Macri anuncia un nuevo ajuste y recibe a líder opositor venezolano

Con la tijera muy bien afilada

El presidente Mauricio Macri volvió de su gira europea con la tijera bien afilada. Hoy anunciará el ajuste sobre los cargos políticos que viene prometiendo desde fines del año pasado. Según adelantaron fuentes gubernamentales, el recorte llegará al 20 por ciento de los funcionarios e implicará unos 600 cargos menos. Los ministerios de Modernización y de Interior ranquean alto en la reducción, que alcanzará a todas las áreas. Además, Macri anunciará que va a congelar por un año los salarios de subsecretario hacia arriba (con sueldos no menores a 150 mil pesos). Con esta decisión, buscará retomar la iniciativa cuando busca imponer un techo a las paritarias y luego del escándalo de la ex casera de su ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien hoy retorna de sus vacaciones. También en el Gobierno esperan un efecto contagio en las provincias, luego del Pacto Fiscal que firmaron. Hasta ahora, solo anunciaron medidas similares propios y aliados.

De regreso de Francia, donde concluyó su gira por Europa con poco para mostrar en términos de resultados concretos, Macri no perderá el tiempo: hoy a las 9.15 en el Salón Blanco de Casa Rosada hará finalmente el anuncio de la reducción de cargos políticos que viene preparando desde el año pasado. Si bien la iniciativa implicó reuniones de todos los ministerios de los coordinadores Gustavo Lopetegui y Mario Quintana, junto al ministro de Modernización, Andrés Ibarra, en la etapa de definiciones el tema lo concentró el jefe de Gabinete, Marcos Peña, para evitar filtraciones sobre los recortes que se harán, un tema sensible para los funcionarios macristas que deberán dejar su cargo. Algunos ya tienen prometido un destino en una embajada, pero no está claro que haya lugar para todos. En Modernización eran muy insistentes en que el recorte debería reflejarse en una baja consistente del dinero que gasta el Estado.

Si bien Peña ordenó no dar detalles sobre los recortes que se vienen, este diario pudo saber que los ministerios de Modernización e Interior vienen entre los primeros en el recorte de cargos políticos. Como informó PáginaI12 en noviembre del año pasado, cada ministerio debió presentar su proyecto de recorte para ser evaluado en Jefatura de Gabinete. En el Gobierno calculan que el ajuste llegará a un 20 por ciento de los cargos políticos, que estiman en unos 3 mil. Por lo tanto, deberían desaparecer unos 600 puestos políticos.

Además, se establecerán topes para la cantidad de secretarías que podrá tener cada ministerio. También habrá secretarías que pasarán a ser direcciones generales o directamente serán fusionadas con otras.

Si bien ayer negaban que se esté en conversaciones con los gobernadores, en el macrismo esperan que haya un efecto contagio en los estados provinciales. “Hasta ahora, los únicos que anunciaron un plan similar fueron María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Juan Manuel Urtubey, de Salta, y Omar Gutiérrez, de Neuquén”, indicaban desde un ministerio que sigue de cerca a las provincias. Es decir: los propios y algunos aliados. En el caso de Larreta, luego de hacer su anuncio se conoció en paralelo el crecimiento de las estructuras del Consejo de la Magistratura porteño, con el que debieron dar marcha atrás.

Al recorte de cargos, Mauricio Macri buscará sumar otra medida como una señal hacia las paritarias de este año: anunciará que se congelan los salarios de subsecretarios, secretarios y ministros. La iniciativa no tiene un impacto presupuestario alto (se calcula un ahorro de unos 700 millones de pesos), pero es un gesto claro hacia los sindicatos de lo que espera el Presidente para las discusiones salariales de este año. Ese acto de “austeridad” se dará en medio de una pelea creciente con los sindicatos y cuando el Gobierno todavía intenta recuperarse del escándalo del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, cuya casera denunció haber estado en negro y haber sido contratada por el funcionario como delegada de la intervención del SOMU. Hoy el ministro vuelve de sus vacaciones y será recibido con un escrache del MST.

El congelamiento salarial alcanzará a unos 324 funcionarios. Los sueldos congelados, de todas formas, no bajan de los 152 mil pesos mensuales, que es lo que cobra un subsecretario. Un secretario recibe 168 mil pesos y un ministro, 183 mil pesos. Los directores nacionales, que cobran 97 mil pesos en bruto, sí recibirán aumento. En tanto, el presidente Macri seguirá recibiendo 208 mil pesos mensuales y la vicepresidenta Gabriela Michetti, 192 mil pesos.

