Evo Morales, en su informe anual: “Somos el Estado más fuerte de toda la región y el que más ha crecido en los últimos años”

El presidente Evo Morales afirmó el lunes que Bolivia es el Estado más fuerte de toda la región y el que más creció económicamente en Sudamérica, gracias a la lucha y la unidad del pueblo, hombres y mujeres que participaron de la construcción del nuevo país a quienes rindió su homenaje.

“Somos el Estado más fuerte de toda la región y el que más ha crecido en los últimos años en Bolivia y Sudamérica, ahora gozamos de estabilidad económica que es ejemplo en el mundo”, mencionó en su discurso en homenaje a un año más de la creación del Estado Plurinacional de Bolivia.

Morales aseguró que la nueva patria la construyeron todos los sectores desde el campo y la ciudad, jóvenes y mayores, profesionales y cuentapropistas, y agradeció por la confianza depositada en él para liderar la “inédita” revolución democrática y cultural que acabó con la etapa del “lamento boliviano” y recuperó la enseñanza de los “abuelos” para “gobernarnos a nosotros mismos”.

“Les felicito y les agradezco toda la confianza que depositaron en mí para que los cambios sean una realidad y la patria que recuperamos sea para todos”, indicó.

Relievó que en la actualidad Bolivia no está vendida ni saqueada ni humillada, por el contrario, es respetada en todo el mundo y es libre.

Recordó que en 1985 se anunció que “Bolivia se nos muere” en un mensaje de pesimismo que pronunció el extinto Víctor Paz Estenssoro, situación que quedó atrás por la conciencia y unidad de los bolivianos.

El Jefe de Estado dijo que lejos de “caerse” el país, en corto tiempo cambió con desafíos y esperanza.

Aseguró que la primera gran batalla que se consolidó fue contra el sometimiento político pues se alcanzó la soberanía ya que las decisiones se toman en Bolivia y la segunda fue romper los lazos con organismos internacionales y lograr la liberación económica.

“Retomamos el control de la palanca que podía activar la economía, de la fuerza material de los recursos y los ingresos (…) sembramos el gas nacionalizado para cambiar Bolivia”, argumentó.

La tercera victoria, dijo que fue la justicia social entendida como reparar la deuda histórica que el Estado tenía con su pueblo al devolverle en obras todo lo que el pueblo había sacrificado con su empeño.

El presidente llamó a los jóvenes a tomar la bandera de la revolución tecnológica y liderar la que denominó la cuarta batalla que aún está pendiente.

ABI


Evo Morales aboga por resolver la demanda marítima y ‘sanar una herida’ con Chile

El presidente de Bolivia, Evo Morales, abogó por “sanar una herida” con Chile y resolver la demanda histórica de una salida al mar sin que la disputa se traslade a las próximas generaciones.

“Estamos más cerca del mar como nunca antes en la historia”, aseveró en su discurso del Día del Estado Plurinacional de Bolivia, en el que cumple 12 años en el poder.

Morales expresó “la certeza” de que este año Bolivia recibirá de la Corte Internacional de Justicia de La Haya una “decisión positiva” a su petición presentada en 2013 contra Chile.

La reclamación no representa “un acto hostil ni de provocación, sino un reconocimiento de la solución pacífica y de justicia”, aseveró sobre el pedido para que Chile acceda a negociar.

“Esperamos una decisión que llevará a dos países vecinos y hermanos a negociar un acceso soberano al Pacífico”, reiteró.

El mandatario añadió que “es tiempo de coraje y de sanar una herida todavía abierta, que no puede seguir afectando a nuestros pueblos ni a sus próximas generaciones”.

En este contexto, también se refirió como uno de los desafíos de la política internacional de Bolivia el alcanzar este año “renovados acuerdos sobre los recursos hídricos transfronterizos con los países vecinos”.

Evo Morales apostó por una relación que no se base en una “confrontación de intereses”, sino en “una oportunidad” para resolver pacíficamente cualquier disputa “de manera que todos seamos ganadores, sin vencedores”.

Las palabras del presidente boliviano se producen un día después de que el canciller chileno, Heraldo Muñoz, asegurara que la aspiración marítima de Bolivia podría haberse resuelto “a través del diálogo” y que la soberanía territorial de su país “no está en juego”.

El próximo 19 de marzo está previsto el inicio de los alegatos orales en La Haya, uno de los últimos pasos antes del veredicto de la corte.

Bolivia perdió en 1879 unos 400 kilómetros de costa y cerca de 120.000 kilómetros cuadrados de territorio en la llamada guerra del Pacífico.

Chile argumenta que no hay nada que negociar porque las fronteras entre ambos países quedaron establecidas en un tratado en 1904, 25 años después del conflicto.

En la misma corte radica una demanda presentada por Chile en 2016 para dirimir el uso de las aguas del Silala, que La Paz considera un manantial y Santiago un río internacional con derecho de uso compartido.

Tras el discurso de Morales ante el Parlamento boliviano, el acto central del Día del Estado Plurinacional concluyó con la interpretación de la “Marcha naval”, una canción patriótica que versa sobre la demanda de Bolivia.

La Razón