El Parlamento cubano elegirá al sucesor de Raúl Castro el 19 de abril de 2018

Parlamento cubano extiende mandato de actual legislatura hasta el 19 de abril de 2018

El Parlamento cubano aprobó este jueves extender el mandato de la Octava Legislatura hasta el 19 de abril de 2018, fecha en la será elegido el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) y los miembros del Consejo de Estado. Asimismo, las asambleas provinciales extenderán su labor hasta el 25 de marzo del mismo año.

La decisión se toma a partir de las graves afectaciones ocasionadas por el huracán Irma en el país, que atrasaron la nominación de delegados a las asambleas municipales del Poder Popular. Esto impidió cumplir el cronograma electoral y obligó a posponer las fases posteriores del proceso.

Atendiendo a la imposibilidad de efectuar las elecciones convocadas para elegir delegados a las Asambleas Provinciales del Poder Popular y los diputados a la Asamblea Nacional en las fechas inicialmente previstas, Homero Acosta Álvarez, secretario del Consejo de Estado, presentó el Acuerdo de fecha 15 de diciembre de 2017 y lo puso a la consideración de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

En el ejercicio de la iniciativa legislativa reconocido en los artículos 72 y 111 de la Constitución de la República, la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos propuso a los diputados que la Novena Legislatura, electa por el pueblo, inicie el próximo 19 de abril.

Artículos citados de la Constitución

ARTÍCULO 72. La Asamblea Nacional del Poder Popular es elegida por un término de cinco años.
Este término sólo podrá extenderse por acuerdo de la propia Asamblea en caso de guerra o a virtud de otras circunstancias excepcionales que impidan la celebración normal de las elecciones y mientras subsistan tales circunstancias.

ARTÍCULO 111. Las Asambleas Provinciales del Poder Popular se renovarán cada cinco años, que es el período de duración del mandato de sus delegados.

Las Asambleas Municipales del Poder Popular se renovarán cada dos años y medio, que es el período de duración del mandato de sus delegados.

Dichos mandatos sólo podrán extenderse por decisión de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en los casos señalados en el artículo 72.

Dictamen referente a la extensión de mandato de la Octava Legislatura de la ANPP

El Consejo de Estado de la República de Cuba mediante su Acuerdo de fecha 15 de diciembre de 2017 ha interesado de la Asamblea Nacional del Poder Popular, extender el término del mandato de la actual Legislatura, atendiendo a la imposibilidad de efectuar las elecciones convocadas para elegir delegados a las Asambleas Provinciales del Poder Popular y los diputados a la Asamblea Nacional en las fechas inicialmente previstas, dada la grave situación ocasionada en el país por el azote del huracán Irma.

Por lo cual se hace imposible que la próxima Legislatura inicie su mandato en fecha 24 de febrero de 2018 como se había previsto.

La Constitución de la República en su Artículo 72, establece:

“La Asamblea Nacional del Poder Popular es elegida por un termino de cinco años.

Este termino solo podrá extenderse por acuerdo de la propia Asamblea en caso de guerra o a virtud de otras circunstancias excepcionales que impidan la celebración normal de las elecciones y mientras subsistan tales circunstancias”.

Es conocido por todos las catastróficas consecuencias que trajo para la nación el fenómeno meteorológico que nos azotó en el pasado mes de septiembre, lo que dio lugar a la entrega inmediata y priorizada de todos los esfuerzos y recursos del país a recuperarnos con prontitud e ir restableciendo paulatinamente las condiciones normales de vida de nuestro pueblo.

Este suceso imprevisible y excepcional hizo objetivamente imposible desarrollar en los tiempos previstos el cronograma trazado por la Comisión Electoral Nacional para efectuar las elecciones generales, haciendo necesario su modificación por el Consejo de Estado.

El azote del país por un devastador huracán, es un acontecimiento imprevisible, excepcional e imposible de evitar; y estas razones del hecho acontecido devienen en causa sobrevenida que fundamenta la necesidad de extender el término del mandato de la Asamblea Nacional del Poder Popular en su VIII Legislatura, ante la imposibilidad de cumplimentar el cronograma de trabajo trazado para efectuar el proceso de elecciones generales en la nación.

En razón a la excepcionalidad de los hechos y fundamentos de fuerza mayor antes expuestos y en correspondencia con la solicitud formulada por el Consejo de Estado de la República de Cuba, la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos, propone a la Asamblea Nacional del Poder Popular que en ejercicio de la facultad que le concede el citado Articulo 72 de la Constitución de la República, acuerde, extender su término de mandato hasta el 19 de abril de 2018, fecha en la que debe tomar posesión e iniciar su gestión la Asamblea Nacional del Poder Popular de la IX Legislatura, que resulte electa por nuestro pueblo.

