Cuba condena declaraciones injerencistas de Almagro y lo acusa de “apoyar a la contrarrevolución”

Desde la sede de la cancillería cubana, Rogelio Sierra, viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, rechazó ayer recientes declaraciones de Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Sierra declaró a la prensa local que el funcionario de la OEA hizo afirmaciones desde Miami sobre el proceso electoral cubano que se elige libremente.

Al mismo tiempo -subrayó- el representante de ese organismo hemisférico “trataba de descaracterizar el proceso electoral que estamos viviendo en un intento por deslegitimarlo, apoyando así las campañas de la contrarrevolución cubana y de sus aliados”.

El diplomático puso énfasis en que “sin pudor alguno el secretario general de la OEA se hizo acompañar de una serie de personajes que defienden, apoyan y alientan acciones agresivas contra Cuba como el bloqueo, el terrorismo”.

Advirtió que esos individuos “son parte de un sector de la comunidad cubanoamericana radicada en Estados Unidos que todavía sueña con derrocar a la revolución” en esta nación del Caribe.

Curiosamente -señaló- el secretario general de la OEA ha hecho silencio cómplice sobre las declaraciones que hace apenas unos días formuló el secretario norteamericano de Estado, Rex Tillerson, “en las cuales apoyó un golpe militar en Venezuela y en las que también defendió la vigencia de la doctrina Monroe”.

Recordó que la mencionada doctrina es parte del esquema intervencionista y dominación de Estados Unidos, y “del imperialismo en la región de América Latina y el Caribe”.

Como si no fuera poco tampoco reaccionó a las declaraciones de un senador de la Florida en las que también apoyó el golpe militar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, expresó el vicecanciller.

‘El secretario general de la OEA -insistió Sierra- no tiene ninguna credibilidad, no tiene moral ni ética para juzgar lo que hacemos el Gobierno y pueblo cubanos, comete un gran error al desconocer, al ignorar la decisión del pueblo cubano de ser soberano e independiente’.

Mientras, Cuba seguirá su propio camino, nadie podrá doblegarla; aunque con ello sueñen sumisos y serviles como el actual secretario general de la OEA, recalcó el viceministro de Relaciones Exteriores.

Cuba Debate


Luis Almagro: ‘No se puede aceptar una sucesión no democrática en Cuba’

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, afirmó este sábado que “no se puede aceptar una sucesión no democrática en Cuba” y que la comunidad internacional tampoco debería aceptar a “dictadores” en ámbitos como la Cumbre de las Américas, informa EFE.

Almagro habló así en un acto en Miami organizado por el movimiento CubaDecide, que promueve la celebración de un plebiscito vinculante para que el pueblo cubano decida qué sistema político quiere.

Al acto de este sábado asistieron el excongresista Lincoln Díaz-Balart, políticos, empresarios y artistas de la comunidad cubana.

Las palabras de Almagro fueron interrumpidas por los aplausos del público puesto en pie en varias ocasiones, especialmente cuando señaló que no se debe aceptar a un sucesor de Raúl Castro, quien dejará la Presidencia de Cuba en abril, que no haya sido elegido democráticamente por el pueblo cubano.

También fue ovacionado cuando señaló que cada cubano dentro y fuera de la Isla es “responsable de detener al régimen”, de abrir brechas para que entren aires de libertad y de contribuir a un futuro mejor para la gente.

El titular de la OEA expresó su apoyo la causa del movimiento CubaDecide, del que Rosa María Payá, hija del fallecido disidente Oswaldo Payá es fundadora y coordinadora, y pidió proteger a sus integrantes de acosos y amenazas.

El que fuera canciller uruguayo antes de ser elegido para el cargo hemisférico aseveró que va a seguir haciendo lo que sea necesario y esté en su poder por esta causa, para que el proyecto de “CubaDecide siga adelante”.

También indicó que es imposible “aceptar ningún reclamo de legitimidad” de un régimen que ha “privado de los derechos básicos al pueblo cubano” por seis décadas en medio de “una complacencia generalizada” de los otros países de la región.

Lo que calificó como “la peor clase de dictadura” es además un ejemplo “peligroso” para el continente, subrayó.

En este punto se refirió a la “dictadura de Nicolás Maduro” en Venezuela, que, según dijo, es “un burdo intento de replicar la experiencia cubana”, incluso en la generación de una diáspora para “liberar la presión interna”, subrayó.

Almagro remarcó que por eso, para confrontar al régimen de Maduro, “se debe confrontar antes al régimen cubano”.

Rosa María Payá, que también subrayó que la lucha por la democracia y la libertad en Cuba y Venezuela es “una misma causa”, elogió a Almagro por haberse atrevido a desafiar la “soledad” en la que “por mucho tiempo” han estado los que se oponen a un régimen “tan criminal y con tanta influencia como el de Cuba”.

Recordó que la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia (JuventudLac) le otorgó a Almagro en 2017 el premio Oswaldo Payá y quiso entregárselo en Cuba, pero el Gobierno no permitió la entrada en el país del homenajeado.

La activista afirmó que como sabe que Almagro es un “valiente” quieren invitarle este año a la entrega de la nueva edición del premio en Cuba.

El secretario general de la OEA, que llegó este sábado a Miami desde Perú, recibió en este acto un reconocimiento de la comunidad cubanoamericana y del exilio cubano por su postura “valiente” de defensa de los derechos humanos en los países del continente.

Diario de Cuba


VOLVER