Todavía en el Gobierno no precisaron de qué forma se implementarán estos cambios en la estructura del Estado, en plena decisión de enfriar la actividad del Congreso. No está claro si Macri emitirá otro decreto de necesidad y urgencia, en medio de la puja con la oposición, que podría dar de baja el decreto en el que modificó 140 leyes y derogó otras 19.

Página 12


El venezolano Antonio Ledezma está en el país y hoy se reúne con Mauricio Macri

En un vuelo de Latam, el exalcalde de Caracas Antonio Ledezma viajó desde Madrid a Buenos Aires y hoy se reunirá con el presidente Mauricio Macri.

Ledezma logró escapar de Venezuela en noviembre de 2017, donde estuvo detenido desde febrero de 2015, acusado de conspiración y asociación para delinquir. El exfuncionario venezolano logró escapar a España con su mujer y sus hijos en un vuelo desde Colombia gracias a la ayuda de algunos contactos colombianos.

Ledezma es un personaje central para la oposición venezolana, ya que es la amalgama entre lo más extremo, que convoca el golpe contra el presidente Nicolás Maduro , y lo más moderado, representado por Henrique Capriles.

Venezuela, que atraviesa una profunda crisis política y económica, tiene previsto celebrar comicios presidenciales antes del 30 de abril.

En su última visita a París, el presidente Mauricio Macri dijo que la Argentina “no va a reconocer” el resultado de las próximas elecciones presidenciales en Venezuela, de las que fue excluida la coalición opositora.

“Maduro ha tomado el pelo a toda la región y al mundo entero, ha generado optimismo con intermediaciones de líderes de todas partes del mundo, pero lo único que ha hecho es seguir avasallando los derechos humanos”, opinó el mandatario.

En julio de 2017, el gobierno venezolano realizó una asamblea constituyente para incluir “políticas sociales” a la carta magna, “para asegurar la paz”. En ese momento, la Cancillería que conduce Jorge Faurie también anunció que la Argentina no reconocía esa elección por considerarla “ilegal”.

Sobre eventuales sanciones latinoamericanas contra Caracas, Macri señaló que es un tema que seguirá “explorando”, aunque agregó, pesimista, que cree que ya se ha hecho todo lo que está a su “alcance”.

La Nación


Macri anticipó que “no reconocerá” el resultado de las próximas elecciones de Venezuela

El presidente Mauricio Macri anticipó este sábado que la Argentina “no va a reconocer” el resultado de las próximas elecciones presidenciales en Venezuela, de las que fue excluida la coalición opositora.

“La Argentina no va a reconocer esa elección”, afirmó el mandatario, al insistir en que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha transformado al país caribeño en una “dictadura”.

La Corte Suprema de Venezuela -acusada por la oposición de servir al Gobierno- excluyó el pasado jueves a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de los comicios que se celebrarán antes del 30 de abril, y dejó de este modo vía libre al cuestionado jefe de Estado para revalidar su mandato.

“Maduro ha tomado el pelo a toda la región y al mundo entero, ha generado optimismo con intermediaciones de líderes de todas partes del mundo, pero lo único que ha hecho es seguir avasallando los derechos humanos” sentenció Macri en una entrevista con la AFP en París, según consignó la agencia Noticias Argentinas.

“Ahora dice que va a haber una nueva elección, sin opositores, y luego dirá que es un presidente elegido democráticamente. Nosotros vamos a seguir reclamando para que Venezuela vuelva a vivir en democracia”, agregó. Acerca de eventuales sanciones latinoamericanas contra Caracas, el titular de la Casa Rosada señaló que es un tema que continuará “explorando”, aunque acotó de modo pesimista, que cree que ya se ha hecho “todo lo que está al alcance”.

El viernes tras reunirse con Macri, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se había mostrado “a favor” de incrementar las sanciones europeas contra Venezuela, en vista de la “deriva autoritaria inaceptable del régimen” de Nicolás Maduro.

“Debemos ser lúcidos, hemos tomado sanciones individuales contra dirigentes venezolanos, que han tenido un impacto limitado. Deseo que vayamos más allá”, había afirmado el mandatario galo para luego insistir en la necesidad de que otros países “que tienen mayores vínculos económicos” con Venezuela tomen también sanciones.

Consultado sobre la posibilidad de que actúe como mediador en la crisis venezolana, Macri descartó totalmente esta opción. “He expresado, tal vez el primero, con contundencia, cuál es mi opinión de lo que está haciendo Maduro, con lo cual no soy la persona indicada”, subrayó.

“A esta altura creo que a Maduro no le interesa nada de lo que se le plantée, él tiene claro que quiere tener un dominio sobre Venezuela por muchos años y aquel que no le guste lo que hace, lo que tiende a hacer es que se vaya de Venezuela”, concluyó.

Perfil