parte de su acuerdo de “delación premiada” ante los fiscales en Sao Paulo, ciudad donde está radicado. Su declaración número 20, del 13 de diciembre, se refiere a: “Ecuador, Autorización de Pago Indebido al Secretario Jurídico de la Presidencia Alexis Mera”.

Durante 16 minutos, Mameri, que vestía terno oscuro y camisa blanca sin corbata, relató cómo siendo vicepresidente para América Latina y Angola de Odebrecht, era quien autorizaba el pago sistemático de coimas a través del sistema encriptado MyWebDay, y que los depósitos eran realizados por el Departamento de Operaciones Estructuradas, a cargo de Hilberto Silva.

Mameri señaló que designó a José Conceição Santos, como director de Ecuador, en el año 2010 con la misión de resolver la controversia con el gobierno sobre la hidroeléctrica San Francisco y lograr el retorno de Odebrecht a Ecuador.

“Era necesario un acuerdo y contar un apoyo del secretario jurídico de la Presidencia. No sé precisar cuál sería este apoyo”, dijo Mameri al admitir que ordenó el pago del primer acuerdo por $ 1,3 millones para el retorno. En 2012 se dio una nueva negociación para pagos de coimas, esta vez por $ 3,5 millones. “José Conceição me informó que era necesario mantener una buena relación con el señor Alexis Mera, evitando con eso, como ocurrió con la controversia por la Central Hidroeléctrica San Francisco, nuevas represalias del Gobierno ecuatoriano”.

El fiscal brasileño insiste preguntándole que si ya tenían un acuerdo de sobornos negociado con el contralor Carlos Pólit, era verdaderamente imprescindible la negociación con Alexis Mera. A lo que Mameri responde que “Sí”.

“Mi participación en estos hechos se restringió a autorizar los pagos”, aseguró al reconocer que nunca negoció directamente, pues esa era tarea de Conceição Santos.

Dos días después de esta declaración de Mameri, José Conceição Santos, exdirector superintendente para Ecuador entre 2010 y 2013, dio su testimonio sobre los sobornos pagados a Pareja Cordero, pero desde Brasilia, donde reside.

Su declaración dura casi once minutos y corresponde a su testimonio número 8.

De acuerdo con su relato, Pareja tenía una relación con Odebrecht desde 1977. El abogado lo buscó en el 2010 porque dijo tener una relación con el entonces secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, quien, según Santos, era el responsable de la emisión del decreto que firmó el presidente Rafael Correa para expulsar a Odebrecht del Ecuador en septiembre de 2008.

Pareja le habría dicho que Mera podría ayudar para el retorno de Odebrecht al país porque tenía una relación cercana con Correa.

“Consideré hacer ese acuerdo porque Alexis Mera era una persona relevante, y era conocida por ser una persona bastante vengativa y bastante agresiva en las decisiones dentro de Ecuador, era el brazo derecho del Presidente en lo relacionado con temas jurídicos y legales”, se justificó Santos ante los fiscales.

Pareja también le mencionó que tenía “una influencia muy grande” en la Procuraduría General del Estado. El pedido inicial fue de $ 1,5 millones, pero quedaron en $ 1,35 millones, depositados en una cuenta de Dramiston Limited entre agosto de 2010 y noviembre de 2011.

Posteriormente, aseveró Santos, Pareja Cordero lo volvió a contactar para indicarle que debido a que Odebrecht había ganado algunos contratos (la central hidroeléctrica Manduriacu y el movimiento de tierras de la Refinería del Pacífico), sería necesario pagarle una comisión a Mera por esos logros. El pedido fue de $ 5 millones, pero se acordó el monto de $ 3,5 millones.

Santos reconoció que nunca se reunió con Mera Giler ni tampoco tiene una grabación de sus encuentros con Pareja Cordero.

Ante la insistencia del fiscal sobre el tema, el exejecutivo respondió: “Realmente esas cosas acontecieron. Hubo una promesa que fue cumplida”.

Reconoció, asimismo, que nunca estuvo en una reunión privada con el presidente Rafael Correa, solo en inauguraciones de obras. La única referencia que tenía era que Alexis Mera era cercano a Correa, les dijo a los fiscales.

* Esta es una investigación conjunta de EL UNIVERSO y la Red de Investigaciones Periodísticas Estructuradas liderada por IDL-Reporteros e integrada por periodistas de O Globo de Brasil, La Nación de Argentina, La Prensa de Panamá, Armando.Info de Venezuela, Sudestada de Uruguay y Quinto Elemento de México.

El Universo