Corte de La Haya: Nicaragua debe pagar 378.890 millones de dólares a Costa Rica por daños ambientales

La Corte Internacional de Justicia (CIJ), ubicada en La Haya, Holanda, definió este viernes por la madrugada que Nicaragua debe pagar solo $378.890 (¢216,7 millones) a Costa Rica por los daños ocasionados en isla Calero (conocida también como Isla Portillos y en Nicaragua como Harbour Head) en el 2010.

En diciembre del 2015 ese tribunal resolvió que la zona es territorio costarricense y condenó a Nicaragua a pagar una indemnización, al considerar que la presencia militar y la construcción de tres caños artificiales violaron la integridad del territorio costarricense.

Posteriormente, Costa Rica determinó, mediante estudios ambientales, que el monto a pagar era de $6,7 millones. De esta cifra, $2,8 millones corresponden al daño ambiental y $3,9 a los costos de operación en que incurrió el país para mitigar lo sucedido.

Sin embargo, la indemnización fijada por la CIJ es muy inferior a la petición hecha por Costa Rica, debido a que no todos los montos solicitados por los diferentes perjuicios fueron aceptados por los jueces, quienes consideraron que algunos rubros no fueron demostrados de manera efectiva.

La Corte, por ejemplo, estableció que el gobierno de Daniel Ortega no debe cubrir el pago de instalación y mantenimiento de casetas policiales, la compra de equipo y vehículos todo terreno, el pago de personal, el transporte y reemplazo de suelos.

Entre los puntos aceptados que deben ser indemnizados están: materiales, sobrevuelos y construcción de un dique; compra de imágenes satelitales; degradación y pérdida de bienes y servicios ambientales en la zona afecada; compra de combustible y mantenimiento de aeronaves; sobrevuelos en la zona; así como las medidas empleadas para la restauración de humedales afectados.

El canciller costarricense, Manuel González, reconoció que la indemnización es muy distinta a la solicitada, pero añadió que el país es respetuoso de la decisión de la Corte.

A partir de ahora, Nicaragua tiene dos meses (hasta el 2 de abril de este año) para pagar la indemnización, de lo contrario, correrán intereses sobre el monto fijado por los altos jueces, quienes fijaron una tasa del 6% anual.

Costa Rica acudió a La Haya para que el organismo definiera el monto de indemnización luego de que venciera el plazo para que se efectuara el pago, el 16 de diciembre del 2016. En ese momento Managua comunicó que no tenía presupuesto para tal fin.

Durante un periodo de poco más de cinco años –desde octubre del 2010 y hasta el día de la sentencia (16 de diciembre del 2015)– Nicaragua excavó tres caños y, por lapsos de tiempo, estableció presencia militar en algunas partes de Portillos.

La Nación


Corte La Haya definirá límite marítimo entre Nicaragua y Costa Rica

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) definirá este viernes los límites marítimos entre Costa Rica y Nicaragua, dos países que han tenido una presencia recurrente en el tribunal de La Haya por diferendos territoriales.

Junto con el trazado de los límites marítimos en el Pacífico y el Caribe, la CIJ deberá definir el monto que Nicaragua debe cancelar a Costa Rica por los daños que causó en el humedal en la zona fronteriza.

Costa Rica reclamó a Nicaragua 6,7 millones de dólares de indemnización por los gastos incurridos para recuperar el humedal, con base en el fallo de la CIJ, pero Nicaragua aduce que se trata de un pago exagerado, por lo cual San José solicitó al tribunal de La Haya fijar el monto.

“La expectativa de Nicaragua es que los 6,7 millones de dólares sean drástica y sustancialmente reducidos”, dijo a AFP el especialista nicaragüense en derecho internacional Mauricio Herdocia.

Según la agenda de la CIJ para el viernes próximo, a primera hora se pronunciará sobre el monto de la compensación, y horas más tarde lo hará sobre los límites marítimos.

El ministro costarricense de Relaciones Exteriores, Manuel González, explicó a AFP que su gobierno recurrió a la CIJ en 2014 luego de que el año previo, Nicaragua ofreció subastar bloques de explotación petrolera en su litoral Pacífico.

“El Pacífico es muy importante porque es una espacio muy grande, y una pequeña diferencia en el trazado puede significar una diferencia importante de territorio marítimo”, indicó González.

En el Caribe, dijo, el espacio en discusión es menor, aunque la definición del trazado limítrofe es más complejo porque hay ocho países que confluyen en la zona.

Además, la CIJ debe pronunciarse por un reclamo formulado por los ticos posterior al fallo de 2015, debido a que Nicaragua desplazó un puesto fronterizo de Laguna Portillo, a la playa de Isla Portillo, que según Costa Rica fue delimitado como parte de su territorio.

“Creo que ya era hora que la corte se pronunciará sobre estos aspectos que han sido una constante de inestabilidad en la relación entre dos naciones que están indisolublemente ligadas por razones geográficas, históricas, económicas y sociales” declaró a la AFP el exdiplomático nicaragüense Mauricio Díaz, quien fue embajador en Costa Rica entre 2000 y 2004.

En el mismo sentido, Herdocia consideró que la sentencia debe contribuir a reactivar la cooperación y la comunicación entre los dos países, que en los últimos 13 años han elevado al menos cinco demandas ante la CIJ.

Al respecto, el canciller costarricense recordó que la agenda bilateral es muy amplia, y abarca temas de seguridad, migración, comercio y educación, pero no ha avanzado plenamente por la desconfianza.

“Nosotros quisiéramos avanzar más en la relación, pero es muy difícil cuando no hay confianza en el vecino”, argumentó González.

Agregó que su gobierno se ha esforzado por evitar que la tensa relación con Nicaragua afecte los vínculos con el resto de Centroamérica.

La Primerisima