Del mismo modo, atendiendo a los razonamientos antes expuestos y a tenor de lo previsto en el párrafo final del Articulo 111 de la Constitución, extender el mandato de las Asambleas Provinciales del Poder Popular hasta el 25 de marzo de 2018.

Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos

La Habana, 21 de diciembre del 2017

“Año 59 de la Revolución”

Elementos claves sobre la extensión del mandato de la Asamblea Nacional

-El huracán Irma afectó la mayor parte del territorio de Cuba entre la madrugada del 8 de septiembre cuando se sintieron los primeros embates en el Oriente del país y el lunes 10, día en que se alejó de la region occidental.

-La nominación de candidatos a delegados del Poder Popular había comenzado el 5 de septiembre, apenas tres días antes de la llegada de Irma. Dicho proceso quedó suspendido hasta finales del mismo mes, cuando se reiniciaron las asambleas de nominación.

-Las elecciones a delegados muncipales estaban previstas para el 22 de octubre, no obstante, la situación que enfrentaba Cuba luego del paso del poderoso ciclón tropical, provocó que fuera imposible cumplir con el cronograma electoral previsto y que las elecciones se pospusieran para el pasado 26 de noviembre.

-El 26 de noviembre se eligieron 11 mil 415 delegados en 12 mil 515 circunscripciones; con la asistencia de 7 millones 610 183 electores (89,02%).

-El 3 de diciembre se efectuó la segunda vuelta en mil 100 circunscripciones.

-El 15 de diciembre, el Consejo de Estado adoptó el acuerdo de proponer al Parlamento prolongar el mandanto de las Asambleas Provinciales y la Asamblea Nacional, ante la situación excepcional enfrentada por el paso del huracán.

-El 17 de diciembre tomaron posesión las 168 Asambleas Municipales.

-El 21 de diciembre, el Consejo de Estado presenta su propuesta a la Asamblea en intervención del secretario de dicho órgano, Homero Acosta Álvarez.

-El mismo día, la Asamblea Nacional acuerda extender el mandato de las Asambleas Provinciales hasta el 25 de marzo y de la Octava Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular hasta el 19 de abril.

-La Comisión Electoral Nacional deberá reajustar su cronograma de trabajo y el proceso electoral a las nuevas fechas acordadas.

-El 19 de abril de 2018, fecha en que Cuba conmemora la victoria en Playa Girón, tomará posesión la nueva Asamblea Nacional para su Novena Legislatura y ese día los diputados elegirán al presidente, vicepresidente y secretario de la Asamblea y al presidente, vicepresidentes, secretario y miembros del Consejo de Estado.

Cuba Debate


Cinco preguntas clave sobre la extensión de la VIII Legislatura

El Parlamento cubano aprobó ayer en la Habana, por unanimidad, la propuesta del Consejo de Estado de extender el actual mandato de la VIII Legislatura que debía concluir su mandato el 24 de febrero próximo.

La Agencia Cubana de Noticias comparte con sus lectores algunas preguntas clave y sus respuestas, sobre este tema.

1.- ¿Qué aprobó la Asamblea Nacional del Poder Popular?

Extender hasta el 19 de abril de 2018 el mandato de la actual VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular que debía concluir el 24 de febrero próximo, y mantener el trabajo de las asambleas provinciales del Poder Popular hasta el 25 de marzo venidero.

2.- ¿Por qué tuvo que aprobar el Parlamento esas modificaciones?

La primera etapa de las elecciones generales 2017-2018 comenzaron con las asambleas de nominación de candidatos a delegados a las asambleas municipales del Poder Popular apenas tres días antes de que el huracán Irma afectara la mayor parte del archipiélago cubano, entre la madrugada del ocho de septiembre y el lunes 10, cuando se alejó lentamente de la región occidental rumbo a Estados Unidos.

Con un territorio devastado por Irma el Consejo de Estado decidió extender por un mes más el cronograma de las asambleas de nominación para no afectar la calidad del proceso.

Al cambiarse la fecha de las elecciones de delegados a las asambleas municipales del Poder Popular del 22 de octubre para el 26 de noviembre último, el cronograma previsto por la Comisión Electoral Nacional se vio afectado, por lo cual no sería posible realizar las elecciones para delegados a las asambleas provinciales y a diputados al Parlamento, antes del término del mandato previsto para el 18 y 24 de febrero de 2018, respectivamente.

3.- ¿Qué respaldo legal tiene tal decisión?

El artículo 72 de la Constitución de la República establece que “la Asamblea Nacional del Poder Popular es elegida por un término de cinco años” y que “sólo podrá extenderse por acuerdo de la propia Asamblea en caso de guerra o a virtud de otras circunstancias excepcionales que impidan la celebración normal de las elecciones y mientras subsistan tales circunstancias”.

