El Salvador envía nota de protesta a EEUU y Trump niega haber dicho “países de mierda”

Comunicado oficial: El Gobierno de El Salvador en relación a las lamentables expresiones atribuidas al presidente Donald Trump, en medios de comunicación internacionales, manifiesta lo siguiente:

Que habiendo esperado prudentemente un pronunciamiento oficial del Gobierno de los Estados Unidos para aclararlas o desmentirlas, y al tener conocimiento únicamente a través de redes sociales, de algunas reacciones del presidente Trump, donde acepta implícitamente el uso de términos duros en menoscabo de la dignidad de El Salvador y de otros países; expresa su rotundo rechazo a ese tipo de afirmaciones.

Por lo anterior, hemos dirigido una nota de protesta al Gobierno de los Estados Unidos, destacando en este documento además, el alto valor de los salvadoreños y las salvadoreñas, recordando aspectos tales como: su contribución en las obras para la reconstrucción del Pentágono, después de los terribles atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001; así como sus aportes en la reconstrucción de Nueva Orleans, luego del devastador huracán Katrina; de igual forma, se resalta el rol de nuestro país junto a los Estados Unidos y otras naciones en numerosas misiones de paz en el ámbito internacional.

El Salvador demanda respeto a la dignidad de su noble y valiente pueblo, en el marco de los principios que rigen las relaciones entre los Estados y en el contexto de los vínculos históricos vigentes entre ambas naciones, los cuales seguiremos trabajando por fortalecer.

Cancillería de El Salvador


Trump niega palabras ofensivas, pero no logra contener ola de críticas

El presidente de EE. UU., Donald Trump, negó haber dicho que El Salvador, Haití y los países africanos son “agujeros de mierda”, pero no logró contener la fuerte tormenta de críticas que no cesa desde el jueves.

Trump tardó más de 12 horas en desmentir la información del diario Washington Post, confirmada después por Los Angeles Times y por el senador demócrata Dick Durbin, que estaba presente cuando hizo esos comentarios en una reunión bipartidista sobre inmigración.

“El lenguaje que usé en la reunión de Daca fue duro, pero este no es el lenguaje que usé”, tuiteó el mandatario.

Además, también negó haber dicho “¿Para qué queremos a haitianos aquí? ¿Para qué queremos a toda esta gente de África aquí?”, como publicó el diario angelino.

“Nunca dije nada despectivo sobre los haitianos más allá de que Haití es, obviamente, un país muy pobre y lleno de problemas”, escribió Trump, para añadir que probablemente debería grabar las reuniones futuras porque “no hay confianza”.

Sin embargo, Durbin confirmó que el presidente no solo llamó a esos países “agujeros de mierda”, sino que también hizo otros comentarios ofensivos en el mismo sentido.

“El presidente comenzó a tuitear negando haber usado esas palabras. No es cierto. Él dijo esas cosas llenas de odio, y las dijo repetidamente”, aseguró el legislador en declaraciones a los medios.

La Casa Blanca, que este viernes no celebró su habitual rueda de prensa diaria ni emitió ninguna nota al respecto, envió el jueves en la noche a varios medios un comunicado en el cual no se negaba que Trump hubiera proferido esos insultos a varias naciones.

El desmentido de Trump en Twitter no contuvo en absoluto la fuerte tormenta de críticas que arrecia desde que el Washington Post publicó la exclusiva el jueves por la tarde.

El primer gobierno aludido en pronunciarse fue el de Haití, cuyo embajador en Estados Unidos, Paul Altidor, condenó inmediatamente los comentarios como una “agresión” y consideró que están “basados en estereotipos”. “El presidente (Trump) ha sido mal informado o no ha sido bien educado”, afirmó en la cadena MSNBC.

Hablan los mencionados

El Gobierno haitiano emitió un comunicado en el que se mostró “indignado y conmocionado” por unas declaraciones que, “de ser ciertas, reflejarían una visión simplista y racista, totalmente equivocada de la comunidad haitiana y su contribución a Estados Unidos”.

