El gobierno colombiano y el ELN inician nuevo ciclo de diálogo y definen si se prorroga el cese al fuego

334

Hoy vence cese el fuego con el Eln

Luego de más de tres meses de cese al fuego bilateral, tiempo en el que tanto el Gobierno como el Eln se acusaron mutuamente de haber violado la tregua (en algunos casos, con toda la razón, como lo aceptó la propia guerrilla con el mea culpa que hizo por el asesinato de un líder indígena en el Chocó) y de un año de pocos resultados en la mesa de negociación –con la clara excepción del momentáneo alto a las balas–, ambas partes inician hoy el quinto ciclo de diálogos en Quito, Ecuador.

A diferencia de otros momentos, esta nueva etapa se inicia con una fuerte expectativa sobre la prórroga del cese al fuego (el cual también vence hoy), pues si bien este tuvo sus altibajos, permitió reconocer los beneficios para las comunidades en las que tiene presencia ese grupo armado.

No por nada han sido reiterados los llamados que sectores de la sociedad civil colombiana, así como de la Comunidad Internacional, han hecho para que se extienda el plazo la tregua.

El más reciente fue el que la Iglesia y la ONU –que hacen parte del mecanismo de verificación– expresaron de manera conjunta, en el que llaman la atención sobre la reducción de la violencia en la mayoría de las zonas afectadas por el conflicto. “Son beneficios tangibles que redundan en mayor legitimidad para el proceso de paz”, indica el texto.

De acuerdo con los expertos, el reto que afrontan las partes es, precisamente, establecer un nuevo mecanismo que le dé mayor viabilidad al proceso de verificación del cese. No obstante, también vaticinan que la llegada de la nueva delegación del Gobierno, que será liderada por el exvicepresidente Gustavo Bell, y que contará también con la participación de los generales Freddy Padilla y Carlos Rojas, así como de los académicos Angelika Rettberg, Socorro Ramírez, Alejandro Réyes y José Noe Ríos, podría darle mayor flexibilidad a las discusiones que se adelantarán de aquí en adelante.

Los recientes pronunciamientos. Este sábado, luego de que el presidente Juan Manuel Santos se reuniera con el nuevo equipo negociador del Gobierno, quedaron claros los ánimos con los que el Ejecutivo llega a negociar.

Al finalizar la reunión, el mandatario escribió que se tenía la disposición para que se llevara a cabo la ampliación de la tregua.

Por su parte, la guerrilla emitió este lunes un comunicado desconcertante, pues aunque reconoce los “alivios” del cese y afirma que se evaluarán los resultados del mismo para “proyectar nuevos momentos de cese”, al mismo tiempo critica lo que llama el “incumplimiento” de los acuerdos de paz con las Farc y lo señala como un elemento de incertidumbre en el proceso de Ecuador: “Está en evidencia el incumplimiento abrumador por parte del régimen a los acuerdos firmados con las Farc, entonces, esta Mesa de Quito ¿qué sincronía va a buscar con esos acuerdos?”.

“Por tratarse de una primera experiencia, reconocemos que este cese aportó, en algo, a aliviar la situación humanitaria de millones de compatriotas, sobre todo en aquellas regiones, donde es más critica la situación de guerra, y de persecución política contra líderes y comunidades, que se oponen al régimen dominante (…)”, se lee en el comunicado.

Con todo ello, arranca un nuevo periodo de negociación que, además, tendrá como telón de fondo una jornada electoral a realizarse en marzo y mayo.

El Heraldo


Eln no ve seguro un acuerdo inmediato para prorrogar cese bilateral

A pocas horas de que venza el primer cese bilateral del fuego y hostilidades que ha firmado la guerrilla del Eln en toda su historia, dicha organización armada publicó un comunicado poco alentador de cara a la posibilidad de que el cese al fuego temporal sea prorrogado, como se prevé cuando se retomen las conversaciones en Quito (Ecuador).

Y es que este mismo martes, el nuevo equipo negociador del Gobierno se prepara para sentarse con esa guerrilla en el que será el quinto ciclo de conversaciones de paz, que tienen lugar en el país vecino. La idea es revisar las cifras que dejó ese primer cese bilateral, el cual arrancó el 1 de octubre del año pasado, pero que resultó golpeado por la falta de confianza entre las partes que se arreció durante estos últimos meses.

