Ecuador: Correa recorre distintas ciudades y lidera la campaña por el “No” a la consulta popular

Correa, Vicuña y Larrea lideran las campañas por el ‘Sí’ y por el “No” de la consulta popular

Las campañas por el ‘Sí’ y el ‘No’ en la consulta popular planteada por el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, recorrieron varias ciudades del país, con sus líderes a la cabeza.

En Quito por ejemplo, el sábado 13 de enero de 2018, la marcha proselitista estuvo liderada por Gustavo Larrea, exaliado del exmandatario Rafael Correa, quien encabeza una cruzada por el ‘No’ para impedir la supresión de la reelección indefinida.

Larrea, exministro de Correa y pieza clave en su triunfo en 2006, recorrió el sur de la capital acompañado de simpatizantes que llevaban banderas, carteles y camisetas de su partido político Democracia Sí.

“Nuestra organización respalda al gobierno nacional. Confluimos con muchas fuerzas políticas en respaldar el ‘Sí’ en la consulta popular”, dijo a la AFP Larrea, quien se ha convertido en el rostro más visible de las 36 organizaciones inscritas para hacer campaña a favor de las siete preguntas planteadas por Moreno.

Por el ‘No’ hay cuatro organizaciones registradas. Correa y diputados del oficialismo aliados del exgobernante son quienes impulsan con más fuerza la campaña de rechazo al referendo.

En una campaña tibia, en la que Moreno aparece muy poco, la vicepresidenta María Alejandra Vicuña es quien lleva las riendas por parte del gobierno para promover el voto por el ‘Sí’. El fin de semana cumplió actividades en el cantón Yaguachi (Guayas) para promover el ‘Sí’.

La consulta popular que se efectuará el próximo 4 de febrero plantea suprimir la reelección indefinida aprobada por Correa en 2015 y reestructurar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPPCS), órgano creado por el exmandatario para designar autoridades de control y electorales.

De eliminarse la reelección indefinida, quedaría bloqueada una eventual candidatura de Correa para las presidenciales de 2021.

Larrea consideró “un deber” trabajar a favor del ‘Sí’ para “derrotar en las urnas a un proyecto autoritario y corrupto que gobernó al país”.

La consulta popular también busca inhabilitar a los políticos condenados por corrupción y eliminar una ley que impone impuestos a la especulación inmobiliaria.

Otras preguntas pretenden reducir el área de explotación petrolera en la reserva amazónica protegida del Yasuní, restringir la minería en áreas protegidas e impedir que prescriban delitos sexuales contra niños.

Por su parte, en rueda de prensa desde Cuenca (Azuay) Correa tildó de “inconstitucional” la consulta popular y criticó, sobre todo, la pregunta que plantea cesar a los miembros del CPCCS.

Correa considera que la consulta popular carece de valor pues Moreno la convocó mediante decreto sin esperar el dictamen de la Corte Constitucional, alegando que había vencido el plazo para que se pronunciara a favor o en contra de ella.

A la consulta, que costará unos $50 millones, están llamados a las urnas unos 13 millones de ecuatorianos.

Ecuavisa