Honduras: la ONU condena la represión a las manifestaciones contra el fraude y España reconoce a JOH como presidente electo

ONU condena ilegalidad en represión militar a hondureños

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de varios expertos en materia de derechos humanos, ha condenado este día la muerte de al menos 27 personas durante las protestas en contra de la crisis política que ha desatado el fraude electoral promovido por el Tribunal de Elecciones.

Según David Kaye, Michel Frost y Edison Lanza, el actuar violento de las fuerzas de seguridad hondureñas, responde a un proceso ilegal porque en crisis como las que vive el país, se debe actuar para proteger las manifestaciones políticas y no atacarlas.

Los especialistas en materia de derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), David Kaye, Michel Frost y Edison Lanza, condenaron este miércoles la represión militar y policial que ya ha quitado la vida a unas 27 personas, entre ellas tres niños que murieron a causa del gas lacrimógeno lanzado en algunas viviendas.
A través de un comunicado, los especialistas ratifican que en Honduras el Tribunal Supremo Electoral (TSE) accedió al fraude electoral, basándose en el “estado de emergencia, suspendiendo derechos fundamentales, después de que miles de personas se sumaron a las manifestaciones en rechazo a las irregularidades del proceso electoral del 26 de noviembre”.

El documento incita al gobierno de Honduras a exhortar dar un cumplimiento estricto del respeto a la vida, la libertad de expresión y el derecho a la reunión, “de todas las personas bajo su jurisdicción”. Los especialistas ya han pedido a las autoridades investigar las muertes en las protestas porque los “estados de excepción”, no autoriza en ningún momento la derogación de derechos a la vida e integridad personal.

Cabe destacar que el 1 de diciembre, momentos después de que ilegalmente el designado presidencial Ricardo Álvarez, usurpara las funciones del presidente Juan Hernández, para declarar el estado de sitio, la Policía Militar y elementos del Ejército, “sembraron el terror” en el país, ya que dispararon y golpearon a varias personas, asesinando al menos a siete personas.

“Las protestas callejeras y los disturbios no constituyen una situación excepcional que justifique la suspensión de derechos fundamentales”, afirmaron los expertos. “Por el contrario, en momentos críticos para la vigencia de la democracia, el debate público robusto y las manifestaciones políticas deben tener la máxima protección posible”, manifestaron.

Asimismo, añadieron que están alarmados por el uso ilegal y excesivo de la fuerza para disolver protestas. En el documento hacen alusión a la muerte de al menos 12 personas; no obstante, según estimaciones de EL LIBERTADOR ya serían 27, según reportes en redes sociales y medios de información alternativos.

Además hacen hincapié en las decenas de heridos y cientos de detenidos que fueron encarcelados en instalaciones militares “donde habrían sido brutalmente golpeados, insultados y sometidos a torturas, y otros tratos crueles inhumanos y degradantes”, lo que compete a una práctica común para el Ejército en Honduras, ya que de esa forma operaron en los años 80 con las desapariciones forzadas y en 2009 durante el golpe de Estado.

Por otro lado, los especialistas en derechos humanos, lamentan el atropello contra los periodistas, para el caso denunciaron que los días 9 y 10 de diciembre, Radio Progreso, “un medio comunitario emblemático por su independencia y defensa de la democracia, denunció el sabotaje de su torre y antena en Tegucigalpa. La radio perdió su señal en la zona central del país”.

Ante esa situación hicieron un llamado urgente “para que se investigue el ataque a Radio Progreso, se restablezca su transmisión y se garantice la seguridad de sus periodistas y trabajadores”. Los expertos concluyeron que “antes, durante y después de contiendas electorales, la información pública sobre el proceso electoral, divulgada de manera oportuna, proactiva y fidedigna, es una garantía indispensable de los sistemas democráticos”.

El Libertador


Honduras: Expertos condenan medidas contra manifestantes y prensa

Expertos* de la ONU y la CIDHcondenaron el asesinato de al menos 12 manifestantes en Honduras y la detención de cientos de personas que tomaron las calles luego de la suspensión del conteo de votos de las elecciones presidenciales del mes pasado.

El Gobierno declaró un estado de emergencia, suspendiendo derechos fundamentales, después de que miles de personas se sumaron a las manifestaciones en rechazo a las irregularidades del proceso electoral del 26 de noviembre. La policía detuvo forzosamente las protestas. El estado de emergencia quedó sin efecto el pasado 9 de diciembre.
“Exhortamos al Gobierno de Honduras a dar cumplimiento estricto a sus obligaciones de respetar y garantizar los derechos a la vida, así como los derechos a la libertad de expresión y derecho de reunión de todas las personas bajo su jurisdicción”, afirmaron les expertos. Los expertos notaron que la proclamación de estados de excepción no autoriza, bajo ninguna circunstancia, la derogación de derechos a la vida e integridad personal y llamaron a las autoridades a investigar estos hechos.

