México: hallan tres fosas clandestinas y 33 cuerpos en Xalisco

Suman 33 cuerpos en fosas de Xalisco, Nayarit

Tras los trabajos de búsqueda y excavación en el predio donde fueron localizadas tres fosas clandestinas, en el municipio de Xalisco, Nayarit, autoridades y familiares de desaparecidos han hallado 33 cuerpos. La Fiscalía General de Nayarit confirmó a EL UNIVERSAL que suman 33 los cuerpos en tres fosas clandestinas. Tras los trabajos de campo, los restos fueron enviados al Servicio Médico Forense de la Fiscalía en espera de las pruebas para identificarlos y ser entregados.

Ayer, el gobierno del estado, encabezado por Antonio Echevarría García, emitió un pronunciamiento en el que pide a la Procuraduría General de la República (PGR) su intervención en este caso, pues considera que el gobierno federal es responsable de la seguridad de todos los mexicanos.

Consideró que las autoridades federales deben ser las encargadas de investigar este caso, de identificar los cuerpos localizados y perseguir para castigar a los responsables lo antes posible.

Los primeros cuerpos fueron localizados el pasado sábado, después de que el Colectivo Familias Unidas recibió una llamada anónima en la que se les informó que entre los plantíos de plátano y caña cercanos a la comunidad de Pantanal había una fosa clandestina.

Al llegar al lugar percibieron un fuerte olor que los llevó hasta el sitio en el que localizaron una fosa clandestina y avisaron a las autoridades para que iniciaran las excavaciones. Ahí se rescataron nueve cuerpos.

A petición del colectivo, la búsqueda continuó el lunes, con apoyo de policías estatales y perros entrenados. Se hallaron dos fosas más. Al final de la jornada se informó que los peritos habían rescatado de una 14 cuerpos y de la otra seis.

La mañana de ayer continuaron las excavaciones y por la tarde el número de cuerpos localizados aumentó a 33, pero podría seguir incrementándose conforme avanza la búsqueda.

Para agilizar este proceso las autoridades estatales decidieron comenzar a limpiar el terreno con una retroexcavadora para facilitar el acceso, pues lo tupido de los platanares y cañaverales dificultan las labores de búsqueda.

La emergencia. Desde finales de marzo de 2017, tras el arresto en Estados Unidos del ex fiscal del estado, Édgar Veytia, acusado de narcotráfico, se desató en Nayarit una ola de violencia, que incluyó desapariciones masivas.

Para julio de ese año, familias comenzaron a organizarse y denunciaron la desaparición de por lo menos 200 personas en los municipios de Tepic, Xalisco y San Blás.

Sin embargo, la fiscalía del estado, todavía al mando de personas cercanas al ex fiscal Veytia, seguía ignorando los casos y reportaban ante el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública sólo 25 personas desaparecidas en la entidad desde 2009.

Para agosto, la presión de los familiares de personas desaparecidas obligó al ex gobernador, Roberto Sandoval, a recibirlos para abordar el tema y se comprometió a abrir “una oficina” de atención en la que supuestamente trabajarían juntos el Ejército, la PGR y la Fiscalía.

En ese entonces, a poco más de un mes de su salida del gobierno, Sandoval atribuyó la violencia creciente en la entidad al reacomodo de cárteles aprovechando el cambio de gobierno.

En noviembre de 2017, ya en la administración de Echevarría García, el nuevo fiscal, Petronilo Díaz Ponce, reconoció que hasta octubre de ese año se tenían 206 denuncias de personas desaparecidas, de las que sólo se habían localizado 40. Con vida 34 y seis muertas.

En diciembre pasado, la fiscalía del estado actualizó las cifras de desaparecidos ante el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y hasta hoy el Registro Nacional de Personas extraviadas y Desaparecidas indica que en el estado hay 145 personas (114 corresponden a 2017) y sólo dos casos han sido atraídos por la PGR.

El Universal


 

Encuentran 33 cuerpos en 3 fosas clandestinas de Nayarit

Cadena3 Noticias

 


Gobierno de Nayarit emite comunicado tras descubrimiento de narcofosas en Xalisco

Luego de los recientes hallazgos de tres narcofosas en las inmediaciones del municipio de Xalisco, que contienen los restos mortales de al menos 29 personas, el gobierno del estado de Nayarit emitió un escueto comunicado al respecto.
En cuatro breves párrafos, la administración estatal comienza señalando al gobierno federal para que cumpla con “su responsabilidad en tema de seguridad”.

En torno a los hallazgos en Xalisco, el gobierno nayarita “demanda también de las instancias federales un mayor compromiso para que se investiguen a fondo estos hechos” y destaca que éstos ilícitos se habrían cometido “muchos meses o incluso años atrás, pero que no deben quedar impunes”.

El comunicado sigue con “la exigencia de que el gobierno federal, través de sus dependencias, también cumpla con su responsabilidad, que estos hechos que lastiman a las familias, los investiguen con prontitud, hasta las últimas consecuencias y sea posible en breve, determinar la identidad de los cuerpos y castigar a quienes hayan cometido estos delitos.

Finalmente vuelve a puntualizar el llamado al gobierno federal, a quien responsabiliza de “garantizar la seguridad de todos los mexicanos, incluyendo a las familias nayaritas”, ante lo cual se suma a “la demanda de los ciudadanos que haya hechos tangibles que hablen de una eficiente actuación de sus dependencias”.

De nueva cuenta, con posicionamientos como este, el autonombrado Gobierno del Cambio vuelve a delegar su responsabilidad de salvaguardar la integridad y tranquilidad de los nayaritas en el gobierno federal y a acusar, como ya es costumbre, que los violentos hechos que derivaron en las narcofosas encontradas por el colectivo “Familias Unidas”, se registraron meses o años antes de su mandato.

El Sol de Nayarit