Caso Assange: el gobierno ecuatoriano dice que “no responderá a rumores ni a información distorsionada”

Ecuador continuará buscando soluciones para el caso Assange: Cancillería

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador ratificó este miércoles que continuará buscando una solución para el caso de Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, quien permanece asilado en la embajada de este país andino en Londres hace cinco años y medio.

“La Cancillería reitera que en el caso del ciudadano Julian Assange continuará buscando soluciones, en estricto apego a las normas y procedimientos del derecho internacional, en coordinación con el Reino Unido, país con el que se mantienen las mejores relaciones de amistad y cooperación”, precisa un comunicado oficial.

Recuerda que Assange obtuvo protección internacional en agosto de 2012 por parte del Gobierno ecuatoriano de ese entonces y al gobierno actual le ha correspondido buscar alternativas para resolver esta situación heredada, “con pleno respeto al marco legal nacional, al derecho internacional y los derechos humanos”.

Señala, además, que el Gobierno nacional ha cumplido con la Constitución, las convenciones internacionales y la ley, actuando con la prudencia y cautela que amerita la tutela de los derechos humanos y la defensa del derecho de asilo, mientras el ciudadano australiano se comprometió a no intervenir en asuntos ajenos a su condición de asilo.

El texto concluye señalando que el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana del Ecuador reitera “que no responderá a rumores ni a información distorsionada o descontextualizada sobre este caso”.

La víspera, la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, reiteró que su gobierno seguirá protegiendo a Assange “mientras su integridad física y psicológica corran peligro. Nosotros somos un país defensor de los derechos humanos, un país, además, que respeta el derecho internacional”.

La situación de Assange, desde el punto de vista humano “no es sostenible, no puede vivir una persona en esas condiciones para siempre, y estamos buscando de manera muy, muy respetuosa con el Reino Unido para ver mecanismos de solución”, indicó.

El activista era requerido desde 2010 por las autoridades suecas debido a las acusaciones, que él niega, de dos mujeres por supuesto abuso sexual pero Suecia archivó la causa al no poder avanzar en la investigación. Aun así, sigue bajo asilo por temor a que sea arrestado por las autoridades británicas y deportado a EE.UU., donde teme ser juzgado por la publicación de documentos militares y diplomáticos de carácter confidencial.

Andes


Comunicado de la Cancillería de Ecuador

10 de enero de 2018

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana del Ecuador, en relación con la situación del ciudadano Julian Assange, informa:

Julian Assange obtuvo protección internacional en agosto de 2012 por parte del Gobierno ecuatoriano de ese entonces. Al Gobierno actual le ha correspondido buscar alternativas para resolver esta situación heredada, con pleno respeto al marco legal nacional, al derecho internacional y los derechos humanos.

Con relación a este caso, el Gobierno nacional ha cumplido con la Constitución, las convenciones internacionales y la ley, actuando con la prudencia y cautela que amerita la tutela de los derechos humanos y la defensa del derecho de asilo.

La Cancillería reitera que en el caso del ciudadano Julian Assange continuará buscando soluciones, en estricto apego a las normas y procedimientos del derecho internacional, en coordinación con el Reino Unido, país con el que se mantienen las mejores relaciones de amistad y cooperación.

Julian Assange, a petición del Gobierno de Ecuador, se comprometió a no intervenir en asuntos ajenos a su condición de asilo.

Finalmente, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana del Ecuador reitera que no responderá a rumores ni a información distorsionada o descontextualizada sobre este caso.

Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador



El país buscó estatus diplomático a Julián Assange

Ecuador solicitó “estatus diplomático” para Julián Assange, fundador de Wikileaks. Lo confirmó un vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido al diario The Guardian.

“El Gobierno del Ecuador recientemente solicitó estatus diplomático para el señor Assange aquí en el Reino Unido. El Reino Unido no otorgó esta solicitud, ni estamos en conversaciones con Ecuador en esta materia”, informó dicho Ministerio.

Y agregó que “Ecuador sabe que la forma de resolver este problema es que Julián Assange deje la Embajada para hacerle frente a la justicia”.

El martes, la canciller María Fernanda Espinosa fue consultada sobre este tema, en un conversatorio con la prensa extranjera. Y no lo negó. Solamente dijo que no se referiría a rumores de redes sociales por ser un tema tan delicado.

Esto por los comentarios de que el activista australiano había recibido la nacionalidad ecuatoriana y que se buscaba conseguirle un estatus diplomático para que pudiera abandonar la Embajada en Londres.

Según la página web del Registro Civil, Assange sí tiene asignado un número de cédula ecuatoriano (1729926483), que significa que su domicilio es en Pichincha.

Este Diario consultó al Registro Civil, vía correo electrónico, qué implicaba esa condición de cedulado, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta. Sin embargo, se conoció que la Cancillería envió a esa institución una carta de naturalización.

La Cancillería ecuatoriana emitió un comunicado en el que no mencionó el tema.

Mientras tanto, Assange publicó una fotografía suya con la camiseta de la Selección ecuatoriana en su cuenta de Twitter, sin ninguna descripción.

Pero la Cancillería insistió que “no responderá a rumores ni a información distorsionada o descontextualizada sobre este caso”. Su comunicado hace una reseña del asilo otorgado por Ecuador al australiano, desde agosto de 2012. Y agrega que “Al Gobierno actual le ha correspondido buscar alternativas para resolver esta situación heredada, con pleno respeto al marco legal nacional, al derecho internacional y los derechos humanos”.

Precisamente el martes, la canciller Espinosa informó que el gobierno del presidente Lenín Moreno busca establecer una mediación para encontrarle una solución definitiva a la situación. Esta podría ser de un tercer país o de una personalidad internacional.

La naturalización

La naturalización para obtener la nacionalidad ecuatoriana se puede conseguir de cinco maneras, según la Ley de Movilidad Humana. En el caso Assange solo podría darse si prestó servicios relevantes al país o a través de una carta de naturalización.

En el primer escenario es facultad del Presidente de la República otorgarla, bajo pedido de una persona natural, colectivo u organización social.

La segunda es competencia de la Cancillería y se concede a quienes hayan residido al menos tres años seguidos en el Ecuador o aquellos considerados apátridas.

El australiano cumplió en agosto cinco años de asilo en la sede diplomática, que es considerada territorio nacional, según el derecho internacional.

Además, la solicitud de una carta de naturalización sí la pueden hacer los refugiados, asilados y apátridas, en cualquiera embajada y consulado. Para lo cual, la Cancillería define el procedimiento administrativo a seguir.

Además de los documentos personales y el plazo mínimo de residencia en territorio ecuatoriano, los mayores de 18 años deberán conocer los símbolos patrios, exponer en una entrevista los motivos de su solicitud y demostrar medios lícitos de vida en el país.

Debido a que no existe un decreto, otorgando la nacionalidad a Assange, se entiende que el trámite se está realizando a través de la carta de naturalización. Moreno solo ha otorgado dos nacionalidades.

El Comercio