Honduras: Un fraude, con permiso de la comunidad internacional – Por Jaime A Flores

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

El triunfo de la alianza opositora contra la dictadura no sólo es una derrota para el presidente más odiado, repudiado y corrupto que ha tenido Honduras en toda su historia, sino que para varios actores extraterritoriales como nacionales, por lo que sin ningún tipo de respeto a la voluntad y soberanía popular le permitirán revertir, a través del fraude, el resultado electoral.

Estos actores extraterritoriales son nada más y nada que la embajada americana, la Unión Europea, la cooperación internacional manejada por el perverso sistema financiero mundial y para una parte de la oligarquía, quienes con su poderío, imponen sus intereses geoestratégicos y económicos a la voluntad de un pueblo, envilecido por el alcohol, las religiones y el futbol.

Y es que como decía Manuel José Arce, “hay que principiar desde el principio”. Este individuo, sediento de poder y sangre, se ha mantenido como gobernante de esta Hibueras por el apoyo directo y sin reservas de estos actores; quienes nos guste o no y como ha sido siempre, tienen el poder para nombrar el mayordomo del potrero.

De lo contrario, Honduras un país dependiente hasta del aire que respira, un gobernante no aguanta 72 horas sin combustible y muchos menos, sin el apoyo directo de los organismos internacionales de crédito. Sin embargo, todos han estado allí “echándole el hombro”.

Por lo tanto, si durante estos cuatro años le han “echando el hombro” ¿Por qué van a cambiar ahora? ¿Qué nos haría pensar que lo que ayer era bueno hoy es malo? No nos llamemos a engaños; el imperio, la Unión Europea y la Cooperación Internacional quieren a este títere de gobernante y lo quieren con los pantalones abajo, así conviene más a sus intereses geoestratégicos, financieros y comerciales.

Honduras nunca ha sido un país, sólo un territorio y ese territorio tiene importancia geo estratégica para el imperio. No por gusto tiene una base militar, de las más grandes y tecnológicamente mejor equipadas del mundo, no es para menos, su cercanía con el territorio venezolano esta a la vuelta de la esquina, anteriormente, Nicaragua y Cuba, sus enemigos a muerte. No por algo nos decían: USS-Honduras.

Similar papel juega la Unión Europea en este potrero. Los intereses son diferentes, pero por un remedo de democracia no van a poner en peligro sus relaciones armoniosas con el imperio y sus intereses comerciales en este potrero, principalmente a la industria extractivista y proyectos de mediana envergadura, como lo son de infraestructura y producción de energía.

Por estas y por otras razones, ni el imperio ni la Unión Europea pondrán a ladrar Luis Almagro en contra del aprendiz de dictador. Lo que es un pecado mortal en Venezuela, es una virtud que hay defender a muerte en esta prostituida Honduras. Los sacrosantos intereses.

Las y los hondureños no le importamos a nadie, mejor si nos morimos ya sea por hambre o por enfermedades, entonces qué más da tener una marioneta en el poder, que sea garantía y letra de cambio para sus intereses comerciales y geoestratégicos en el potrero.

El fraude solo lo va a derrotar el pueblo hondureño, pero con acciones serias y cuasi insurreccionales. Al imperialismo norteamericano y a la cooperación internacional les conviene que siga juan orlando en el poder, decir lo contrario, es auto engañarnos.

¡Salud pueblo hondureño, la dictadura neofascista se consolida! Usted y yo lo permitimos.

(*) Columnista en Criterio.hn

Criterio