“Las protestas callejeras y los disturbios no constituyen una situación excepcional que justifique per se la suspensión de derechos fundamentales”, afirmaron los expertos. “Por el contrario, en momentos críticos para la vigencia de la democracia, el debate público robusto y las manifestaciones políticas deben tener la máxima protección posible”, manifestaron.

“Estamos alarmados por el uso ilegal y excesivo de la fuerza para disolver protestas, que resultó en la muerte de al menos 12 manifestantes, decenas de heridos y cientos de detenidos, muchas de ellos trasladados a instalaciones militares, donde habrían sido brutalmente golpeados, insultados y sometidos a torturas, y otros tratos crueles inhumanos y degradantes”.

Asimismo durante este tiempo, se han reportado ataques y detenciones de periodistas durante la cobertura de protestas. Los días 9 y 10 de diciembre, Radio Progreso, un medio comunitario emblemático por su independencia y defensa de la democracia, denunció el sabotaje de su torre y antena en Tegucigalpa. La radio perdió su señal en la zona central del país.

“Hacemos un llamado urgente para que se investigue el ataque a Radio Progreso, se restablezca su transmisión y se garantice la seguridad de sus periodistas y trabajadores”, reafirmaron.

“Antes, durante y después de contiendas electorales, la información pública sobre el proceso electoral, divulgada de manera oportuna, proactiva y fidedigna, es una garantía indispensable de los sistemas democráticos”, concluyeron.

*Los expertos: El Sr. David Kaye, Relator Especial de la ONU sobre la promoción del derecho a la libertad de opinión y expresión; El. Sr. Michel Forst, Relator Especial de la ONU sobre la situación de los defensores de derechos humanos; El Sr. Edison Lanza, Relator Especial para la libertad de expresión por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Los Relatores Especiales de la ONU forman parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especialesdel Consejo de Derechos Humanos. Los Procedimientos Especiales, el mayor órgano de expertos independientes en el sistema de la ONU para los Derechos Humanos, es el nombre general de los mecanismos de investigación y monitoreo del Consejo de Derechos Humanos para hacer frente a situaciones concretas en países o a cuestiones temáticas en todo el mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de manera voluntaria; no son personal de la ONU y no perciben un salario por su labor. Son independientes de cualquier gobierno u organización y actúan a título individual.
En julio de 2014.

La Oficina del Relator Especial para la Libertad de Expresión fue creada por la CIDH para promover la defensa del derecho a la libertad de pensamiento y expresión en el hemisferio, dado el papel fundamental que este derecho desempeña en la consolidación y desarrollo del sistema democrático.

CIDH


España reconoce a Juan Orlando Hernández como presidente electo de Honduras

El gobierno de España extendió este miércoles su felicitación al presidente de Honduras Juan Orlando Hernández por resultar electo como presidente en los comicios del 26 de noviembre.

España tuvo a bien informar mediante un comunicado oficial que le da la bienvenida a los resultados oficializados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

“El gobierno de España da la bienvenida al anuncio de resultados electorales llevado a cabo por el Tribunal Supremo Electoral de la República de Honduras, que ha proclamado al presidente Juan Orlando Hernández, ganador de las elecciones presidenciales celebradas el pasado 26 de noviembre”, cita el documento oficial.

Asimismo, el gobierno de la nación europea aboga porque haya diálogo entre el gobierno y los sectores opositores que mantienen protestas a nivel nacional.

“España apela a la responsabilidad de todas las fuerzas políticas hondureñas para que se efectúen llamamientos a la paz y la tranquilidad, se respete el marco legal y constitucional de Honduras que permite acciones jurídicas contra la proclamación de resultados y se favorezca el entendimiento entre todos los hondureños de manera que juntos puedan acometer las reformas necesarias para construir un futuro mejor”, agrega el comunicado.

España ha apoyado las Misiones de Observación Electoral de la Unión Europea y de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se han desplegado en el país desde el inicio del proceso de elecciones.

En ese sentido, ratificó el trabajo en conjunto entre ambas naciones. “El gobierno de España, de acuerdo con los tradicionales vínculos que unen a nuestros dos países, manifiesta su voluntad de seguir trabajando en el futuro con las autoridades elegidas por el pueblo hondureño para profundizar aún más la relación bilateral y para la prosperidad y el desarrollo de nuestras sociedades”.

Al igual que España, Colombia, México, Israel, China Taiwán y Corea del Sur han extendido sus felicitaciones a Hernández por el triunfo.

Mira aquí el anuncio oficial

El Heraldo


Crisis en Honduras afecta exportaciones e importaciones nicas

El presidente de la Asociación de Transportistas de Nicaragua (ATN) Marvin Altamirano, estimó que las manifestaciones en Honduras por la crisis poselectoral ha provocado que 350 camiones nicaragüenses se encuentren varados en ese país.