El Gobierno de El Salvador fue más prudente y al principio dijo que estaba esperando que la Casa Blanca confirmara o desmintiera las afirmaciones. Pero después, ante la falta de una comunicación oficial al respecto, anunció que había enviado una nota de protesta a Estados Unidos y exigió “respeto” para los ciudadanos salvadoreños.

“Al tener conocimiento únicamente a través de redes sociales, de algunas reacciones del presidente Trump, donde acepta implícitamente el uso de términos duros en menoscabo de la dignidad de El Salvador y de otros países, (el gobierno) expresa su rotundo rechazo a ese tipo de afirmaciones”, indica la nota.

La Unión Africana (UA), que congrega a 55 Estados y varios gobiernos de ese continente, tachó de “racistas” los comentarios atribuidos a Trump, y el portavoz del secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, hizo un llamamiento a respetar “la dignidad” de los refugiados y migrantes, tras ser preguntado sobre los comentarios de Trump, aunque rechazó referirse concretamente a ellos.

Desde Ginebra, la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos calificó también de “racistas” los comentarios de Trump.

La ola mundial de indignación por las declaraciones atribuidas al presidente de EE. UU. revolucionó las embajadas de ese país en el mundo: el embajador en Botsuana fue llamado a consultas por el gobierno del país y lo mismo ocurrió con la encargada de negocios en Haití. 

Incluso, algunos medios atribuyeron el anuncio de jubilación del embajador en Panamá, John Feeley, a los comentarios de Trump. “Como funcionario del servicio exterior firmé un juramento para servir fielmente al presidente y su gobierno de una manera apolítica, incluso si no estoy de acuerdo con algunas políticas. Mis instructores me dejaron en claro que si creía que no podía hacerlo, tendría que renunciar. Ese momento ha llegado”, afirmó.

El analista político salvadoreño Roberto Cañas advirtió que es posible que las tensiones entre el Gobierno de El Salvador y EE. UU. generen “consecuencias”. “Puede pasar cualquier cosa” por la personalidad de Trump, dijo.

La nota de protesta enviada por el Gobierno salvadoreño destaca “el alto valor de los salvadoreños” y le recuerda a EE. UU. que “fueron compatriotas salvadoreños los que trabajaron en la reconstrucción del Pentágono después de los lamentables atentados terroristas del 2001”.

También hace mención sobre la contribución de los salvadoreños en la reconstrucción de Nueva Orleans tras el huracán Katrina y la colaboración del país centroamericano “en varias misiones de paz” junto a EE. UU. y otros países.

El Tiempo


Senador de Illinois confirma insultos de Trump para salvadoreños

El senador demócrata Dick Durbin confirmó hoy que el presidente de EE.UU., Donald Trump, calificó como “agujeros de mierda” a varios países como El Salvador, Haití y otras naciones africanas en el transcurso de una reunión mantenida con un grupo bipartidista de legisladores.

“El presidente comenzó a tuitear esta mañana negando haber usado esas palabras. No es cierto. Él dijo esas cosas llenas de odio y las dijo repetidamente”, señaló en declaraciones a los medios Durbin, quien este jueves se encontraba en la reunión.

La controversia estalló en la tarde del jueves cuando el diario The Washington Post desveló las duras palabras de Trump, dichas en una reunión en la que el propio Durbin y el senador republicano Lindsey Graham le presentaron al presidente un acuerdo para abrir una vía a la ciudadanía a los jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores”.

La afirmación de Trump se habría producido, según el diario, al serle planteada la posibilidad de reasignar la mitad de los 50.000 permisos de la llamada “lotería de visados” para beneficiar a quienes hasta ahora estaban protegidos por el Estatus de Protección Temporal (TPS), como los nacionales de El Salvador, Nicaragua, Haití y Sudán, indicó la fuente.

“¿Por qué tenemos a toda esta gente de países de mierda viniendo aquí?”, afirmó Trump, quien además sugirió que prefería recibir a inmigrantes de países como Noruega.

