En Centroamérica el 66% de la energía generada es renovable, según datos de la Cepal

En 2016, el 66.6% de la generación de energía eléctrica en Centroamérica provino de fuentes renovables, según estadísticas del subsector eléctrico de los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal).

La generación total de energía en 2016 fue de 50,967.9 Giga Watt hora (GWh), de esta 33,933.8 GWh son de fuentes renovables. La generación de energía limpia en 2015 ascendió a 32,263.9 GWh, lo que representa el 65.1% del total generado ese año (49,528.7 GWh).

Entre 2015 y 2016 la generación limpia aumentó 5.17%, según estadísticas presentadas por la Cepal, desde 2012 hasta 2016 el incremento de esta clase de energía alcanzó el 18.6%, al pasar de 28,615.3GWh al inicio de este período a 33,933.8 GWh en 2016.

Del total de energía renovable que se produjo en Centroamérica en 2016, un poco más de un tercio pertenece a Costa Rica, 31.2%, equivale a 10,588.6GWh; Panamá acapara el 21.3% del total (7,219.1GWh); en cambio, la energía limpia producida en Guatemala ascendió a (6,425.3GWh), 18.9% del total centroamericano. Honduras, El Salvador y Nicaragua representan del total el 12.9%, 9.5% y 6.1%, respectivamente.

Honduras con buen crecimiento

En términos de crecimiento, de 2015 a 2016 la generación de energía renovable mostró el mayor crecimiento, Honduras con 16.86%, al pasar de 3,746.7 GWh a 4,378.3 GWh. En ese mismo período Guatemala registró la segunda tasa de crecimiento más alta con 7.67%, debido al incremento de 5,967.40 GWh, registrado en 2015, hasta 6,425.3 GWh.

La generación limpia en Panamá creció 7.66%, un punto porcentual menos que en Guatemala. En El Salvador esta tasa fue de 0.25%, y en Costa Rica hubo una disminución de 0.16%, pues de los 10,605.50 GWh que se generaron en 2015, bajó hasta 10,588.60 GWh en 2016.

Al analizar la generación por tipo de fuente se aprecia que el vecino del sur en esos años disminuyó la generación en dos de sus principales fuentes: hidroeléctrica y geotérmica. Al mismo tiempo la energía solar que no es muy representativa mostró un descenso.

En el caso de la energía hidroeléctrica la generación pasó de 8,066.6 GWh en 2015, a 8,025.9 GWh en 2016, ese descenso equivale a 0.5%. Mientras que la energía geotérmica descendió 2.64% y la solar 9.47%.

Nicaragua registró un 3.75% de incremento en la generación de energía renovable entre 2015 y 2016 al pasar de 2,010.4GWh a 2,085.8 GWh. Mientras que de 2012 a 2016, el incremento se posicionó en 43.05%, al pasar de 1,458GWh, al inicio del periodo (2012) a 2,085.8 GWh en 2016.

Según el tipo de fuente, entre 2015 y 2016, la energía hidroeléctrica fue la que mostró mayor crecimiento, 44.9%, al pasar de 289.7 GWh a 419.9 GWh; seguido por la energía generada a partir de biomasa con 21.43% de incremento, pues de 260.8 GWh que se generaron en 2015 pasaron a 316.7 GWh en 2016. En cambio, la energía eólica disminuyó un 15%.

El Nuevo Diario


VOLVER