“Los camiones tardan dos o tres días para llegar de Puerto Cortés a la frontera (con Nicaragua), o viceversa. Nosotros sugerimos que en estos momentos no se puede enviar mercancía, porque se corre el riesgo de que no llegue”, instó.

También precisó que alrededor de 5,000 contenedores, con exportaciones e importaciones nicas se encuentran retenidos en Puerto Cortés, desde que empezó la crisis hondureño por lo que Nicaragua dejó de mover US$50 millones en diciembre.

“Hay algunas mercancías que eran para esta época de Navidad. La mercancía aún está retenida, pero con US$50 millones que no se han movido, que no han ingresado ni a nosotros las empresas, y la mercancía supera US$100 millones”, precisó.

La Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN) envió ayer a sus agremiados una circular en la que recomienda estar informados y tomar las medidas “pertinentes” al momento de enviar sus mercancías al Puerto Cortés en Honduras.

También sugirió que verifiquen con los transportistas que movilizan las mercancías la situación de las tutas por la que se atravesará. “APEN mantendrá comunicación con sus homólogos y representantes del sector privado de Honduras y estará informando de lo acontecido”, dijo.

Según reporte de medios de comunicación, Honduras se encamina a una paralización económica debido a las manifestaciones de personas que no reconocen los resultados de las recientes elecciones y en las que resultó ganador Juan Orlando Hernández.

Paralización económica

La segunda ciudad más importante, San Pedro Sula, la de mayor crecimiento industrial y comercial, de hecho está aislada porque los enardecidos manifestantes le han cerrado las entradas y salidas que la comunican con el resto del país.

San Pedro Sula es paso obligado para los contenedores que van hacia Puerto Cortés, en el Caribe, y que salen de esa terminal hacia diferentes destinos.

Además en Puerto Cortés, el más importante del país, está la principal planta de abastecimiento de combustibles para las regiones noroccidental y central, que podrían irse paralizando gradualmente por el desabastecimiento de derivados del petróleo.

Algo similar podría ocurrir con la planta de combustibles en el sur del país, por las manifestaciones en esa región.

El aislamiento de San Pedro Sula también paraliza parcialmente la actividad del Aeropuerto Internacional Ramón Villeda Morales con la suspensión de vuelos, lo que ha afectado a cientos de pasajeros.

La empresa Avianca anunció que ayer y hoy “suspende sus vuelos desde y hacia el Aeropuerto Internacional Ramón Villeda Morales, debido a las dificultades operacionales y de seguridad que afectan a la ciudad de San Pedro Sula”.
“Las operaciones de la aerolínea desde y hacia Tegucigalpa (centro) y Roatán (Caribe) se mantienen, siempre y cuando las condiciones de seguridad lo permitan”, indicó la línea aérea.

La Asociación de Distribuidores de Derivados del Petróleo también ha expresado su preocupación porque debido a las tomas de las principales carreteras se está paralizando la distribución de combustibles, aunque haya suficiente en las terminales.

Los productores del país claman por una pronta solución a la crisis, que se ha agudizado con la declaración de resultados de unas reñidas elecciones, de las que la Alianza de Oposición contra la Dictadura, que lidera Salvador Nasralla, dijo con anticipación que no los aceptaría porque el TSE ha hecho “fraude”.

En el caso de los productores de leche, uno de sus directivos dijo que la mayor cantidad de ese alimento que sale de varias regiones del norte y occidente del país se procesa en plantas de San Pedro Sula, pero que por la crisis la actividad está paralizada.

La situación que atraviesa el país también está afectando en los mercados populares y otros negocios con un aumento de precios en varios productos básicos en la dieta de los hondureños.

Las manifestaciones, muchas con vandalismo, que ha incluido el saqueo, incendio de decenas de comercios, varios vehículos, edificios públicos y privados, entre otros daños, tiene al país en una situación muy difícil, sin que se avizore una pronta solución.

Hernández, reelegido bajo la bandera del gobernante Partido Nacional, dijo ayer en cadena de radio y televisión que los resultados de las elecciones generales “no deben ser usados para proclamar división”.

“Los resultados electorales tampoco deben ser utilizados para instigar odio ni destrucción. Los recientes resultados electorales nos deben mover a todos los hondureños a una profunda reflexión, debemos usarlos para que cada uno de nosotros haga un examen de conciencia y su propio acto de contrición”, subrayó.

Nasralla, quien el domingo viajó a Washington para denunciar el presunto “fraude” ante la Organización de Estados Americanos (OEA), acusa a Hernández de haberle “robado las elecciones” a través del TSE y ha reiterado que las protestas “pacíficas” continuarán hasta que el gobernante salga del poder.

El Nuevo Diario