El principal problema tuvo que ver, básicamente, con la alerta que encendió el propio secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en la que advierte sobre la ausencia de un parámetro común entre las partes frente a las obligaciones de lado y lado. Tal situación provocó tal desconfianza que el Eln optó por retirar del Mecanismo de Monitoreo y Verificación de dicho cese a sus representantes.

Por eso este martes, cuando concluye el cese bilateral temporal, el Eln afirmó que la prolongación del mismo no se dará de una forma inmediata pues, “evaluaremos esta primera experiencia, para poder proyectar nuevos momentos de cese bilateral”. No obstante, el grupo armado ilegal reconoció lo que significó ese “alto al fuego” durante estos poco más de tres meses.

Sin embargo, es de recordar que durante ese lapso, la guerrilla violó dos veces el cese al fuego bilateral. Primero, con el asesinato del gobernador Aulio Isaramá, en el municipio de Alto Baudó (Chocó); y luego, por la masacre de 13 campesinos en Magüí Payán (Nariño). Ambos hechos reconocidos por la guerrilla.

¿Peligra el proceso de paz con el Eln?

En ese mismo comunicado, la guerrilla del Eln advierte sobre la forma en la que inciden directamente sobre el proceso de paz de Quito los incumplimientos al Acuerdo de Paz con las Farc. Según dijo el equipo negociador de esa organización, “este derrumbe impacta esta mesa y pone a tambalear consignas políticas agitadas durante éste diálogo, desde que firmamos la agenda de conversaciones, el 30 de marzo de 2016”.

En ese sentido, descartaron que la mesa de Quito pueda confluir con lo que se pactó en La Habana, como en un principio se había presupuestado. “En momentos anteriores, las FARC y nosotros expresamos que íbamos a buscar desarrollar “dos mesas y un sólo proceso”. Ahora, ante el desmorone de los acuerdos de la Habana, se demuestran los propósitos reales del modelo de solución política del régimen”, agregó la guerrilla, al tiempo que señaló que bajo ese panorama, lograr una paz completa es un propósito que se aleja cada vez más.

Pese a lo anterior, el Eln afirmó tener voluntad política para seguir conversando, bajo la certeza de saber que “el camino de la paz es tortuoso, pero vale la pena recorrerlo”.

El Espectador


Comunicado del ELN – La mesa de quito aspira a servir

8 de enero de 2018

Este 9 de enero concluye el primer cese bilateral pactado entre el Estado y el Ejército de Liberación Nacional; al tiempo que inicia el Quinto ciclo de conversaciones en la Mesa de Quito.

Por tratarse de una primera experiencia, reconocemos que este cese aportó en algo, a aliviar la situación humanitaria de millones de compatriotas, sobre todo en aquellas regiones, donde es más critica la situación de guerra, y de persecución política contra líderes y comunidades, que se oponen al régimen dominante.

Este nuevo Ciclo de conversaciones lo dedicaremos a desarrollar la participación política de la sociedad, por medio de un Diálogo Nacional, que avance hacia un pacto de paz, basado en los cambios básicos urgentes que exigen las mayorías nacionales.

Escuchamos los pedidos de diversos sectores y regiones, para que estos diálogos por una solución política del conflicto, se desarrollen en medio del cese bilateral; Para ello, en la Mesa evaluaremos esta primera experiencia, para poder proyectar nuevos momentos de cese bilateral. Fieles al propósito de que los diálogos de paz deben aportar desde ya, a mejorar la situación humanitaria del pueblo; Como una manera de que esta Mesa, le sirva a la gente que más sufre por el conflicto interno.

Desde varios lugares de Colombia, nos escribe la Red Conpaz, y nos pide dejar atrás el concepto de “enemigos”, que sirve de combustible a la guerra, pero para este cambio, se requiere voluntad política de ambas partes. Nosotros estamos en este esfuerzo de buscar la solución política del conflicto, con la convicción de explorar el logro de transformaciones que beneficien al pueblo, por una vía distinta a la guerra. Pero desafortunadamente, lo que observamos, es que la mayoría de la elite dominante sigue pensando en lucrarse de la guerra, sobre todo los “delincuentes vestidos de empresarios”, como los nombra la Red Conpaz.

El año anterior fue un ejemplo trágico, de cómo el régimen fortaleció su máquina de guerra y recrudeció el genocidio de líderes populares que se le oponen; Esto no es voluntad de paz, ni de solución política.

