Argentina: organizaciones sociales y sindicales realizan protestas contra el ajuste y los despidos

Masiva movilización de organizaciones sociales y sindicales contra la política económica de Cambiemos

Movimientos sociales y sindicatos protagonizaron ayer múltiples protestas contra las políticas económicas del Gobierno. Las movilizaciones incluyeron cortes de calles en el centro y en los principales accesos a la Capital, paro nacional de estatales, la instalación de ollas populares y movilizaciones a la Plaza de Mayo, a la sede del Ministerio de Trabajo y, en La Plata, a la sede de la gobernación bonaerense.

El secretario general de ATE nacional, Hugo “Cachorro” Godoy, se mostró “muy satisfecho” con la jornada que tuvo eje en Plaza de Mayo, en especial por el carácter federal de la protesta, la masividad de las marchas y la fuerte adhesión al paro en todas las provincias. El dirigente estimó que se manifestaron alrededor de 300 mil personas a nivel nacional. En diálogo con PáginaI12, destacó que ayer se vio una “representación genuina” de los “conflictos más emblemáticos” de los trabajadores, que son “producto de la agresión del gobierno de Macri y de las empresas”.

Entre los principales reclamos de la jornada se expresó el pedido de reincorporación de trabajadores despedidos, paritarias libres, la derogación de la reforma previsional y la sanción de la emergencia alimentaria. Integrantes de la CTA Autónoma, ATE, Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) iniciaron la jornada de protesta por la mañana con un corte en Callao y Corrientes. Algunos gremios y organizaciones sociales se movilizaron en columnas desde distintos puntos del conurbano bonaerense. Debido al gran operativo de seguridad desplegado por efectivos de la Prefectura, los manifestantes que partieron desde el sur no lograron cruzar a pie el Puente Pueyrredón desde Avellaneda hacia Constitución.

Participaron de la movilización trabajadores de diversos sectores afectados por los despidos en los últimos dos años, como la Federación de Profesionales de la Salud (Fesprosa) junto con los despedidos del Hospital Posadas, los mineros de Río Turbio y trabajadores de Fanazul, personal del INTI y Senasa, entre otros. Los trabajadores de la avícola Cresta Roja realizaron un corte total de la autopista Ezeiza-Cañuelas.

El movimiento Barrios de Pie instaló ollas populares en diversas plazas del país y se sumó luego a la marcha a Plaza de Mayo. El coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, analizó que en la jornada convergieron dos reclamos: “El de los movimientos sociales, con eje en el trabajo, y el acompañamiento a los trabajadores estatales, contra los despidos”. El dirigente celebró esa articulación: “Hay que construir un bloque social que defienda el trabajo”.

Los trabajadores nucleados en ATE Capital realizaron un acto frente al Ministerio de Trabajo y exigieron la renuncia de su titular, Jorge Triaca. Allí, también, convocaron a la movilización del próximo miércoles. El secretario general, Daniel Catalano, denunció que la jornada sufrió mucha presión por parte de la policía, que incluso golpeó a algunos manifestantes. El dirigente confirmó que el 21F habrá paro de estatales.

Además, la CTEP, la CCC y Barrios de Pie marcharon también en La Plata a la gobernación bonaerense, y presentaron un proyecto de ley para que la provincia dirija el 10 por ciento del total de la obra pública a cooperativas. La movilización fue acompañada por Juan Carlos Schmid (CGT), Pablo Moyano (Camioneros), Sergio Palazzo (Bancaria), Pablo Micheli (CTA) y Roberto Baradel (Suteba), entre otros dirigentes sindicales.

Cerca de las 14 comenzó el acto central en las inmediaciones de la Plaza de Mayo, que continúa cercada por refacciones. Hugo Godoy abrió la lista de oradores y lanzó una crítica a la “burocracia” sindical: “En este palco no hay ningún empresario. Somos trabajadores que representamos a otros trabajadores”. El cierre del acto estuvo a cargo del secretario adjunto de la CTA Autónoma, Ricardo Peidró. “Vamos a derrotar a este modelo” dijo, y adelantó que si el Gobierno “no corrige las políticas vamos a otro paro nacional activo”. El dirigente agregó: “A no- sotros no nos corren con carpetazos”. También tomaron la palabra referentes de cada uno de los sectores en conflicto. La secretaria general del Suteba La Matanza y diputada nacional por el FIT, Romina Del Plá, afirmó que los trabajadores “no puede aceptar topes a las paritarias” y pidió, al igual que gran parte de los oradores, “un paro nacional activo”.

