Jóvenes salvadoreños llevan proyecto de inteligencia artificial a mundial de emprendimiento

Conocer el perfil de los clientes que visitan su negocio, saber si son hombre o mujer, su edad o su estado de ánimo, es posible mediante un software inteligente desarrollado por un grupo de estudiantes salvadoreños que representarán al país en el mundial de emprendimiento Global Student Entrepreneur Award (GSEA) a desarrollarse en Toronto, Canadá, en abril.

Los jóvenes participaron en el concurso “Entrepreneurs Organization” (EO) una organización global con más de 20 años de presencia en El Salvador, en el que obtuvieron el Premio Estudiante Emprendedor.

Camila Orantes y Julio Ábrego, dos jóvenes estudiantes de Ciencias de la Computación, de la Universidad Don Bosco, son los fundadores del software denominado “Vision Spot”. Ambos comenzaron, el año pasado, con el sueño de crear un software inteligente, que ahora es un producto dirigido a analizar a las personas por medio de imágenes de video.

Este año, junto a otros cinco compañeros, ganaron el primer lugar del concurso local, lo que les brinda la oportunidad de representar al país en Canadá.

Detrás de ellos hay una historia de perseverancia pues su proyecto fue presentado inicialmente el año pasado, pero quedaron entre los últimos lugares pues el jurado determinó que “no lograron explicarlo bien”, aseguran.

Los jóvenes no se dieron por vencidos y participaron en otros eventos en los que fueron ganando premios así como orientación legal para su negocio, capital semilla y capacitación en mercadeo e innovación, para “venderse mejor”.

La visión innovadora de este grupo de jóvenes estudiantes hace pensar que aquellos programas que se veían a largo plazo en las películas futuristas, son ahora una realidad con la que se puede apostar al desarrollo de la inteligencia artificial en el país.

De acuerdo con los emprendedores ni en El Salvador, ni en la región se ha desarrollado algo similar. Solo en Europa y China se ejecutan programas parecidos.

El proyecto, que nació con apenas dos emprendedores, ahora suma a cinco compañeros más que se han empapado con el proyecto. La expectativa es que vaya generando empleos cada vez más, menciona Ábrego.

En este momento comparten su tiempo entre la universidad y el emprendimiento, que a veces les demanda tiempo hasta la madrugada.

¿Con qué trabajan?

Toda la materia prima que los jóvenes necesitan para desarrollar este proyecto está en la nube de Google, al no contar con computadoras sofisticadas y capacitadas.

Bajo el lema “Cloud Made Simple” (nube simplificada), la expectativa de los jóvenes es desarrollar programas que le permitan a los usuarios interactuar con los cinco sentidos del humano con la tecnología. Por ahora han comenzado con la visión y luego piensa seguir con la voz.

“El siguiente sería audio, que pueda reconocer voces, saber qué está escuchando y así ir con los cinco sentidos”, menciona Ábrego, un joven visionario que espera que su proyecto sea todo un éxito, sobre todo en el área del marketing.

Los jóvenes están enfocados en ser una propuesta de valor para los negocios locales y una apuesta de desarrollo tecnológico en el país. Pero además, creen que tiene mucho potencial para que empresas internacionales la retomen.

El Salvador


VOLVER