El derrumbe en curso del intento que hacen las FARC, por transitar medios pacíficos para cambiar a Colombia, es un testimonio histórico de cómo las clases dominantes aprovechan los experimentos de solución política del conflicto, para desaparecer a sus contradictores más tenaces, al tiempo que se niegan a ceder tan siquiera una parte de sus privilegios, para acabar con la desigualdad social.

Este derrumbe impacta esta Mesa y pone a tambalear consignas políticas agitadas durante éste diálogo, desde que firmamos la Agenda de conversaciones, el 30 de marzo de 2016.

Está en evidencia el incumplimiento abrumador por parte del régimen, a los acuerdos firmados con las FARC, entonces, esta Mesa de Quito, ¿Que sincronía va a buscar con esos acuerdos?

En momentos anteriores, las FARC y nosotros expresamos que íbamos a buscar desarrollar “dos mesas y un sólo proceso”, ahora ante el desmorone de los acuerdos de la Habana, se demuestran los propósitos reales del modelo de solución política del régimen; Por lo que hoy todos nos piden no repetir ese proceso fallido.

Desde el movimiento por la paz que ha ido creciendo en Colombia, se levantó la bandera de “la paz completa”; pero ahora al fallar el proceso con las FARC, el camino de la solución política, queda aún más incompleto. También, si el régimen no está dispuesto a ceder y se atrinchera detrás de unas “líneas rojas”, el resultado es que se aleja aún más la posibilidad de lograr una paz con justicia social.

Pese a las adversidades, el ELN retoma las conversaciones en Quito, consciente que el camino de la paz es tortuoso, pero vale la pena recorrerlo, en compañía de las mayorías nacionales, que si deseamos un futuro mejor para Colombia.

ELN


Iglesia y ONU piden seguir cese del fuego con el Eln

La Conferencia Episcopal y la Misión de Verificación de la ONU en Colombia hicieron este lunes un vehemente llamado al Gobierno nacional y al Eln para mantener los logros alcanzados con el cese al fuego bilateral.

El cese al fuego pactado entre el Gobierno y el Eln que se inició el primero de octubre del año pasado vence este martes a la medianoche, día en el que también se inicia el quinto ciclo de diálogos entre ambas partes.

A través de un comunicado, y como participantes invitados en el proceso de verificación y veeduría del cese, “la Conferencia Episcopal y la Misión de Verificación de la ONU en Colombia hacen un llamado a las partes a preservar los logros obtenidos en materia de reducción de violencia durante los meses de vigencia del cese del fuego”.

Ambas instituciones reconocen el alivio humanitario que el cese del fuego ha representado para las comunidades y, además, la disminución de la violencia en la mayoría de las zonas afectadas por el conflicto.

“Son beneficios tangibles que redundan en mayor legitimidad para el proceso de paz”, indica el comunicado.

De eso es consciente el presidente Juan Manuel Santos, quien el pasado fin de semana, tras reunirse con el nuevo equipo negociador, aseguró que su Gobierno está “más que dispuesto a prorrogar el cese del fuego con el Eln y a renegociar las condiciones de un nuevo cese”.

Con ese objetivo en mente viajaron a Quito, por parte del Gobierno, el exvicepresidente Gustavo Bell, la politóloga Angelika Rettberg, la académica Socorro Ramírez, el psiquiatra Alberto Fergusson, el economista José Noé Ríos y el asesor de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz Alejandro Reyes Lozano.

También estarán los generales Freddy Padilla y Carlos Rojas, quien participó en las negociaciones con las Farc.

La apuesta del Gobierno para los diálogos de Quito en sus últimos siete meses es: “dejar tan avanzado el proceso como la prudencia lo permita”, según una fuente cercana a los diálogos.

Los negociadores son conscientes de que llegar a un acuerdo definitivo con el Eln en lo que resta de este Gobierno y en medio de la campaña electoral será muy difícil, pero aspiran a dejar el proceso en un punto de no retorno.

Papa felicita proceso de paz

El papa Francisco recordó este lunes su viaje a Colombia el pasado año para “bendecir los esfuerzos y la valentía de ese amado pueblo, marcado por un vivo anhelo de paz tras más de medio siglo de conflicto interno”.

Así lo rememoró en el discurso que pronunció ante los embajadores acreditados ante la Santa Sede para la felicitación del nuevo año. También dedicó palabras al embajador de Colombia, Guillermo León Escobar, quien falleció a finales del año pasado.

El Tiempo

Más notas sobre el tema