Uruguay busca la integración ferroviaria en América del Sur

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas de Uruguay coordinó la elaboración de un estudio técnico para definir los próximos pasos en materia de integración ferroviaria en América del Sur. La investigación “Insumos para elaborar una estrategia que facilite la Integración Ferroviaria de Suramérica” fue financiada con recursos del Fondo de Iniciativas Comunes (FIC) de Unasur.

El resultado es el punto de partida para el análisis político-estratégico y económico sobre la mejor forma de avanzar hacia una mayor participación del ferrocarril en el sistema de transporte de carga a nivel de toda la región. Este medio de transporte es una de las alternativas más adecuadas para conectar zonas de producción con los centros de consumo y con las terminales portuarias, dado su mejor desempeño por la mayor capacidad de carga y la mayor eficiencia en el consumo de energía.

Según el Sistema de Información de Proyectos de Cosiplan, en la actualidad existen 43 proyectos del modo ferroviario en desarrollo con un monto estimado de US 48.135 millones y se concluyeron 10 obras luego de invertir US$3.891 millones, siendo la gran mayoría tramos ferroviarios de alcance nacional.

El Grupo de Trabajo sobre Integración Ferroviaria fue creado en la Segunda Reunión Ordinaria de Ministros del Cosiplan, en 2011, para fomentar la integralidad y la complementariedad de las políticas y proyectos del sector ferroviario que impulsen el desarrollo económico y social.

Bajo el liderazgo de la Coordinación Nacional de Uruguay como presidencia del Grupo de Trabajo, los países elaboraron -en conjunto- los términos de referencia del estudio y pidieron apoyo a la Secretaría General de Unasur para el financiamiento, según Conexión Intal.

Resultados

El estudio presenta una descripción de los sistemas ferroviarios nacionales de siete estados: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay. Para cada uno se muestra la evolución de la carga transportada en las décadas recientes y con mayor detalle para la última década (2007-2016) identificando la contribución de los diferentes subsistemas, sean éstos unidades operativas públicas o privadas, para obtener una conclusión sobre el desempeño operativo y comercial.

La investigación muestra la evolución ocurrida desde que, alrededor de la década del 90, se inició en la región un proceso de reforma que consistió en la incorporación de empresas privadas a la gestión de este sector. Esta acción plantó la necesidad de definir un modelo ferroviario para cada país entre los extremos de la explotación: el modelo integración vertical, con empresas poseedoras de la exclusividad comercial sobre sus redes, y el modelo de separación vertical entre infraestructura y operación del servicio y comercialización, con acceso abierto al ingreso de operadores a las redes, explica Conexión Intal.

Mundo Marítimo