Panamá: el Congreso debate proyecto de ley que busca legalizar la marihuana

La Comisión de Salud de la Asamblea Nacional iniciará hoy el primer debate del proyecto de ley que busca legalizar el consumo de marihuana líquida con fines medicinales y de esa forma acabar con el contrabando de estos productos.

El diputado José Luis Castillo, quien es el proponente de la iniciativa legislativa prohijada la semana por la Comisión de Salud, fue motivado a la presentación del proyecto porque el producto está ingresando al país para el uso en pacientes que sufren de epilepsia.

En Panamá, esta droga se declaró ilícita en el año 1928, por lo que no se encuentra regulada entre los medicamentos de la farmacología en la Caja de Seguro Social ni en el Ministerio de Salud.

La propuesta de ley busca revertir estas acciones y evitar el tráfico ilícito, todo en el marco de que sea para uso medicinal.

El diputado Castillo es médico y es el presidente de la Comisión de Salud.

El proyecto de ley, que fue presentado en octubre de 2017, sufrirá cambios en el primer debate.

Como proponente, dijo a La Estrella de Panamá que llevará las modificaciones.

La iniciativa legislativa, según narró el diputado en conversación con este medio, nace de la preocupación de padres de familia que tienen hijos que sufren epilepsia. ‘Ellos han encontrado una alternativa para sus hijos en cuanto al uso medicinal de la marihuana’, señala el diputado chiricano.

El Ministerio de Salud, por medio de Farmacias y Drogas, explicó el diputado, estará encargado de hacer todos los controles y las verificaciones de registros sanitarios. En el proyecto de ley se creaba el Instituto Nacional para la prevención y control y uso del cannabis en la República de Panamá, que estaría bajo la rectoría del Ministerio de Salud.

El proyecto de ley, dice el diputado, cambiará de nombre y no se llamará ‘por la cual establece el uso medicinal de la marihuana’. Ahora si llevará el nombre de canabis.

La iniciativa legislativa busca legalizar la entrada del producto medicinal, no así su producción en Panamá.

El diputado Castillo, quien es miembro de la bancada oficialista, aseguró que está demostrado que la marihuana líquida no es adictiva, a diferencia de la inhalada, y que es muy eficaz para infantes con problemas de epilepsia, enfermos de cáncer y ciertos dolores crónicos.

‘No queremos legalizar la marihuana para uso recreativo, sino única y exclusivamente para uso medicinal y terapéutico en su forma líquida’, insistió el diputado una vez se prohijó el proyecto de ley en la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional y agregó que al ser médico está consciente de los beneficios de este tipo de sustancias en ciertas enfermedades.

El proyecto de ley debe ser aprobado en tres debates para pasar a manos del Ejecutivo y convertirse en ley de la República.

El diputado oficialista está seguro de contar con el respaldo de sus colegas de la bancada y de los diputados para llevar a delante el proyecto y acabar con el contrabando del producto.

El consumo de medicamentos elaborados a base de cannabis es legal en varios países latinoamericanos, entre ellos Colombia, Uruguay y Perú, y en una veintena de estados de Estados Unidos, así como también en Canadá e Israel.

De acuerdo con el diputado ya se ha tenido acercamiento con las autoridades de salud para tener la opinión de las autoridades de Salud.

La Estrella