Argentina: multitudinaria marcha opositora contra el ajuste de Mauricio Macri

Marcha contra el ajuste: “Hoy nace la resistencia a las políticas de este gobierno”

Los líderes sindicales apuntaron en sus discursos contra el techo a las paritarias, la reforma jubilatoria y los despidos. La avenida 9 de Julio fue un mar de trabajadores, que se desconcentraron de manera pacífica.

Ante miles de trabajadores, dirigentes sindicales, sociales y políticos, se desarrolló el acto central de la marcha contra el ajuste que ejecuta la gestión de Mauricio Macri, contra los despidos masivos en el Estado y por negociaciones paritarias dignas.

“Le digo al señor Presidente que no somos golpistas como lo fueron ellos en su momento, pero si somos luchadores. Los gorilas no pueden estar más en la conducción del país”, fue el broche de oro que puso el secretario general de la CGT y líder de Camioneros, Hugo Moyano, a la serie de oradores que desfiló durante 45 minutos sobre el palco central emplazado en la avenida 9 de Julio y Belgrano.

“Acordamos repudiar enérgicamente la rebaja a los jubilados y reclamar la derogación de la ley previsional, exigir negociaciones libres y sin topes, rechazar en todos sus términos el proyecto de reforma laboral que el Ejecutivo ha enviado al Parlamento nacional, rechazar el megaDNU”, lanzó Juan Carlos Schmid, otro de los miembros de la cúpula de la CGT, quien fue el primer orador.

El secretario general de La Bancaria Sergio Palazzo, – que viene de ganar la batalla paritaria en la Justicia- comenzó su alocución de buen humor, jactándose de la cantidad de manifestantes: “¿Querían saber cuántos éramos? Seguramente muchos más que los 50 que fueron a apoyarlo a Macri hace una semana”, lanzó. Después, felicitó a quienes fueron provocados por la gendarmería camino a la movilización y no respondieron. “No hace falta que empiecen con la cacería cuando termine la marcha”, advirtió.

Mientras tanto, el gobierno nacional mira con atención lo que sucede frente al Ministerio de Desarrollo de la Nación, donde se convocaron miles y miles de personas en lo que busca ser una jornada histórica que marque un vértice en la era Cambiemos.

Infonews


Una multitud contra el ajuste

“Preparémonos los trabajadores, cuando llegué el momento de expresar la voluntad democrática. Los gorilas no pueden estar más en la conducción del país porque nos quieren quitar la dignidad a los hombres de trabajo y no lo podemos permitir.” Con esa frase el líder camionero Hugo Moyano cerró y proyectó hacia 2019 la masiva y transversal movilización de sindicatos y organizaciones sociales que colmó la 9 de Julio para rechazar las políticas de ajuste aplicadas por el gobierno de Mauricio Macri.

Las críticas a las políticas económicas y sociales —que Moyano calificó como “políticas de hambre”— fueron el eje de los discursos de las representantes de la CGT, la Corriente Federal, la CTA Autónoma, la CTEP y la CTA de los Trabajadores, que precedieron al titular del convocante gremio de Camioneros. El ex titular de la CGT se encargó de calificar de “disparates” las interpretaciones que ponían como único objetivo de la marcha su defensa por las causas judiciales abiertas en su contra.

“No estoy implicado en ningún tema de corrupción, no tengo ninguna denuncia, pero si la tuviera, tengo las suficientes pelotas para defenderme solo”, sentenció Moyano e insistió: “No me van a ver arrugar, menos defendiendo los derechos de los trabajadores”. El líder Camionero no solo tildó de “disparates” y “estupideces” las denuncias y la campaña mediática en su contra sino que le recordó al sector de los gordos de la CGT, los grandes ausentes de la convocatoria, que la movilización estuvo votada por la Comisión Directiva de la CGT y los desafió: “Ningún un hombre ni ninguna mujer que pertenezca a las organizaciones sindicales puede huir de la defensa de los trabajadores”.

El titular de Camioneros destacó la amplia convocatoria de “distintos sectores políticos e ideológicos” lograda para el denominado 21-F, que se leía impreso sobre una bandera argentina en el palco de los oradores, y aseguró que las miles de personas presentes estuvieron por “un solo objetivo: decirle al Gobierno, al señor presidente, no siga llevando políticas que hambrean a la parte más sensible de nuestra sociedad”.

Durante el entrecortado discurso de Moyano, quien reconoció que estaba emocionado por volver a participar de una movilización tras los primeros dos años de Cambiemos, desde el sector pintado de verde camionero surgió durante el cantito popular que se escuchó en las canchas de San Lorenzo y River en las últimas semanas, pero el jefe de los Camioneros pidió bajar el tono: “déjenlo, no hace falta”, solicitó.

Al igual que quienes lo precedieron, el camionero se encargó de destacar la condición pacífica de la marcha de los miles y miles que colmaron la 9 de Julio como contracara de la represión estatal durante las movilizaciones contra la reforma previsional y de las crónicas de los medios masivos, en los que “parecía que veníamos a una guerra civil”. “Los que más queremos la pacificación del país somos los trabajadores, pero se hace con salarios dignos, se hace con un país donde los chicos coman dignamente”, insistió en la crítica a las políticas de Cambiemos.

En el cierre de su discurso, Moyano volvió a rechazar que la marcha solo se tratará de una movilización en su defensa al sostener que no teme ir preso “si la Justicia lo cree así” y desafío “a los CEO” de la Casa Rosada: “No me voy a ir del país, no tengo plata afuera. Estos señores son los que no tienen confianza a los modelos económicos que aplican, porque sino traerían toda la guita que tienen afuera”.

Si el resto de los dirigentes que se pararon frente a la multitud convocada en 9 de Julio se encargó de resaltar que la transversalidad de la movilización marcaba el inicio de “una nueva resistencia a las políticas de Gobierno”, Moyano terminó de cerrar la idea de unidad de cara a las elecciones de 2019: “Compañeros, preparémonos los trabajadores para cuando llegué el momento de expresar la voluntad democrática, que siempre hemos tenidos. Sepamos elegir y aquellos que se puedan haber equivocado reflexionen. Los gorilas no pueden estar más en la conducción del país porque nos quieren quitar la dignidad a los hombres de trabajo y no lo podemos permitir”.

Página 12


Discurso completo de Hugo Moyano


VOLVER