Igualmente se establece en el artículo 111 que las asambleas provinciales del Poder Popular “se renovarán cada cinco años, que es el período de duración del mandato de sus delegados” y que “sólo podrán extenderse por decisión de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en los casos señalados en el artículo 72”.

4.- ¿Cuáles son las implicaciones de la decisión?

La aprobación en el Parlamento de la extensión de la VIII Legislatura es un requerimiento legal, apegado a la Constitución, e implica que los actuales delegados y diputados mantendrán su mandato por dos meses más, con respeto a sus responsabilidades y ejecutivos electos, entiéndase presidentes, vicepresidentes y secretarios, así como los miembros del Consejo de Estado y su Presidente, Primer Vicepresidente y vicepresidentes, hasta que se realicen las elecciones correspondientes en fecha aún por definir, pero en los meses venideros.

5.- Cuando se constituyan las asambleas provinciales y la Asamblea Nacional del Poder Popular, ¿qué cargos serán electos?

En las fechas ya anunciadas: 25 de marzo y 19 de abril, se constituirán las asambleas provinciales y la Nacional, respectivamente, eligiéndose en la jornada inicial de trabajo el Presidente, el Vicepresidente y el Secretario de la Asamblea Provincial del Poder Popular y de la Nacional.

En el caso del Parlamento cubano el artículo 74 de la Carta Magna establece que “la Asamblea Nacional del Poder Popular elige, de entre sus diputados, al Consejo de Estado, integrado por un Presidente, un Primer Vicepresidente, cinco Vicepresidentes, un Secretario y veintitrés miembros más”.

Según el propio artículo de la Constitución, “El Presidente del Consejo de Estado es jefe de Estado y de Gobierno”.

ACN


Raúl Castro: “En 2018 Cuba tendrá nueva presidencia y seguirá libre e independiente´´

El Presidente de los Consejos de Estado y Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, intervino durante el décimo periodo ordinario de la Octava Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), donde ratificó el carácter socialista de la Isla: “aquí estamos y estaremos libres, soberanos e independientes”.

Raúl Castro: “Aquí estamos y estaremos; libres, soberanos e independientes”

El Presidente de los Consejos de Estado y Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, intervino durante el décimo periodo ordinario de la Octava Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), donde ratificó el carácter socialista de la Isla: “aquí estamos y estaremos… libres, soberanos e independientes”.

El mandatario cubano se refirió al impacto del poderoso huracán Irma en la situación actual de la nación. Hace unos tres meses, el ciclón tropical afectó a más de 179 mil viviendas, produjo numerosos daños en instalaciones de la salud, la educación, el turismo, las comunicaciones, etc. y por vez primera, se paralizó el sistema electroenergético nacional.

Raúl destacó el papel de las regiones estratégicas en la recuperación tras el paso del meteoro y subrayó que los resultados alcanzados y las experiencia adquiridas confirma la vigencia de la doctrina de la guerra de todo el pueblo y del sistema defensivo regional como pilares para resistir ante cualquier amenaza.

Más adelante agradeció por la ayuda llegada de todas partes del planeta. También calificó de exitosa la realización de la primera etapa del proceso de elecciones generales.

“Nuestro pueblo acudió masivamente a ejercer su derecho al voto alcanzando un 89.02 % de participación, cifra similar al anterior proceso. Al propio tiempo la calidad del voto fue superior al lograse mayor cantidad de boletas válidas. Este proceso se caracterizó por una mayor preparación y cohesión en el trabajo entre las autoridades electorales, las instituciones estatales, las organizaciones de masa y la ciudadanía; por la confianza del pueblo en la Revolución y la democracia socialista y por el homenaje rendido a su líder histórico”.

El presidente de Cuba dedicó una parte de su discurso a la decisión tomada ayer por el Parlamento para prorrogar el actual mandato.

“En el día de hoy, de conformidad con la Constitución de la República, esta Asamblea acordó prorrogar el mandato de la Octava Legislatura, con lo cual la instauración del nuevo parlamento no se hará el 24 de febrero -como se ha hecho regularmente- sino el 19 de abril, día de la gran victoria del socialismo sobre el imperialismo”.

Raúl expresó que no deseaba extenderse en el tema económico, pues desde el pasado martes ya los diputados han debatido sobre el tema. Específicamente al respecto del crecimiento del PIB este año (1,6%) sentenció: “No nos satisface, pero ha sido logrado en un escenario de restricciones, limitaciones con el combustible, la sequía y los efectos del bloqueo contra Cuba”.

El crecimiento se debe al dinamismo del sector turístico, que “tendrá el reto de alcanzar los cinco millones de visitantes el año próximo”, exhortó el presidente.

Pese a la situación del país, Cuba mantuvo los logros históricos de la Revolución.
“En medio de las tensiones económicas se aseguraron los servicios sociales, se preservó el equilibrio financiero interno, se garantizó la oferta en la red de establecimientos minoristas, aunque fue insuficiente”.

