Ecuador: manifestantes piden la libertad del expresidente Jorge Glas condenado a seis años de prisión

Simpatizantes de Glas, condenado a 6 años de prisión, piden su libertad

Decenas de simpatizantes del exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glas se congregaron este sábado a las afueras de la Cárcel 4 de Quito, para pedir su libertad y defenderle de las acusaciones que lo vinculan con un caso de asociación ilícita en la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

El llamado “plantón” tuvo lugar en una calle del norte de la capital de Ecuador donde se encuentra la Cárcel 4 y que estuvo custodiada por agentes y protegida por vallas de metal de uso policial.

Con un altavoz y al son de la canción protesta “El pueblo unido”, los correligionarios de Glas aseguraron que el exvicepresidente es un “preso político”, pues dicen que no existen pruebas del supuesto delito de corrupción.

El “plantón” fue convocado por su esposa, Cinthia Díaz, mediante un mensaje en las redes sociales, donde pidió al pueblo que le ayude a conseguir la libertad de Jorge, a quien considera inocente y víctima.

“Necesito recuperarlo y reunir a mi familia”, dice Díaz en el vídeo, en el que convoca a “todos a gritar en la cárcel” para “poder exigir la liberación inmediata” del político preso.

Los manifestantes aprovecharon la congregación para recriminar a los grandes medios de prensa, a los que consideran cómplices de un supuesto complot para atacar a Glas.

“Prensa corrupta, mafiosa y mentirosa”, gritaron los manifestantes mientras alzaban pancartas en las que exigían la “Libertad” del exvicepresidente.

Glas fue condenado por un tribunal a seis años de prisión por un caso de asociación ilícita, que él niega y que, en parte, se basó en una delación de un exdirectivo de Odebrecht en Ecuador, Jose Conciencao.

El tribunal lo condenó en primera instancia a la pena máxima solicitada por la Fiscalía, al considerar probado que Glas se benefició de 13,5 millones de dólares en sobornos por parte de Odebrecht para la adjudicación de cinco contratos de obra entre 2012 y 2016, cuando estaba a cargo de sectores estratégicos durante el Gobierno del anterior presidente del país, Rafael Correa.

Él alcanzó la vicepresidencia en fórmula electoral con el actual mandatario, Lenín Moreno, pero tras ganar los comicios empezó un acelerado distanciamiento entre ambos, que también derivó en la ruptura del movimiento oficialista Alianza PAIS, ahora en manos del gobernante.

Glas dejó de ser vicepresidente el pasado 3 de enero, al haberse cumplido los tres meses de ausencia temporal del cargo, que coincidió con el tiempo desde su ingreso en prisión preventiva en octubre, al computarse ya como ausencia definitiva.

El exvicepresidente mantuvo el cargo sin funciones desde agosto del año pasado por las desavenencias políticas con el presidente Moreno.

Tras la ausencia definitiva, Moreno presentó ante la Asamblea Nacional una terna de candidatos a vicepresidente, de la que salió escogida el 7 de enero María Alejandra Vicuña.

El Diario