Esta expresión ha generado una oleada de reacciones, tanto desde la oposición como desde algunos de los países a los que hizo referencia, lo que ha provocado que a primera hora de hoy Trump saliera al paso de la polémica negando haber hecho semejante afirmación.

Sin embargo, Durbin, uno de los legisladores más activos del Congreso en la lucha por los derechos de los inmigrantes indocumentados, ha confirmado dicha información.

“Le dije al presidente: ‘¿Se da cuenta de cuán doloroso es ese término para tanta gente? Los afroamericanos creen haber emigrado encadenados a los Estados Unidos. Cuando habla así les duele personalmente’. A lo que él contestó: ‘Oh, esa es buena’”, explicó Durbin.

Elsalvador.com


Autoridades y la sociedad de Haití condenan hoy con vehemencia al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por pronunciar palabras denigrantes contra esta nación.
La asociación haitiano-estadounidense American Haitian Foundation, calificó de ‘ignorante’ y ‘racista’ al jefe de la Casa Blanca quien dijo textualmente, según el Washington Post, que Haití era ‘un hueco de mierda’, lo cual levantó una indignación generalizada.

El diplomático haitiano, Paul Altidor, recordó que ciudadanos de su país lucharon junto a soldados estadounidenses en la guerra de la independencia de Estados Unidos y son contribuyentes dentro de esa sociedad.

El diario capitalino Le Nouvelliste llamó xenófobo a Trump y recordó que el año pasado en un encuentro en la Oficina Oval con sus principales asesores, dijo que todos los haitianos tenían SIDA.

Las declaraciones vulgares e irrespetuosas del presidente Trump contra Haití, El Salvador y África también alarman a congresistas, publicó este viernes The New York Times.

Por otra parte,el portavoz de la oficina de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, Rupert Colville, calificó de escandalosas, vergonzosas y racistas las palabras de Trump, y aseguró que no tienen otro calificativo, reportó el influyente diario.


ALBA ratifica solidaridad y apoyo a países agredidos por Trump

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP) expresó este viernes su solidaridad con El Salvador, Haití, y los países de África, agredidos por el presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, quien denominó a esas naciones como “agujeros de mierda”.

Durante la VII Reunión Extraordinaria del Consejo Político de ALBA-TCP, realizada en la sede de la Cancillería venezolana, en Caracas, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien encabezó la clausura del encuentro, manifestó su rechazo y repudio a las declaraciones racistas del mandatario estadounidense, y pidió “que la agresión, el desprecio y el racismo” de Trump “cohesione y fortalezca a nuestros pueblos”.

“Es hora de que nuestros pueblos digan ya basta de abusos y amenazas”, aseveró, ante los representantes de 14 países de América, al tiempo que insistió en la unión y la cooperación de los pueblos de América Latina y El Caribe, “solo juntos podemos hacernos respetar por el mundo entero, solo juntos podemos lograr el reconocimiento del valor de nuestra cultura, de nuestro pueblos”, afirmó.

Ante esto, el presidente venezolano hizo un llamado a los países del bloque a retomar los proyectos económicos del ALBA-Petrocaribe y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), “debemos asumir la defensa con valentía y claridad”, instó.

Asimismo, el jefe de Estado de Venezuela celebró que la Celac actúe en contra de los bloqueos que sostiene el imperialismo estadounidense que “quiere destruir los pasos de avance de la unión bilateral de Latinoamérica”.

Por otra parte , aprovechó el encuentro para agradecer a las naciones latinoamericanas y caribeñas por su apoyo y solidaridad con Venezuela “en los momentos más difíciles”, recordando lo sucedido a mediados de 2017, durante las manifestaciones violentas calificadas como “guarimbas”, que buscaban la desestabilización política y social en el país suramericano, y que dejaron más un centenar de muertos.

“Fue la máxima expresión de odio y de destrucción, nos hicieron mucho daño, quemaron a 29 personas por el color de su piel, por sospechar que eran chavistas y por su apariencia humilde. Nunca se había visto eso en Venezuela”, lamentó.

TeleSUR