Panamá: miles de personas se movilizaron contra la corrupción y anuncian nuevas protestas

Multitudinaria protesta anticorrupción y marcha hasta la residencia de Varela

Varios miles de panameños abarrotaron la plaza del parador fotográfico en la Cinta Costera y luego marcharon hasta el condominio donde vive el presidente Juan Carlos Varela, mostrando su repudio a la clase política corrupta en pleno, durante una gran concentración contra la corrupción.

Durante la protesta, mareas humanas exigieron cárcel para los que robaron las arcas del Estado, “muerte civil” para los corruptos y a la procuradora Kenia Porcell le reclamaron por la lista de involucrados en el caso Odebrecht.

La de hoy fue la primera vez en años recientes que una marcha contra la corrupción logra gran convocatoria.

El llamado era para arrancar con la protesta a las 9:00 a.m., pero ya desde 20 minutos antes la plaza comenzaba a llenarse de personas de todas las edades y clases sociales, con elaboradas pancartas y camisetas con leyendas de repudio a figuras políticas.

El “cascaroso” Ubaldo Davis fue durante las semanas previas la cara visible de la marcha, pero también convocaron la plataforma digital Claramente, el Colegio Nacional de Abogados y el Movimiento de Ciudadanos Contra la Impunidad estuvieron detrás del llamado.

Davis dijo al público que sus abogados ya le preparan una demanda al excontralor Alvin Weeden, quien lo llamó “maricón” y “corrupto” en redes sociales, e incluso lo retó a un encuentro donde dijo que le metería un tiro.

“Vamos a decirles a esos corruptos ya basta”, dijo Davis a la multitud. “Que me digan lo que sea, que el otro va a recibir su demanda, porque a esos mercenarios de los corruptos van a subir y bajar escaleras”

Mientras más se iba llenando la plaza, la gente comenzaba a ocupar los pasos peatonales y luego a invadir el tramo vial de la cinta costera, obstruyendo parcialmente el tráfico. Arriba sobrevolaban dos helicópteros del Servicio Aeronaval.

Lo más bonito es que esto es orgánico para que les duela”, reiteraba Davis. “Todas las pancartas son diferentes, no como estas protestas en que la pancartas son hechas con la misma pluma, el mismo piloto”.

“Tenemos trabajando doble turno a los estamentos de seguridad, tenemos trabajando sobreturno al presidente Varela, tenemos trabajando doble turno a los diputados”, vociferó Mauricio Valenzuela de Claramente. “Hoy están aquí con miedo porque hay un pueblo que ya despertó”.

Hubo de toda clase de consignas: “Procuradora encubridora”, “corruptos pa’ la Joya”, “¡Queremos la lista!” (refiriéndose a la lista de Odebrecht), “fuera los corruptos”, “fuera los coimeros”, “este pueblo está cabreao”, “los decentes somos más”, “aquí están los cuatro gatos” y “muerte civil” fueron solo algunos.

Se dedicó un momento de la protesta a homenajear a los mártires del 9 de enero d 1964, con un minuto de silencio, y luego la multitud cantó enérgicamente el himno nacional.

De pronto, espontáneamente un grupo de manifestantes decidieron caminar hasta las torres Miramar, donde tiene su residencia el presidente Juan Carlos Varela.

Ahí comenzó a acumularse la multitud, rodeando la torre y gritando consignas contra el mandatario. “¡Fonseca, lo dijo… Varela es un coimero!”, gritaba un grupo cuando iban caminando. También gritaban: “¡Oye tortugón… sal del balcón!”

Abajo del edificio arreciaron con la gritadera: “¡Ahí, ahí, ahí está el ladrón!”.

En un momento de algarabía, la gente saltaba y cantaba “¡El que no salta es un ladrón!”, en una mezcla de alegría popular y repudio a la clase política.

Los organizadores advirtieron que la marcha es solo el comienzo de un gran movimiento para sacar a los corruptos de la administración pública. La próxima cita es una protesta frente a la Procuraduría General de la Nación el 23 de enero al medidía, para demandar a Porcell la lista completa de todos los involucrados en coimas de la constructora Odebrecht.

Crítica


Convocan nueva protesta contra la corrupción para el 23 de enero

Una nueva protesta contra la corrupción ha sido convocada para el próximo martes 23 de enero, a partir de las 12:00 mediodía, frente a la Procuraduría General de la Nación, para exigir las listas con los involucrados en el escándalo Odebrecht.

Los organizadores calificaron la actividad como todo un éxito.

Cientos de panameños, jóvenes y adultos acudieron al llamado de un grupo de ciudadanos organizados para exigir el fin de la corrupción y la “muerte civil” para los corruptos.

En principio se concentraron en el mirador fotográfico en la Cinta Costera, en la ciudad capital.

Los asistentes portaban banderas, cartelones y coreaban consignas contra los corruptos.

Posteriormente, un grupo se trasladó hasta la residencia del presidente de la República, Juan Carlos Varela en la Avenida Balboa.

El director del Sistema de Protección Institucional (SPI), Eric Estrada tuvo que pedir a los asistentes que reabrieran la vía.

Los panameños han dicho que la actividad significa el despertar contra la corrupción, un mal que impera en Panamá y muchos países del mundo.

TVN