La ONU y la CIDH denuncian que periodistas en México ejercen en “condiciones de terror”

Periodismo en México se ejerce bajo “condiciones de terror”: Relatores de ONU y CIDH

Los Relatores Especiales sobre Libertad de Expresión de la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, David Kaye y Edison Lanza, advirtieron que el periodismo en México se ejerce bajo “condiciones de terror” por la impunidad que persiste en los crímenes contra periodistas en el país.

En el marco de una visita extraordinaria a México, ambos relatores explicaron que se le hicieron dos recomendaciones al gobierno del Presidente Enrique Peña para crear dos comisiones independientes para la investigación de crímenes contra periodistas.

La primera de ellas tendría la misión de indagar los casos más emblemáticos de asesinatos contra periodistas; la segunda sería para la investigación del uso indebido del software Pegasus, dada la evidencia de que fue adquirido por diversos gobiernos estatales y federal.

Los relatores en materia de libertad de expresión señalaron que aún cuando se construyeron instituciones importantes para la protección de periodistas, la Fiscalía Especializada en Delitos contra periodistas (FEADLE) ha sido totalmente ineficaz mientras que en lo referente al Mecanismo de Protección cuenta con recursos financieros y de personal que resultan insuficientes para el momento de crisis que atraviesa el periodismo en México.

Edison Lanza dijo que el Mecaniso de Protección de Periodistas brinda algún tipo de medida de resguardo o apoyo a 130 periodistas en riesgo, 15 de los cuales son comunicadores desplazados, es decir, que tuvieron que abandonar el estado en el que trabajaban por ser víctimas directas de amenazas o sufrir agresiones.

Por ello, Lanza y Kaye se pronunciaron por la aprobación de una Ley Nacional que remueva obstáculos a nivel local en las investigaciones de agresiones contra periodistas y que permita intervenir al mecanismo en casos de amenazas contra comunicadores y medios estatales o regionales.

A propósito del Mecanismo de Protección a Periodistas, dependiente de la Secretaría de Gobernación, Edison Lanza dijo que este demoró en crearse y entrar en operación, retraso que tuvo un costo para los periodistas amenazados.

Sobre la Feadle, destacó que sus dos primeros titulares no tuvieron absolutamente ningún resultado y fueron completamente ineficaces, mientras que pidió más tiempo para revisar el desempeño del nuevo fiscal que incluso se ha desplazado a los estados para encabezar las indagatorias de nuevos casos.

“Pese a lo positivo de crear estas instituciones, la situación no ha mejorado para los periodistas en México, estos últimos dos años han sido complicados, ahora hay más violencia y esas instituciones, la Feadle y el Mecanismo de Protección no han tenido la eficacia que se requiere”, manifestó.

Kaye explicó que en el tema de publicidad oficial, es necesario regular y transparentar dónde se colocan los recursos públicos para la adquisición de espacios en medios de comunicación, pero también que el uso de la publicidad gubernamental no se convierta en instrumento de promoción personal sino en herramienta de difusión de programas y avisos preventivos.

Aristegui Noticias


Documento: Observaciones preliminares de los relatores sobre libertad de expresión de la ONU y la CIDH


México debe redoblar esfuerzos para proteger periodistas, instan expertos de derechos humanos

México debe dar pasos audaces para abordar la violencia que enfrentan quienes ejercen el periodismo, manifestaron dos expertos en derechos humanos luego de una misión oficial de una semana para examinar la libertad de expresión en el país.

“La violencia contra quienes ejercen el periodismo ha sido una crisis para México por más de una década y a pesar de la creación por parte del Gobierno de mecanismos de protección y persecución, todavía la impunidad y la inseguridad siguen caracterizando esta situación a lo largo del país”, dijeron David Kaye y Edison Lanza, Relatores Especiales sobre libertad de expresión para las Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, respectivamente.

“En este contexto, instamos al Gobierno a incrementar rápida y sustancialmente los recursos disponibles para los mecanismos que han sido establecidos para proveer de protección y transparencia. México ya ha dado un paso loable creando estas instituciones; ahora debería darles las herramientas para ser efectivas.

“La necesidad de abordar los temas de protección y transparencia será especialmente crítica en 2018, cuando la ciudadanía mexicana votará en elecciones federales, estatales y locales. Garantizar la seguridad de los y las periodistas les permite recabar y difundir información sobre cuestiones del más alto interés público”, dijeron los expertos, en una declaración conjunta al final de su visita.

Los Relatores Especiales añadieron: “Nos inspiró la pasión de las y los periodistas con quienes nos encontramos, su compromiso con su papel de informar a la sociedad mexicana y su anhelo de investigar sobre corrupción, crimen organizado u otros asuntos de interés público, sin importar los riesgos que saben que podrían enfrentar”.

“Nos horrorizaron las historias que escuchamos de los periodistas, en las que presentaron una cruda imagen del ambiente hostil que han enfrentado. El acoso sexual contra mujeres periodistas, el desplazamiento forzoso de reporteros, los asesinatos y las desapariciones, así como una impunidad profunda, fueron elementos comunes en sus narrativas”, dijeron.

Los Relatores Especiales instaron al Gobierno a llevar a cabo una investigación independiente sobre los bien documentados informes sobre vigilancia digital de periodistas, defensores de derechos humanos, políticos y otros. Expresaron una preocupación especial por el hecho de que la vigilancia parece haber tenido lugar sin controles legales y judiciales.

En 2012, el Gobierno estableció el Mecanismo de Protección Integral de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, luego de la visita de los anteriores titulares de los mandatos de las Relatorías de la ONU y la CIDH en 2010 y una campaña por parte de la sociedad civil. Un mecanismo especial de persecución de delitos contra periodistas fue creado con anterioridad dentro de la Procuraduría General de la República en 2010.

Durante su misión, del 27 de noviembre al 4 de diciembre, los Relatores Especiales se reunieron con más de 250 periodistas y miembros de las organizaciones de la sociedad civil, de 21 estados de la República mexicana.

Los Relatores Especiales también dieron seguimiento a las recomendaciones emitidas por sus predecesores en 2010 y evaluaron el progreso de las mismas, encontrándose con autoridades de alto nivel, federales y estatales, en la Ciudad de México, Guerrero, Sinaloa, Veracruz y Tamaulipas.

Subrayaron un amplio rango de cuestiones como los esfuerzos para combatir la impunidad, el acceso a la información, la publicidad oficial, el pluralismo mediático, los derechos de las víctimas y expresaron preocupaciones alrededor de una ley de seguridad interior propuesta que afectaría negativamente la libertad de expresión. Sus recomendaciones incluyen el fortalecimiento del Mecanismo con recursos, tanto humanos como económicos, haciendo hincapié en que estas medidas deben ser respaldadas al más alto nivel político.

Los Relatores Especiales agradecieron al Gobierno por la invitación a llevar a cabo su misión oficial conjunta. Presentarán sus informes finales de país en 2018.

CIDH