Cumbre de las Américas: Ecuador respalda la presencia de Nicolás Maduro en Lima

La vicepresidenta de Ecuador, María Alejandra Vicuña, considera que Venezuela debe estar en la Cumbre de las Américas que se celebrará en Perú en abril y rechaza cualquier “injerencia” en la crisis del país caribeño.

“Es importante que Venezuela esté presente para escuchar las distintas posturas y sobre todo las recomendaciones y las sugerencias, nosotros jamás estaremos en la línea de la intervención de ningún tipo, mucho menos la militar”, dijo ayer en una entrevista con Efe en Washington.

La vicepresidenta ecuatoriana, de visita en EE.UU. hasta el viernes, defiende que Venezuela debe estar presente en la gran cita de gobernantes americanos “porque es precisamente en ese espacio donde se deben discutir las cosas”, en “los espacios de integración regional”, y “no necesariamente en los medios de comunicación”.

Perú anunció hace una semana que retiraba la invitación al presidente venezolano, Nicolás Maduro, una decisión respaldada por los doce países del Grupo de Lima y por Estados Unidos.

Es decir, un bloque de naciones que suma más del 90 % de la población americana quiso que Venezuela quede por primera vez fuera de la reunión regional de jefes de Estado y Gobierno: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, más Estados Unidos.

Por el momento, solo Cuba, Bolivia y Ecuador, aliados de Caracas, han expresado su oposición a la exclusión de Maduro y ningún país ha amenazado con no acudir en protesta por esa decisión.

Preguntada sobre si Ecuador protestará o presionará para que Venezuela vuelva a ser incluida, la vicepresidenta ecuatoriana descartó ambas opciones.

“Nosotros no hacemos protestas ni presionamos a los países, pero nuestra postura está clara al respecto del derecho internacional, el presidente Lenín Moreno ha dejado claro que definitivamente en una Cumbre de las Américas deben participar todos los países”, indicó.

Ecuador no pertenece al Grupo de Lima, que se formó en 2017 tras constatar la imposibilidad de aprobar medidas sobre Venezuela en la Organización de los Estados Americanos (OEA) debido al bloqueo de los países caribeños.

“No compartimos cuando hay posturas de injerencia, siempre rechazaremos cualquier forma de intervención en los asuntos domésticos de los Estados, más aún militares, ni hablar de aquello”, afirmó Vicuña preguntada por su opinión sobre el Grupo de Lima.

“Nosotros somos absolutamente respetuosos sobre la postura de los distintos países, pero reiteramos el respeto al derecho internacional y al diálogo como mejor vía para solucionar conflictos”, agregó.

Sobre sus varias referencias a la rotunda oposición de Ecuador a una intervención militar en Venezuela, la vicepresidenta señaló a Estados Unidos.

“Lo han dicho de forma pública, no solo su presidente sino también algunos representantes del Gobierno”, aseguró, para subrayar que “América Latina ya se ha desangrado mucho cuando se han usado mecanismos de intervención armada en asuntos internos de otros países”.

El Grupo de Lima y EE.UU. se oponen a la convocatoria de elecciones presidenciales en Venezuela para el 22 de abril por considerarlas anticipadas y carentes de garantías, postura a la que Ecuador no se suma.

“Este es un tema que le compete al pueblo venezolano, obviamente reivindicamos que sea el pueblo en las urnas el que elija su destino. Esa será una opción de los venezolanos, que voten a uno u otro proyecto político”, defendió la vicepresidenta ecuatoriana.

Ecuador apoya el proceso de diálogo entre el Gobierno y la oposición venezolanos en República Dominicana y considera que “si no dio los resultados esperados en un intento, no debe agotarse, sino repensarse”.

“Los procesos que se están llevando a cabo en Venezuela deberán decidirlos los venezolanos, seremos muy respetuosos en ese sentido”, insistió.

La vicepresidenta ecuatoriana no tiene agenda bilateral con el Gobierno de EE.UU. en este viaje, enfocado en organismos multilaterales y la comunidad inmigrante.

Ayer participó en la OEA en el 90 aniversario de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) y del miércoles al viernes estará en Nueva York, donde se reunirá con el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres.

Además, tendrá varios encuentros con la comunidad ecuatoriana migrante en el área de Nueva York, la más numerosa del país andino en Estados Unidos, e inaugurará las nuevas instalaciones del consulado general en esa ciudad.

El Telégrafo


Cayetana Aljovín: Si viene Maduro, el Perú tomará las medidas necesarias

Las ministra de Relaciones Exteriores de Perú, Cayetana Aljovín, volvió a pronunciarse sobre la llegada del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Manifestó que el Perú tiene la absoluta potestad de invitar y retirar la invitación a quienes considere, pues nadie tiene el lugar asegurado.

“El Perú es el país anfitrión de la Cumbre y como tal le corresponde invitar o desinvitar a quienes deban participar. La Cumbre no es un organismo multilateral donde un asistente por ser miembro requiere de una invitación”, dijo a Cuarto Poder.

La canciller agregó que existen diferentes maneras de evitar que Maduro llegue al Perú en el marco de la Cumbre de las América que se llevará a cabo los días 13 y 14 de abril.

“Hay una serie de medidas que el Gobierno Peruano puede tomar. Esperamos a ver que sucede y el Perú tomará las acciones que sean necesarias, no me voy a poner a especular aquí”, dijo Cayetana Aljovín.

Lucidez


EEUU reiteró su apoyo a Perú ante su rechazo a la llegada de Nicolás Maduro

El Departamento de Estado de EE.UU. reiteró este lunes su apoyo a la decisión de Perú de excluir al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de la próxima Cumbre de las Américas, a pesar de las insistencias del mandatario, que asegura que acudirá a la cita regional en Lima el 13 y 14 de abril.

“Apoyamos la prerrogativa de Perú, como anfitrión de la próxima Cumbre de las Américas, para determinar quién debe asistir”, dijo a la agencia Efe un portavoz del Departamento de Estado. El mismo portavoz indicó, además, que EE.UU. aún no ha “tomado una decisión final” sobre su representación en la octava edición de la Cumbre de las Américas. El Departamento de Estado de EE.UU. ya había expresado la semana pasada su respaldo a la decisión de excluir a Maduro que anunció el martes la canciller peruana, Cayetana Aljovín.

Si finalmente decide acudir a la cumbre, sería el primer viaje de Trump la región en más de un año de mandato, tras las visitas de su vicepresidente, Mike Pence, en agosto de 2017, y del secretario de Estado, Rex Tillerson, a principios de este mes.

Participación en vilo

La medida es respetada por los 12 países del Grupo de Lima, formado tras constatar la imposibilidad de aprobar medidas sobre Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA) debido al bloqueo de los países caribeños, que justificó su veto a la presencia de Maduro con la Declaración de Quebec del 2001. Ese texto establece que la ruptura de la democracia constituye un “obstáculo insuperable” para la participación de un Estado en la Cumbre de las Américas.

Frente a ello, la Cancillería venezolana reiteró este fin de semana que Maduro asistirá a la Cumbre de las Américas “puntualmente” y consideró “infundada” la decisión de Perú. La Cumbre de las Américas, que se celebra cada tres o cuatro años, es la cita política más importante del continente al reunir a los jefes de Estado y de Gobierno. La de este año, que se celebrará en Lima, será la octava edición después de las de Miami (1994), Santiago de Chile (1998), Québec (2001), Mar del Plata (2005), Puerto España (2009), Cartagena de Indias (2012) y Panamá (2015).

RPP


VOLVER