En el balance de la jornada se destacó la confluencia de diferentes organizaciones sociales y gremiales. “Estamos construyendo una confiabilidad entre las diversas organizaciones que es muy importante –evaluó Godoy–, porque uno de los principales problemas que tenemos para la reconfiguración del movimiento popular es construir confianza, y eso se logra en la lucha y el debate en común”. Sobre los próximos pasos, adelantó: “Si el Gobierno habilita espacios para resolver los problemas seguramente vamos a estar allí. Y si no, vamos a profundizar juntos las medidas de fuerza”.

Página 12


Movimientos sociales, camioneros, CGT y CTA marcharon unidos en La Plata

La movilización de organizaciones sociales que copó las calles de La Plata se convirtió en la antesala de la movilización del 21 de febrero. Fue convocada por el triunvirato piquetero que concentró unas 40 mil personas en plaza la San Martín, enclavada entre la Casa de Gobierno que ocupa María Eugenia Vidal y la Legislatura bonaerense, y participaron los mismos actores que en una semana marcharán a la 9 de Julio contra las políticas económicas del gobierno: Pablo Moyano (Camioneros); Carlos Schmidt (Dragado) y Sergio Palazzo (Bancaria) de la CGT; Roberto Baradel (Suteba) de la CTA de los Trabajadores y Pablo Micheli de la CTA-Autónoma.

La movilización fue encabezada por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa y Barrios de Pie. La columna partió desde Plaza Italia hasta la Gobernación y en la Legislatura la diputada Patricia Cubria (Peronismo para la Victoria – Movimiento Evita) presentó un proyecto de ley para que sean los trabajadores cooperativistas quienes se hagan cargo de la obra pública en la provincia de Buenos Aires.

La marcha en La Plata fue el primer encuentro de quienes confirmaron su participación en la marcha del miércoles 21 convocada por Hugo Moyano. Había sido confirmada hace una semana en la sede de la CTEP, donde el triunvirato piquetero se reunió con las principales centrales sindicales para ratificar la lucha en las calles este jueves y el miércoles próximo.

“Venimos a dar cuenta de que la calle en nuestro país no son los sindicatos, ni los partidos políticos, ni las expresiones de nuestra naturaleza, son los pobres de nuestros pueblos los que están llenando las plazas de nuestra Argentina porque la utopía de la pobreza cero ahora cada vez está más clara que fue un eslogan de campaña”, dijo el triunviro de la CGT, Carlos Schmid.

Por su parte, Palazzo remarcó el acompañamiento a los movimientos sociales y subrayó que en el país “cada vez hay menos empleo”. Además, el secretario general de la Asociación Bancaria y referente de la Corriente Federal de Trabajadores llamó a marchar el 21 de febrero.

Los oradores hablaron en un escenario ubicado frente a la Legislatura, donde todos se refirieron, de una u otra forma, a la necesidad de la unidad y de luchar contra el plan económico del gobierno.

La movilización encabezada por CTEP, CCC y Barrios de Pie a la gobernación de la provincia de Buenos Aires en La Plata, se repitió en las gobernaciones del país exigiendo trabajo para las cooperativas en las obras públicas que los gobiernos provinciales se comprometieron a realizar.

“Le estamos diciendo al gobierno que por el ajuste despiadado que está desarrollando en su estrategia de transferencia de recursos a los sectores más concentrados de la economía, nuestros propios compañeros se están quedando sin la changa, sin el laburo que habían construido ellos mismos”, dijo en el acto, el secretario general de la CTEP, Esteban “Gringo” Castro.

Y completó: “La guita que le sacaron a los jubilados, supuestamente será para la obra pública, entonces nosotros queremos el 25% de esa obra pública para los sectores más desprotegidos, para nuestras cooperativas, para nuestros barrios”.

En La Plata, los movimientos populares anunciaron su participación en la jornada del 21 de febrero en la 9 de julio y del paro y movilización nacional de mujeres del 8 de marzo. Además de en la capital bonaerense este jueves hubo marchas en Córdoba, Santa Fe, Misiones, Jujuy, Tucumán, Mendoza, Río Negro y Neuquén.

Tiempo Argentino


VOLVER