Puerto Rico: reducen la generación de energía y el 17% de la población continúa sin servicio tras el huracán María

La AEE reduce más de 30% de su reserva

El sistema eléctrico del país está más expuesto a interrupciones en caso de surgir una avería en alguna de las plantas generadoras, luego de que el sábado inició un plan para ahorrar dinero en la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

La medida de la AEE para reducir su reserva en hasta un 33.3% comenzó de manera indefinida mientras espera por conocer si la jueza federal Laura Taylor Swain le aprobará un préstamo de $300 millones del propio gobierno de Puerto Rico para que la corporación pública no se quede sin dinero.

Ayer, el secretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario Cortés, aseguró que las medidas de ahorro que implementa la AEE no incluyen apagones selectivos.

Por su parte, el director de generación de la AEE, William Ríos Mera, indicó que, en la noche del sábado, apagaron las turbinas de gas de Mayagüez y Palo Seco debido a que son las que utilizan el combustible más costoso, de $90 por barril, en comparación con otras unidades, que rondan los $60 por barril.

Con esta movida, dijo Ríos Mera, la AEE espera ahorrar $9 millones mensuales.

“En un evento de contingencia… por ejemplo, si saliera la unidad de (la central) Aguirre de servicio por algo inesperado, nos corremos el riesgo de tener que dejar clientes sin servicio por un momento en lo que ponemos en servicio las unidades que dejamos fuera”, explicó Ríos Mera.

Según el funcionario, el encendido de esas unidades que mantendrán apagadas para ahorrar tardaría “de cinco a 10 minutos para que entren en servicio”.

“Y tenemos otras unidades que toman como 20 minutos”, añadió.

Sin embargo, reconoció que ese periodo podría ser mayor porque, “desde que se inicia el evento (avería), hay un proceso de comunicación” entre el personal que puede retrasar el encendido.

Precisó que, apagando esas unidades, reducen la reserva que generalmente la AEE mantiene en 450 megavatios. Esa cantidad es equivalente a la unidad más grande que está en servicio y que de ordinario es la central Aguirre.

“Lo que estamos haciendo es reduciendo ese criterio”, mantuvo.

Reveló que esa reducción sería de hasta 150 megavatios.

“No vamos a llevar la reserva a cero”, mantuvo. “En vez de los 450 (de reserva), la vamos a tener en 300 megavatios”, añadió.

Por esta razón, Ríos Mera insistió en que la AEE no va a racionar el servicio de energía eléctrica con el plan de ahorro actual. “Nadie se va a quedar sin el servicio”, insistió.

Actualmente, el 17% de los clientes de la AEE sigue sin luz desde el paso del huracán María hace cinco meses.

Ríos Mera relató que, cuando no hay averías, las plantas que apagaron el sábado las utilizan para mantener la reserva en el nivel de los 450 megavatios en las horas pico de demanda durante el día, por lo que, dijo, no se deben registrar apagones.

Pero el tono optimista le cambió cuando se le preguntó cuánto tiempo más la AEE puede aguantar con el plan vigente.

“Tenemos más de una semana de combustible en unas centrales. En otras, tenemos hasta 20 días de combustible en nuestros abastos, en los tanques de las centrales”, expuso. “Pero, sí, es una realidad: si no se aprueba el préstamo, estaríamos más cercanos a consecuencias mayores”.

El Nuevo Día