Argentina: masiva movilización en repudio a la prisión domiciliaria concedida al genocida Etchecolatz

273

“Para mantener la dignidad del pueblo”

Una bandera argentina con los rostros de los desaparecidos de Mar del Plata encabeza la movilización convocada por distintos organismos de derechos humanos en repudio a la prisión domiciliaria que el genocida Miguel Etchecolatz cumple en esa ciudad. “Para mantener la dignidad del pueblo y de nuestro país tenemos que hacer este repudio y tienen que prontamente meterlo en la cárcel como corresponde. Basta de domiciliaria para los genocidas”, definió a Página/12 Nora Cortiñas.

“Si quieren, su cárcel podría ser la de Batán, que está en esa ciudad”, añadió Cortiñas ubicada en la cabecera junto con los representantes locales de la Asociación de ex Detenidos y Desaparecidos, Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, la agrupación HIJOS de desaparecidos y Familiares de Víctimas de la dictadura, de Mar Plata.

La concentración comenzó sobre avenida Luro al 2400 frente al Tribunal Oral Federal local y desde allí partieron hasta la plazoleta Armada Argentina, en la rambla donde está la escultura del lobo marino típica de esa ciudad. A la cabeza están los representantes de los organismos y gremios locales. A ellos se le sumaron distintas personalidades de la lucha de los derechos humanos del país. También gremios y agrupaciones políticas de distinto signo.

“La única casa para un genocida es la cárcel”, dice la bandera principal que acompaña aquella otra con los rostros de los desaparecidos por el terrorismo de Estado, del que Etchecolatz fue uno de los principales ejecutores.

La multitud movilizada llena más de una decena de cuadras. “No vamos a permitir que semejante criminal sea vecino nuestro”, puntualizó Ledda Barreiro, de Abuelas de Plaza de Mar del Plata, quien subrayó a este diario que “el pueblo en la calle tiene un poder que el mismo pueblo todavía no conoce”.

“La única casa para un genocida es la cárcel”, dice la bandera principal que acompaña aquella otra con los rostros de los desaparecidos por el terrorismo de Estado, del que Etchecolatz fue uno de los principales ejecutores.

La multitud movilizada llena más de una decena de cuadras. “No vamos a permitir que semejante criminal sea vecino nuestro”, puntualizó Ledda Barreiro, de Abuelas de Plaza de Mar del Plata, quien subrayó a este diario que “el pueblo en la calle tiene un poder que el mismo pueblo todavía no conoce”.

“Como Madre y Abuela de Plaza de Mayo, y como marplatense, no lo quiero en mi ciudad”, sentenció Ángela Barilli de Tasca, integrante de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo que encabeza la movilización en la que también hay integrantes de Línea Fundadora, como Cortiñas y Taty Almeida.

La marcha avanzó hasta la costanera, desde donde se dirigirán hasta los monumentos a los lobos marinos. Los manifestante cantan “Cárcel común, perpetua y efectiva/ ni un solo genocida por las calles de Argentina”.

Página 12

Más notas sobre el tema