México: el gobierno cuestiona a la ONU por su posición contra la Ley de Seguridad Interior

Cuestiona México posición de ONU por proyecto de Ley de Seguridad Interior

El gobierno de México manifestó su desacuerdo con el Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, quien ha cuestionado el proyecto de Ley de Seguridad Interior que se discute en el Senado.

Cuestionó al organismo que no considere los retos que en materia de seguridad vive México y las amenazas que se tienen derivadas de las actividades de las organizaciones criminales.

“Es motivo de gran sorpresa observar que usted se pronuncie sobre el contenido de un proyecto de ley que aún no ha sido aprobado por ambas cámaras legislativas de nuestro país. Por lo tanto, parecería que desconoce cuál será el resultado de los debates que aún deben celebrarse al interior del Senado de la República”, se especificó en una carta que se envió a Al Hussein y fue firmada por los subsecretarios de Relaciones Exteriores, Miguel Ruiz Cabañas; de Gobernación, Roberto Campa, y al subprocuradora de la PGR, Sara Irene Herrerías Guerra.

La carta fue en respuesta a la posición que el Alto Comisionado adoptó frente al proyecto de Ley de Seguridad Interior, la cual rechazó.

La autoridad mexicana le expuso que el tema de inseguridad en el país se debe a la existencia del mercado de drogas ilícitas en Estados Unidos; la persistencia del tráfico ilícito de armas de alto poder, y la decisión del gobierno de Estados Unidos de desviar hacia México el flujo de drogas ilícitas procedentes del sur del continente.

Bajo esas circunstancias, justificó la autoridad mexicana, es sumamente difícil que las policías municipales y estatales hagan frente a la incidencia delictiva y a la violencia que las organizaciones criminales han desatado y por lo cual el Estado mexicano recurrió al auxilio de sus Fuerzas Armadas.

“En toda circunstancia, la actuación del Ejército o la Marina Armada de México no es permanente y no suplanta a las autoridades civiles, sino que las auxilia y apoya en un contexto que es imperativo reglamentar”, se expuso en la carta enviada el pasado 5 de diciembres al funcionario de Naciones Unidas y que fue difundida por la autoridad mexicana esta tarde.

El gobierno mexicano subrayó su rechazo de que la Ley de Seguridad Interior suponga una militarización de la seguridad pública.

Las autoridades mexicanas expresaron su disposición de mantener diálogo sobre el tema.

El Universal


Aprueba Senado modificaciones a Ley de Seguridad Interior

Con 74 votos a favor y 28 en contra, el Senado aprobó que se integren las modificaciones de las comisiones al dictamen de la Ley de Seguridad Interior.

A las 14:40 horas de este jueves, el pleno de la Cámata Alta inició la discusión del dictamen de la Ley de Seguridad Interior, con modificaciones a la minuta que recibieron de la Cámara de Diputados el pasado 30 de noviembre.

La senadora priísta Cristina Díaz presentó en tribuna el dictamen aprobado por la Comisión de Gobernación –que preside-, y las comisiones de Defensa Nacional, Marina, y Estudios Legislativos.

“Concluyo. Senador, queda claro, ¡no se militarizarán las calles, al contrario, se pone orden!”, expresó la senadora con un tono alzado de voz desde tribuna.

En su intervención, el senador petista Benjamín Robles Montoya, presidente de la Comisión de Estudios Legislativos Segunda, se manifestó contra la Ley.

Presentó a los legisladores documentos en donde organismos internacionales solicitan que el Senado reconsidere aprobar el dictamen, “pues es un grave riesgo hacia la militarización del país”.

La Ley de Seguridad Interior tiene por objeto regular la función del Estado para preservar la seguridad interior mediante las fuerzas armadas, así como establecer las bases, procedimientos y modalidades de coordinación entre los Poderes de la Unión, las entidades federativas y los municipios en la materia.

Sobre la minuta original que recibieron de Diputados, las comisiones unidas del Senado hicieron 10 modificaciones: cambios a nueve artículos de la Ley y una adición del artículo Quinto transitorio.

Por ejemplo, la adición condiciona a los gobiernos locales y municipales que soliciten ayuda de las fuerzas armadas para atender una emergencia de seguridad interior en su demarcación, a que entreguen un plan, con plazos, acciones y presupuesto para depurar y profesionalizar a sus policías.

Se espera que la votación del dictamen tenga los votos en contra del PT, PRD y de algunos panistas, sin embargo, de aprobarse la Ley de Seguridad Interior este jueves sería enviada inmediatamente a la Cámara de Diputados para que ratifiquen los cambios, y pueda ser enviada al Ejecutivo para su promulgación.

Excelsior


Policía blinda accesos al Senado; continúan protestas contra Ley de Seguridad Interior

Cientos de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Policía Federal resguardan desde temprana hora de ayer los cuatro accesos al edificio del Senado de la República, luego de que una centena de manifestantes amagara nuevamente con protestas en contra de la Ley de Seguridad Interior.´

Según narró a Apro Julia Klug, activista y participante de la protesta, llegaron alrededor de las 7:00 de la mañana y se encontraron con una primera hilera conformada por el cuerpo femenino de seguridad que resguardaba los accesos Paris-Reforma, Madrid-París y Madrid-Insurgentes de la sede senatorial.

Para esa hora, el acceso era restringido a automóviles y personas de a pie, aunque las vallas metálicas permanecían abiertas, comentó.

A las 11:00 horas, cuando inició la discusión en la Cámara Alta arribaron los camiones de granaderos, quienes montaron guardia con todo su equipo de seguridad, principalmente en el acceso de Paris-Insurgentes: “parecían tortugas”, comentó la activista.

No obstante, detrás de las vallas permanecieron los ciudadanos con pancartas en mano y apenas un equipo de sonido.

Los manifestantes pertenecientes a diferentes colectivos ciudadanos, según se autodefinieron, dieron por concluido su acto a las 13:00, aunque ciudadanos continuaron con diversas denuncias a través de alta voces.

A la par, hicieron un llamado o no cesar las jornadas de protesta y a iniciar una campaña con las personas de a pie. “Tenemos que avisarle a la gente porque estamos aquí y evidenciar a los senadores que en comisiones avalaron la Ley”, dijeron.

“Nosotros los elegimos con nuestro voto, pero no nos avisaron que iban a estar a favor de este bodrio, que iban a votar ellos en nuestra contra. Ya nos veremos en las urnas”, dijo uno de los participantes en micrófono.

La protesta transcurrió sin violencia.

Proceso