Elecciones en México: ¿Meade o Anaya? – Por Alberto Barranco

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Alberto Barranco*

La intención sería integrar un frente más sólido contra el puntero, vacunado el electorado contra los oleajes de la guerra sucia.

Lo cierto, en el inverosímil de que Anaya se baje del caballo tras acusar al PRI de sacarle trapitos al sol, aunque pudiera salir por cuestiones judiciales, es que no se ve por donde pudiera repuntar pese a sus salones académicos, el ex secretario de Hacienda.

Se diría que camina con varias lozas a la espalda.

Una de ellos es la insistencia del presidente Enrique Peña Nieto de que se le reconozcan lo que califica de logros de su gobierno, colocando en punto las reformas estructurales negociadas en los primeros 18 meses de la administración.

El problema es que la necesidad de colocarles etiqueta de panacea soslayó la velocidad de la posible cosecha por lo que la mayoría las califica de fallidas.

En paralelo, corren a título de estigmas la ausencia de Estado de derecho, la corrupción galopante, la inseguridad y el crecimiento de los niveles de pobreza.

La catarata de escándalos ha provocado que el PAN califique el sexenio como el más corrupto de la historia.

El regreso del PRI al poder parecería que pasó de noche. Las políticas hacendarias no lograron mantener un ritmo de endeudamiento equilibrado; el crecimiento del país se mantuvo en los niveles de mediocridad que se arrastran más de 30 años. El presupuesto público no se proyectó como pivote para animar las inversiones privadas.

Tampoco se acredita una estrategia que pudiera haber frenado la inseguridad en un escenario en que la delincuencia sigue manteniendo cuotas infranqueables y las instancias internacionales nos descalifican en materia de buen gobierno, calidad de la educación e infraestructura.

Además que los hombres del candidato reflejan más de lo mismo.

A la agresiva tormenta de descalificativos de quienes se colocan como francotiradores es decir, el dirigente del partido, Enrique Ochoa y el ex panista Javier Lozano, se suma al triste espectáculo de las patadas bajo la mesa y los chapulines. Y que le llenan la casa de dinosaurios priístas al candidato ciudadano.

En la ruta, el ex presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Jaime González Aguadé, se le está utilizando como enlace entre los grandes corporativos, lo que en la tentación de pase de charola podría colocarlo en conflicto de interés.

En el equipo está también en calidad de Vicecoordinador México–Ciencia el ex director general del Banco Nacional de Comercio Exterior, José Luis Romero Hicks, acusado de abusar del cargo.

La anécdota cuenta que durante una gira del presidente Vicente Fox, el secretario de Hacienda de entonces, Francisco Gil Díaz, lo cesó de forma fulminante al punto de tener que regresar en un avión de línea.

Se le acusaba entre otras cosas de haberse subido el sueldo en forma exorbitante y de rentar un helicóptero para que su mamá pudiera ver al Papa.

¿Se atrevería Meade al deslinde total?

Balance general. Aunque el año pasado Estados Unidos se mantuvo como el mayor aportante de capital de inversión al país acaparando 46.8% del flujo total de 29 mil 695 millones de dólares, la pregunta es si el ritmo se mantendrá este año tras la ventaja competitiva que representa la reforma fiscal en vigor.

Aunque la Secretaría de Hacienda ofreció buscar equilibrar la cancha, parece misión imposible que pudiera competir contra un 21% de Impuesto Sobre la Renta, por más que se aconseja equilibrar el ingreso por la vía de modificar al alza las tasas de los tributos al consumo.

Colocado el marco como imán para inversión extranjera y como inhibidor para un flujo al país, pareciera que la única carta de México sería multiplicar los “estímulos” a quienes se instalen en la República vía exenciones fiscales y donación de terrenos.

La pregunta con hasta donde podría estirarse la liga.

Caminos de mañana. Con el título La responsabilidad del porvenir, acaba de aparecer el primer tomo de un libro colectivo encaminado a ofrecer recetas para el crecimiento y desarrollo del país a los candidatos a la Presidencia de la República.

La edición lleva los sellos del Colegio de México y el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento de México.

La visión de cara al futuro inmediato alcanza justicia social, gobierno incluyente, globalización, política industrial, salud pública, desarrollo económico, cadenas productivas, educación.

Entre los autores en el terreno económico están José Luis de la Cruz, Mauricio Millán, Francisco Suárez Dávila y René Villarreal.

En materia de economía social están José Luis Calva y Rolando Cordera Campos.

Asimismo están abogados como Ernesto Rubio del Cueto.

Ex dirigentes empresariales, ex diplomáticos, científicos y empresarios en la búsqueda de perspectiva.

Terrible. Quien el fin de semana antepasado sufrió un aparatoso accidente fue el subgobernador del Banco de México, Roberto Del Cueto Legaspi, cuyas consecuencias se califican de graves.

El financiero tripulaba una bicicleta aunque no hay claridad de si fue embestido por algún vehículo o se trató de una aparatosa caída.

Se habla de politraumatismo.

Retrasan a Volaris. Aunque hasta hoy sólo cuenta con un modelo A320 cuyos motores de la marca estadounidense H & Whitney tienen una alerta de la Agencia Europea de Seguridad Aérea, Volaris tiene un pedido de 80 unidades.

Este se planteó en enero pasado.

El escenario augura un retraso en el abasto de las naves.

Son 32 los aviones de la marca afectada que operan en el país. Los otros pertenecen a Viva Aerobus y a la chilena LATAM.

Llega Matrix. Quien se está asentando apenas en el país es la empresa taiwanesa Matrix, especialista en manufactura y comercialización de los más modernos equipos para ejercicio.

La firma internacional ha crecido a un ritmo de 20% anual.

Su oferta alcanza gimnasios y centros de rehabilitación de alto rendimiento.

La marca es propiedad de Johnson Heather Technologic y se le ubica como la proveedora número uno del planeta en equipamiento para gimnasios premium.

La compañía quiere alcanzar en cinco años de 30% de mercado mexicano.

Crece G500. Joven aún, la firma de estaciones de servicio o gasolineras acaba de abrir su noveno establecimiento en el sur de la Ciudad de México.

La empresa nació de una alianza entre el grupo gasolinero G500 y la multinacional Glencore.

Hasta hoy mantiene 50 sitios en 12 entidades federativas del país.

La novedad es una oferta de aditivo detergente cuya función es limpiar los sistemas de inyección del motor.

(*) Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía.

El Universal