Para el 2018, el Plan de la Economía prevé un crecimiento del dos por ciento, lo que exige “el uso eficiente de los recursos financieros, elevar los ingresos por exportaciones, aumentar las producciones nacionales como los alimentos y otros productos para generar ingresos y fuentes de empleo”, explicó.

Sobre el contexto ecnonómico, comercial y financiero de la nación argumentó: “El próximo año será también complicado para las finanzas externas de la nación, sin embargo, seguiremos credibilidad de nuestra economía y reitero a los acreedores el cumplimentar los compromisos pactados, y agradecemos su apoyo y comprensión por las dificultades transitorias que afrontamos”.

Mientras la OEA intenta aplastar a Venezuela, el ALBA permanecerá junto a ella

Durante su discurso, el General de Ejército realizó un balance sobre las cuestiones fundamentales de la política exterior de Cuba.

Sin dudas, el giro provocado por Donald Trump en las relaciones Cuba-Estados Unidos es uno de los asuntos claves para el futuro de la nación. “En 2017 hemos sido testigo de un serio e irracional retroceso de las relaciones Cuba- EEUU, del cual nuestro país no es responsable”, enfatizó el presidente. Se refirió además al recrudecimiento del bloqueo, la aplicación de medidas injustificadas que afectan a ambos pueblos… “a las familias y que menoscaban los derechos y libertades tanto de los cubanos como de los estadounidenses”.

“En este retroceso, los Estados Unidos acuden a la fabricación artificial de pretextos irracionales. Reitero que Cuba no tuvo ni tiene responsabilidad con los supuestos incidentes ocurridos con diplomáticos acreditados en el país, las investigaciones realizadas por expertos cubanos y estadounidenses así lo confirman”, concluyó.

Raúl también recordó que no ha sido Cuba quien ha establecido restricciones, ni la que ha limitado los vínculos comerciales, ni la que ha perjudicado el funcionamiento de las embajadas, los intercambios y viajes entre ambas naciones. La política adoptada por el nuevo gobierno de los Estados Unidos tiene la oposición de la comunidad internacional y del pueblo estadounidense, que se expresó en la votación de la ONU contra el bloqueo, con la oposición unánime de la comunidad internacional.

“Tampoco tiene el apoyo de la migración cubana que también se ve afectada, estas decisiones solo responde a intereses y políticas retrógradas”, afirmó.

Asimismo, ratificó que Cuba tiene la voluntad de continuar negociando los temas bilaterales pendientes, sobre la base del respeto y la independencia. “La Revolución ha resistido el embate de 11 administraciones, y aquí estamos y estaremos: libres, soberanos e independientes”.

Por otra parte, el mandatario cubano expresó la solidaridad con Cristina Fernández de Kirchner y a Lula de Silva, acosados por procesos judiciales motivados por cuestiones políticas.

Sobre el escenario político y social que vive la región, consideró:

“Los países de América Latina y el Caribe debemos avanzar a la integración de América; trabajar por la unidad dentro de la diversidad es una necesidad impostergable. Cuba no escatimará esfuerzos porque la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), como mecanismo genuinamente latinoamericano siga promoviendo los intereses comunes de la región”.

Otro tema internacional que abordó fue la decisión de EE.UU. de reconocer a la ciudad de Jerusalén como capital de Israel, “lo que constituye una grave violación de la carta de la ONU y al Derecho Internacional. Esta medida repudiada por la comunidad internacional agudiza más las tenciones en el área y aleja cualquier esfuerzo por reanudar las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos”.

Por otra parte, Raúl se refirió a las recientes elecciones en Venezuela, donde el chavismo obtuvo otra victoria. Además, rechazó la injerencia externa contra el proceso bolivariano.

Mientras “la OEA intenta aplastar a Venezuela, el ALBA permanece junto a ella”.

“Reiteramos nuestra invariable solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela, las mantendremos aún en las circunstancias más adversas, y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para contribuir a la victoria bolivariana y chavista. Nunca faltaremos hacia la lealtad y gratitud que sentimos hacia el eterno Comandante Hugo Chávez, por su lealtad en los momentos más difíciles”.

“En 2018 habrá concluido mi segundo y último mandato”

Al final de su discurso, Raúl Castro ratificó que el próximo año Cuba tendrá un nuevo presidente:

“Finalmente deseo ratificar lo ya expresado en los Congresos del Partido Comunista de Cuba sobre limitar a dos términos de cino años el ejercio de los principales cargos de la nación. En consecuencia cuando la Asamblea Nacional se constituya, habrá concluido mi segundo y último mandato al frente del Estado y el Gobierno y Cuba tendrá un nuevo presidente. Solo me resta desearles a ustedes y a nuestro pueblo un feliz año nuevo”.

Cuba Información