Bolivia: médicos rechazan preacuerdo con el gobierno y prevén radicalizar medidas de fuerza

La reunión de más de 13 horas entre el Gobierno y los médicos fue infructuosa en Cochabamba. El Colegio Médico Departamental determinó rechazar los cinco puntos del preacuerdo emanado de ese diálogo que inició el primero de enero y se prolongó hasta la madrugada de ayer en la Casa Campestre (zona El Paso).

Día antes, las mismas partes en conflicto tuvieron un acercamiento que duró 10 horas en Santa Cruz.

El vicepresidente del Colegio Médico de Cochabamba, William Torrico, informó ayer que el Comité Departamental de Salud (Codesa) solicita la abrogación del Código del Sistema Penal.

Entretanto no se cumpla su pedido, aseveró que el sector mantendrá las medidas de presión ejecutadas hasta ayer, que se cumplió la jornada 41 de paro. No descartó radicalizar las acciones en Cochabamba.

El preacuerdo estableció, entre otras cosas, crear una Ley General de Salud, establecer un Instituto de Conciliación y Arbitraje y la abrogación de los decretos supremos 3091, 3092 y 3385. Esos y otros puntos fueron socializados por las bases durante al menos tres horas, en la sede del Colegio Médico de Cochabamba. Luego de ese período, el sector determinó rechazar el acta.

Los otros sectores que participaron de la reunión con el Gobierno en Cochabamba (colegios médicos departamentales, colegios de profesionales de salud, la Federación de Sindicatos de Profesionales y Trabajadores de Salud Pública y el Sistema de la Universidad Boliviana) partieron hacia sus respectivos departamentos para proceder con la socialización.

No obstante, una de las delegaciones de profesionales, la de La Paz, tuvo percances en el aeropuerto Jorge Wilstermann. Su vuelo programado para las 6:00 de la mañana en la aerolínea Transporte Aéreo Militar (TAM) partió seis horas después. “No nos dicen nada, solo que el clima tiene que mejorar”, indicó una médica.

Los médicos paceños suspendieron la socialización para horas de la tarde.

ACCIONES Cerca del mediodía de ayer, los médicos volvieron a tomar las calles de Cochabamba expresando su rechazo al preacuerdo.

En principio, un grupo de manifestantes se dirigió a la sede del magisterio urbano (ubicada en la avenida Junín y Colombia), para manifestar su respaldo a tres profesores que mantienen una huelga de hambre. Aunque, en horas de la tarde de ayer, se dio de baja a uno de ellos, de acuerdo con un reporte del Vicepresidente del Colegio Médico de Cochabamba.

De manera paralela, otro grupo de médicos ejecutó un bloqueo en la avenida Blanco Galindo, a la altura del Hospital Obrero Nro. 2 de la Caja Nacional de Salud (CNS). A ese punto confluyeron todos los sectores pasadas las 14:00 horas.

Los galenos aguardaron la llegada de una caravana de camiones de la Cámara Departamental de Transporte de Cochabamba, que acató un paro cívico convocado para ayer.

Organizaron un mitin y acordaron mantener ese punto de bloqueo hoy.

El expresidente del Colegio Médico Rolando Herrera ponderó el accionar de los uniformados de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), que llegó hasta ese punto de bloqueo y solicitó el despeje de vías de forma pacífica.

3 Horas

El Colegio Médico de Cochabamba y el Comité Departamental de Salud (Codesa) socializaron el preacuerdo al que llegaron con el Gobierno a lo largo de tres horas.

La Opinión


Gobierno y médicos rubrican preacuerdo para resolver conflicto y levantar el paro

El Gobierno y los médicos colegiados del país acordaron la madrugada del martes, después de dos días de negociación, rubricar un preacuerdo para resolver el paro de 41 días, que abroga tres decretos supremos, que cuestionaban los galenos, deja en suspenso el artículo 205 y otros del nuevo Código Penal y establece un trabajo conjunto para realizar una cumbre nacional para construir un nuevo sistema de salud.

Tras dos días de negociación, primero en Santa Cruz y luego en Cochabamba, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, anunció en una conferencia de prensa los resultados de la negociación que, según el acuerdo, bajará a las bases de los médicos para su aprobación y firma definitiva del acuerdo.

“Hemos tenido momentos de mucha tensión en el debate, pero hemos podido arribar a un preacuerdo en los siguientes términos”, dijo en compañía del viceministro de Autonomías, Hugo Siles; y el presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzáles.

Detalló que los decretos supremos abrogados serán el 3091, 3092 y 3385, que dieron paso a la creación de la Autoridad de Fiscalización y Control del Sistema Nacional de Salud, para la posterior conformación de una comisión, en consenso, que redactará una nueva normativa de apertura de una instancia nueva de regulación de la seguridad social de corto plazo.

“Con relación a la fiscalización del sector público y privado deberá ser reorganizado, optimizado, evitando la burocratización, fragmentación y duplicidad de entes fiscalizadores entre sub sectores de salud”, dijo, en la lectura del preacuerdo.

Acotó que en el caso del artículo 205 del nuevo Código Penal, sobre la praxis médica, se paralizará su aplicación hasta la aprobación de una Ley General de Salud y la creación de un Instituto Nacional de Conciliación y Arbitraje, tareas que deberán cumplirse hasta junio de 2019.

“El órgano Ejecutivo y el órgano Legislativo se comprometen a analizar y realizar las revisiones pertinentes de los artículos 293 y 294 del nuevo Código Penal con la participación del sector salud y otros que pudieran sentirse afectados. Quedando por tanto en suspenso”, acotó.

Añadió que el preacuerdo establece, además, que los entes colegiados de médicos y ramas anexas se comprometen a participar de manera activa en el “Encuentro nacional por la salud y la vida”, que permitirá crear un nuevo sistema nacional de atención médica pública y una Ley general de Salud.

El titular de Gobierno manifestó, por último, que una ley corta será aprobada para la convocatoria al evento de salud y la creación del Instituto Nacional de Conciliación y Arbitraje.

El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz, expresó que la evaluación sectorial del preacuerdo por departamentos demorará toda la jornada, por lo que estimó que el paro nacional de galenos iniciado hace 41 días sea levantado el miércoles previa aprobación del documento y la firma de un acuerdo definitivo con el presidente Evo Morales.

ABI